a

A  la sociedad aún le cuesta comprender por qué una mujer sigue viviendo con su agresor, a pesar de las palizas y las humillaciones al desconocer que, en la mayoría de los casos, la soledad, la desconfianza y la dependencia emocional extrema están detrás de la imposibilidad de romper con el verdugo. La historia de Leidy, una joven madre de 16 años, que murió en su habitación  del barrio Plan Tres Mil "molida a golpes" a manos de su esposo, en un aparente ataque de celos, dejó en clara evidencia cómo ciertas mujeres guardan sus líos conyugales "entre cuatro paredes" sin buscar ayuda profesional o familiar.

Los padres de Leidy comentaron al siguiente día de la muerte de su hija (22 de enero), que escuchaban fuertes rumores de que Milton, el concubino de su hija, bebía demasiado y en ocasiones llegaba hasta a agredirla, pero ella nunca reveló sus problemas y prefirió enterrar sus secretos en su propia tumba. Ahora su pareja, detenida  preventivamente en el penal de Palmasola, enfrenta cargos por el presunto delito de asesinato y su pequeño hijo de dos meses quedó bajo la tutela de los padres de la víctima. 

Maltrato a la mujerTres muertes violentas. En Santa Cruz, tres mujeres perdieron la vida en una semana, violentamente atacadas a golpes por sus parejas, dos en la ciudad y una en provincia. En la ocasión, las víctimas fueron Leidy Claros Rodríguez (16), Nora Vaca Flores (35) y María Meliza Quiroga (25) y sus agresores identificados como Milton Mendoza Espinoza (22), Alfredo Pérez Loza (45) y Miguel Egüez Sosa (42). Los tres autores confesos están recluidos en la cárcel.

La abogada de la Casa de la Mujer, Leyli Cedeño, consideró que los casos de violencia familiar en los estrados judiciales no son tratados como amerita el delito, situación por la cual muchas mujeres dicen sentirse desprotegidas y callan sus agresiones. "Cuando uno denuncia tratan el delito de bagatela porque los mismo fiscales consideran que deben ser resueltos en el seno familiar, sin pensar que a la postre pueden desencadenarse asesinatos”, dijo la jurista, denunciando que el sistema judicial no ayuda a proteger a las víctimas.

El psicólogo Rashid Guardia considera que estos problemas deben ser tratados en responsabilidad compartida entre el Gobierno, la Gobernación y el Municipio para crear políticas preventivas y de educación familiar en la ciudad.

Muertes en cifras. Según el Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (Cidem), el 2011 se registraron 136 muertes de mujeres, 51 producto de inseguridad ciudadana y 85 catalogados como "feminicidio" (cuando el asesinato a la mujer se debe a una cuestión de género). Datos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) contabilizaron que entre enero y octubre del pasado año se registraron 5.081 casos de violencia contra mujeres, ya sea grave o leve. En 2010, el registro fue de 5.278 casos.

Otro balance sobre la situación de violencia hacia las mujeres del Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza, apoyado con cifras de la Brigada de Protección a la Familia de la Policía Boliviana, identificó a Cochabamba como el departamento que mayor número de denuncias de violencia intrafamiliar concentra en el país,  con 33%. Le sigue Santa Cruz con 20% y La Paz con 19%. Estos tres departamentos aglutinan más de 24.189 casos de violencia intrafamiliar, lo que  representa el 71% del total de los casos registrados en todo el país. En tanto, Tarija muestra el mayor porcentaje de casos de violencia física a nivel país, con el 62% y le sigue Pando 61%. Con relación a la violencia psicológica, La Paz registra el mayor porcentaje con 65%, seguido de Santa Cruz con 53%.

Las denuncias. Un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), reveló que “en Bolivia siete de cada 10 mujeres sufren algún tipo de agresión física y verbal de parte de su pareja.

Sobre este punto, la directora ejecutiva de la agencia ONU-Mujeres, Michelle Bachelet, subrayó que más de 600 millones de ellas viven en países que no consideran la violencia doméstica como un delito. Para el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer, cada 15 segundos, en alguna parte del mundo, una mujer es agredida por su pareja en lo que se considera violencia intrafamiliar.

Policías y militares  en la lista negra. De cada 10 casos, dos fueron protagonizados por uniformados de la policía o del ejército, que golpearon a sus parejas o esposas.

Principales causas del feminicidio. Los celos y las violaciones sexuales son los elementos crecientes que provocan el feminicidio. En bolivia.

Se trabaja en una legislación penal

La Asamblea Plurinacional en Bolivia viene analizando desde noviembre de 2011 un proyecto de ley presentado por varias instituciones que sanciona hasta con 30 años de cárcel y sin derecho a indulto las agresiones contra mujeres.

El feminicidio ya se penaliza en Argentina, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, y México, donde el bien jurídico tutelado es la vida misma, que comprende la integridad física y emocional, así como la libertad sexual y personal.

Perú incluye este delito. Perú incorporó el 27 de diciembre pasado a su Código Penal el delito de "feminicidio", muerte de una mujer a manos de su pareja, que será condenado con una pena de cárcel de 15 años, según una ley publicada en la gaceta oficial.

La ley señala que "si la víctima es o ha sido la cónyuge o la conviviente del autor o estuvo ligada a él por una relación tendrá el nombre de feminicidio.

