a

Más de un millón de recién nacidos muere en las primeras 24 horas de su vida cada año en el mundo, según un informe de Save the Children, y la mitad de esas muertes se podrían evitar “si la madre y el bebé tuvieran acceso a una atención sanitaria gratuita y fueran atendidos por personal cualificado”.

El estudio “Acabar con las muertes de recién nacidos – Asegurar que cada bebé sobreviva”, publicado por Save the Children, demuestra que “las principales causas de las muertes que se producen en las primeras 24 horas son los nacimientos prematuros y las complicaciones durante el parto”. A esta cifra, que preocupa a esa institución, se suman 1,2 millones de niños más que nacen sin vida cada año porque “su corazón deja de latir durante el parto por complicaciones, infecciones de la madre o hipertensión”.

“El primer día de vida de un niño o niña es el más peligroso, y demasiadas madres dan a luz solas en el suelo de sus casas o en el campo sin la atención médica que puede salvar la vida de su hijo. Nos llegan historias horribles, que con mucha frecuencia tienen un final trágico, sobre madres que tienen que caminar horas cuando van a dar a luz para encontrar personal capacitado. Muchas de estas muertes podrían evitarse si simplemente hubiese alguien cerca que se asegurarse de que el parto transcurre de forma segura y que sepa cómo actuar ante una emergencia”, explica David del Campo, Responsable de Cooperación al Desarrollo y Ayuda Humanitaria de Save the Children, en su página oficial.

La mortalidad de los recién nacidos representa el 40% de la mortalidad infantil de menores de 5 años de edad; mientras que 40 millones de mujeres al año tiene partos sin la ayuda de un trabajador sanitario y más de 2 millones están completamente solas en estas circunstancias. Sobre la base de este informe, Save the Children pide a los “líderes mundiales” que se comprometan a formar y equipar al personal para que ningún bebé nazca sin la ayuda necesaria.

Informes sobre los recién nacidos“Este informe muestra que, en 2012, 2,9 millones de bebés murieron dentro de los 28 días de haber nacido: dos de cada cinco muertes infantiles. De ellos, 1 millón de bebés murieron en un plazo de 24 horas, su primer –y único– día de vida”.

Para la institución de carácter mundial, “la crisis es mucho más grande de lo que podríamos pensar”, pues en 2012 hubo otros 1,2 millones de pérdidas trágicas: casos en los que el corazón dejó de latir durante el parto. Estos hechos no son parte del cuarto Objetivo de Desarrollo del Milenio de la ONU, que pretende reducir la mortalidad infantil en dos tercios, “sin embargo, merecen ser contados en el futuro de la salud materna, del recién nacido y de los marcos de salud infantil, sobre todo para comprender los riesgos específicos en torno al parto y al alumbramiento”. Por eso el informe se concentra en los 2,2 millones de muertes de recién nacidos, que se suscitan tanto en el primer día de vida y que alcanzan la muerte durante el parto.

Los datos de Bolivia*
Muertes durante el parto y en el día del nacimiento 2.846
Muertes en el día del nacimiento 1.800
Muerte fetal en el útero 1.046
Riesgo de muerte neonatal en el día del nacimiento (por cada 1.000 nacidos vivos) 7
Muerte fetal intraparto (tasa por cada 1.000 nacimientos) 3.9
Mortalidad intraparto y de mortalidad neonatal en el día de nacimiento (por cada 1.000 nacimientos) 10.61
*Con datos de la División de Población de la ONU y otras fuentes.// PIEB (BO)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top