a


El auge de los precios de los minerales, sobre todo del oro, ha generado una importante ola de migración interna en el departamento de La Paz, donde figuran tres municipios de los 16 mineros, como los principales destinos para los trabajadores. Así lo señala un estudio elaborado por el Instituto de Investigaciones Geográficas y el Instituto de Investigaciones Geológicas y del Medio Ambiente de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

El estudio, denominado “Impacto de la minería en la Estructuración del Territorio. Análisis de la Organización Espacial e Histórica de las Provincias Paceñas”, fue elaborado por Bertha Gozálvez, Néstor Jiménez, Elena Gorinova y Óscar Anzoelaga.

Minería BoliviaAlgunos de sus resultados señalan que “existe un efecto de pertenencia regional hacia el departamento de La Paz por parte de la población migrante, ya que la mayor cantidad de población minera que decide migrar a otro municipio tiene como origen otro municipio del departamento de La Paz”.

Según el trabajo, “también se puede apreciar un efecto de la distancia para la población minera migrante, es decir, que a medida que nos alejamos del departamento de La Paz se observa menor cantidad de población migrante, siendo los principales municipios expulsores de población hacia el departamento de La Paz los que se hallan en el eje central minero La Paz-Oruro-Potosí”.

La dinámica migratoria intermunicipal se halla claramente localizada en torno a los municipios con mayor cantidad de población que se dedican a la actividad de extracción y minas, como Tipuani, Guanay y La Paz.

Sin embargo, el tiempo de permanencia de los migrantes está determinado por la existencia de reservas de mineral en estas zonas auríferas. El número de migrantes por temporada oscila entre 115 y 375 personas.

Otros centros como Aucapata, Cairoma, Cajuata , Charazani , Coro Coro, Coroico, Ichoca, Palca, Pelechuco, Quime, y Yanacachi presentan una migración local, donde la población se moviliza hacia el centro minero más cercano, por lo cual este tipo de migración se da en cortos periodos de tiempo, que en su gran mayoría coinciden con el calendario agrícola de la zona.

“Estas formas de migración vienen relacionadas con el tipo de mineral explotado, como los minerales que han mantenido su cotización en el tiempo, como ser el oro, estaño, zinc y wólfram”, señala el documento.

De acuerdo al Censo de Población y Vivienda referido al Sector Minero de 2001, en el departamento de La Paz había 7.076 hombres y 723 mujeres dedicados a la actividad minera. Pero, estudio señala que esta actividad se incrementó en un 300% en los últimos 12 años -entre 1997 y 2009- periodo en el que el precio del oro pasó de 250 dólares hasta más de 1.000 dólares la onza troy.

La explosión de las actividades mineras se dio en paralelo con el crecimiento de la ilegalidad por lo que barranquilleros, núcleos familiares, sociedades de empresarios y personas individuales e incluso algunos ciudadanos extranjeros se dieron a la tarea de la extracción ilegal de minerales, sobre todo en los ríos de la Cuenca Amazónica.

El trabajo sostiene que las carreteras también modificaron las condiciones de accesibilidad, lo que a su vez, repercutió en las potencialidades de desarrollo regional y su configuración de asentamientos.

Los asentamientos mineros se localizaron en concordancia con las redes viales de los departamentos, la densidad vial está dada en las zonas de actividad minera tradicional, por lo que se constata la débil estructura de comunicaciones al norte de La Paz.

Si bien en departamento de La Paz confronta problemas en materia de infraestructura terrestre, debido a las características geomorfológicas, topográficas, hidrológicas, que determinan la desarticulación funcional, sobre todo con el norte paceño, esta situación es consecuencia de la posición de los gobernantes respecto al desarrollo del departamento, señala el informe.

La selección de las localidades mineras para el estudio obedece a la concentración de la actividad minera en la parte central y en el corredor altiplánico del departamento de La Paz, y coincide con los estudios realizados por el experto Erwing Galoppo, quien identifica la mayor población dedicada a la producción minera en 16 municipios.

Para el caso de estudio fueron elegidos los municipios de Aucapata, Cairoma, Charaña, Chuma, Colquiri, Coro Coro, El Alto, Guanay, Guaqui, Ichoca, Inquisivi, Ixiamas, Charazani, La Paz, Mocomoco, Palos Blancos, Pelechuco, San Buenaventura, Tipuani y Viacha.// PIEB

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top