Conozca algunas formas de reconocer el abuso familiar

1   Tu pareja te agrede físicamente. Te empuja, te abofetea, te agarra por el cuello. Te hace pensar que es culpa tuya y que si te portaras de otra manera, no te agrediría.

2  Se pone violento cuando toma demasiado alcohol.

3  Se muestra celoso sin motivo y te interroga cada vez que llegas a la casa.

4  Te critica o se burla por lo que haces o dices, negándote el derecho de expresión.

5  Te obliga a tener sexo, aún en contra de tu voluntad.

6  Sientes que es imposible dialogar con tu pareja porque tienes miedo a sus reacciones que pueda tener.

7  Te pide disculpas y te culpa después de golpearte e insultarte.

8 Te da algo y más tarde te lo echa en cara.

9  Te dice repetidamente que eres mala ama de casa, mala madre, mala esposa o que no trabajas o ganas lo suficiente. Encuentra defectos en mucho de lo que haces o dices.

10  Amenaza con agredirte o con agredir a tus hijos por cualquier motivo.

¿Qué es la violencia intrafamiliar?

Violencia doméstica. Es cualquier tipo de abuso de poder de parte de un miembro de la familia sobre otro. Este abuso incluye maltrato físico, psicológico o de cualquier otro tipo. Se considera que existe violencia intrafamiliar en un hogar si hay una actitud violenta repetitiva, no por un solo hecho aislado.

Tipos de violencia. Los actos considerados como parte de la violencia intrafamiliar son golpes o incidentes graves, insultos, manejo económico, amenazas, chantajes, control de actividades, abuso sexual, aislamiento, prohibición de trabajar fuera de casa, abandono afectivo, humillación y no respeto de opiniones. Todos estos tipos de maltratos se pueden clasificar en físicos, si se atenta contra el cuerpo de la otra persona; psicológicos, si existe el intento de causar miedo, la intimidación o cualquier tipo de insulto, descalificación o intento de control; sexuales, si hay un acto sexual impuesto o en contra de la voluntad de la víctima; y económicos, si no se cubren las necesidades básicas de la persona.

¿Cómo reconocer?

Se considera que si en una pareja o familia, con menos de cinco años de convivencia, ha habido al menos 3 ocasiones de agresión, esa pareja o familia puede estar viviendo violencia intrafamiliar. Como una manera de reconocer si una persona es violenta, se debe identificar si la persona no es capaz de controlarse en una situación de diferencias de opinión. Si la persona reacciona con gritos o golpes para defender su postura, se puede hablar de un agresor.

Factores de la violencia. Se consideran como causas de que una persona sea violenta. Se asocian principalmente al aspecto psicológico y al social. El agresor, generalmente, no tiene capacidad de autocontrol y actúa impulsivamente. Lo anterior puede deberse a experiencias infantiles de violencia que dejaron secuelas en el individuo; también existe la posibilidad de que sea causa de la presión social y el estrés. Los asuntos económicos también pueden ser una causa importante de tensión que genera violencia. Una teoría afirma que cuando algunos hombres no son capaces de generar suficientes ingresos para mantener a su familia, surge en ellos una actitud violenta para demostrar hombría de esa manera, no habiendo podido hacerlo de la otra. Otra teoría también expone que mientras más equilibrado sea el poder del hombre y de la mujer en la familia, o el nivel de preparación de ambos, hay menos riesgos de violencia intrafamiliar.

Otros factores incluyen el uso excesivo del alcohol, enfermedades mentales, autoritarismo y otros.

Tanto el hombre como la mujer son responsables de violencia intrafamiliar. Mientras el hombre es más propenso a maltratar físicamente, la mujer lo hace psicológicamente. De todas maneras, el porcentaje es mucho mayor de parte de los hombres.

Lo importante de todo es saber actuar, dado que en todos los países existen leyes que protegen al maltratado y castigan al agresor y es importante que las personas pidan ayuda antes de que la violencia pueda llevar a la muerte./Fuente: Internet.

Punto de vista. Miriam Suárez Vargas - Directora de la Casa de la Mujer

'Antes el feminicidio era considerado por la Policía como delito de bagatela'

"El asesinato de mujeres, conocido como el feminicidio, no es un problema nuevo, es un problema antiguo, con la única diferencia de que en este momento el nivel de conciencia y sensibilidad que hemos alcanzado las mujeres está ganando conciencia en la población y cada vez las mujeres lo están denunciando. Yo recuerdo que hace 8 a 10 años atrás, cuando por primera vez se hablaba de feminicidio, y realizamos investigaciones, en la Policía nos dijeron que estos asesinatos no habían sido tomados en cuenta porque fueron crímenes cometidos en ámbito privado; por lo tanto, eran calificados como delitos de bagatela, como si la vida de las mujeres valiera tan poco.

Las movilizaciones de las mujeres  y la nueva CPE que reconoce  los derechos de las mujeres a vivir una vida libre de  violencia, han ayudado para que ahora este tema de la violencia, la censura, el castigo, el 'disciplinamiento', como dicen los agresores, salgan a luz  pública. El Estado lo reconoce ahora como un problema de salud pública que debe ser atacado y abordado de esa manera.

Hemos tenido casos de mujeres que han sido asesinadas por sus maridos y que han sido detenidos en la cárcel y luego los hijos de ese matrimonio han abogado para que sus padres recuperen su libertad, pero es una lógica perversa, porque no se puede tolerar más asesinatos".// El Día


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top