a

Con apenas 21 días de nacido ya presentaba un cuadro de desnutrición agudo pues pesaba 1.200 Kilogramos y su mamá Viviana Paz, una adolescente de 14 años desesperada  no sabía qué hacer ya que el bebé rechazaba su pecho. La joven madre buscó ayuda y la encontró en el Centro de Recuperación Nutricional Santa Cruz, situado en la avenida Cumavi. Allí los especialistas le enseñaron cómo amamantarlo y paralelamente comenzaron a darle leche instantánea especial para recién nacidos, cada dos horas. A una semana de asistir al centro Ismael aumentó de peso, pues subió a 2.200 y su cuadro está evolucionando favorablemente.

"Mi bebé no tenía ni fuerzas para chupar, lloraba él y lloraba yo porque no sabía qué hacer, pero ahora ya toma mi pecho y también mamadera, está aumentando de peso y espero que en un mes recupere el peso acorde a su edad", comentó la joven madre.

Este es uno de los miles de casos de desnutrición que hay en el mundo y que se encuentran reflejados en cifras en el Mapa del Hambre 2011 del Programa Mundial de Alimentos (PMA). Ese documento señala que en un 27,1% de los niños bolivianos menores de cinco años sufren por la falta de nutrientes necesarios para su supervivencia y desarrollo. A seis meses del presente año no ha habido muchos cambios en esas cifras, aunque si existe mayor conciencia para alimentar a los menores de edad.

Mientras Viviana alimentaba a su bebé, en otro lado del salón de este centro, David y Carmen Salazar alimentaban a sus mellizas Yessica y Yessenia con una papilla salada preparada con 12 clases de verduras. Las infantes ingresaron a este centro también hace una semana pesando siete kilos cuando lo ideal es que tuvieran por los 11 kilos, ya que tiene un año y tres meses.

Niños en Bolivia"Al principio costaba darles las papillas porque las rechazaban, pero ahora piden comida. Sus caritas se ven mejor ya no están ojerosas, aquí nos enseñan a alimentarlos y los miércoles hay capacitación. Estoy agradecida", comentó la madre de las niñas.

Otro caso es el de Alex Guzmán de dos años y cuatro meses y que su peso es de 10 kilos, su progenitora Mariana Alabi contó que el niño vomitaba la comida, pero luego de tres días comenzó a consentir los alimentos.

"Es difícil, dicen que los niños que entran aquí son anoréxicos y que hay que estimularlos para que retomen el gusto por la comida y eso hacemos. Ahora mi hijo está comiendo mejor, no ha aumentado de peso, pero ya dos días que consume sus papillas tanto saladas como dulces", comentó la señora.

También el niño Luis Efraín de 11 meses y su hermana Masiel, reciben alimentos cargados de vitaminas y proteínas para salir de ese grado de desnutrición.

Donación y apoyo. Este centro funciona bajo el mando de la hermana Ana María Escanilla, de las Religiosas Franciscanas Misioneras del Sagrado Corazón y fue construido con el financiamiento de  la ONG Grupo Voluntario civil Italiano (GVC) y además cuenta con el apoyo de la Gobernación y la Alcaldía, la asistencia es completamente gratis.

La hermana explicó que el centro mensualmente trabaja con 40 niños y que el período de tratamiento va desde el mes a mes y medio, pasado ese período el menor de edad recupera los kilos perdidos y deja el centro."Aquí se le da asistencia ambulatoria y de internación, según el grado de desnutrición del niño o niña. El problema por el que estamos atravesando es el tema de contar con los recursos necesarios para comprar los alimentos. La Gobernación nos dota de 33 becas para alimentar a los menores de edad, y cada una tiene un valor de Bs 5.50 por cada chico.

Ese monto se ha visto poco y la hermana mediante solicitud ha pedido a la Gobernación un incremento a Bs 7 u Bs 8.

"Con eso estaríamos tranquilos, porque nos hace falta  comprar más alimentos, las sillas, mesas y demás material lo podemos pedir con donación, pero en el tema de la comida es un monto puntual que requerimos cada mes. Solo en un paquete de leche de 25 kilos pagamos Bs 1.000", añadió la religiosa. Actualmente solo en los alimentos que consisten básicamente en leche, avena y verduras tienen un gasto mensual de Bs 8.000 a Bs 10.000 pero apenas lograr reunir cerca de Bs 7.000.

Estamos esperando una respuesta, ojalá que de 33 becas nos den 40 porque hay necesidad, hay familias que traen a sus niños porque están al borde de la muerte y aquí les enseñamos y restablecemos a los chicos", expresó Escanilla.

Acciones. En abril del presente año la Gobernación cruceña y  el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), firmaron un acuerdo de cooperación Interinstitucional bajo 12 puntos fundamentales y uno de ello fue reducir la tasa de desnutrición de los niños en  1/3 de la cifra actual hasta el año 2025. El mes pasado una quincena de unidades educativas del municipio de Cuevo, uno de los municipios más vulnerables de Santa Cruz, recibió de la Gobernación balanzas, tallímetros, recetarios y material de capacitación, con el objetivo de mejorar los hábitos alimenticios en la población cueveña. El pedido del centro Santa Cruz es analizado por las respectivas instancias.

El cambio climático afecta los cultivos y sembradíos

Según un informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en la actualidad la mitad de los casos de hambre y desnutrición en el mundo tienen que ver con factores medioambientales (sequías, desastres naturales o contaminación de las aguas). A consecuencia del cambio climático, para los agricultores resulta cada vez más difícil acceder a suministros de agua seguros y constantes.

El informe sobre la pobreza 2011 del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) calcula que el costo anual de adaptación al cambio climático en la agricultura en los países en desarrollo oscila entre $us 7.000 millones y $us 12.000 millones al año. Los impactos varían enormemente de un lugar a otro. Los científicos prevén que las temperaturas elevadas beneficiarán a la agricultura de las latitudes septentrionales, mientras que una gran parte de las regiones tropicales áridas y semiáridas afrontarán una disminución de lluvias y escurrimientos, que son muy importantes para reabastecer el agua de los ríos y los lagos. Se prevé que para 2060 los cambios en la precipitación pluvial, la evaporación del agua desde el suelo y la transpiración (el vapor que despiden las plantas) reducirán el escurrimiento en algunas partes del mundo, como el Cercano Oriente, América Central, el norte del Brasil, la zona occidental del Sahara y el sur de África, de Europa, el norte de China, África y otros.

Recomendación: La leche materna es alimento insustituible

Para la doctora Diana Natusch, la lactancia materna es una práctica saludable, sencilla y barata que ofrece múltiples beneficios para el infante.

"Todo niño debe ser alimentado exclusivamente con leche materna durante los seis primeros meses de vida, luego paralelamente recibir alimentos complementarios. Lo ideal es amamantarlo hasta los dos años", señaló la profesional.
La leche materna establece mejor las bases para un buen desarrollo físico, mental y emocional del niño. Una alimentación deficiente en este período causa daños irreversibles en la salud del bebé.

"Sin embargo, no basta con darle el pecho, la madre debe estar bien alimentada, consumir granos, leche, frutas y verduras sobre todo verdes, poca sal y poco condimentos. Alimentarse bien no es caro, pasa que no tenemos costumbres de consumir alimentos ricos en nutrientes. Recuerden que el bebé extrae todo los nutrientes de la madre, esta debe estar fortalecida", puntualizó la médica.// El Día


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top