a

Su condición física no le permite caminar de corrido más de tres metros por lo que se ve prácticamente obligada a no salir de su casa y permanecer inmóvil en un sillón de su patio.

Las altas temperaturas que se registran en la ciudad también le afectan. Angélica Serrano (43), aún no entiende como es que perdió el control de su peso, aunque cree que su obesidad le fue heredada.

“Siempre fui rellenita pero en los ultimos años empecé a subir exageradamente de peso hasta llegar a este extremo y no he logrado bajar, pese a que ahora me cuido porque mi médico me ha dicho que tengo diabetes avanzada y problemas del corazón. Mi vida diaria es una tortura ya que no puedo caminar y las enfermedades que tengo cada vez se complican. Lo peor de todo es que no cuento con los recursos para sobrellevar este problema”, expresa la mujer que apela a colaboración de la ciudadanía para conseguir una silla de ruedas.

Más allá de la gordura hay problemas internos fatales. La historia de la señora Victoria Llanos es más trágica, ya que aún no logra superar la pérdida de su hija Dolly Gutiérrez, que falleció hace un año a causa de un paro cardiorespiratorio, debido al sobrepeso excesivo que le afectaba.

"Mi hija fue una víctima de la obesidad, que la heredó de mi familia. Pese a los intentos que hizo por bajar de peso no  pudo evitarlo y una emoción fue suficiente para que dejara esta vida a causa de un infarto" confesó la mujer.

Ella también sufrió por el sobrepeso, aunque la diabetes que también le afecta le ha causado una significativa pérdida de volumen.

La sociedad le resta importancia  a los kilos demás. Las historias antes mencionadas se asemejan a las de miles de personas que en nuestro país y nuestra ciudad padecen de obesidad o sobrepeso.

Es que, según expertos en salud pública y endocrinología la sociedad boliviana y cruceña están restando importancia a un problema muy grave como la obesidad y el sobrepeso, que afecta al 80% de la población.

Y  que  no solo se limita a la gordura que se ve a simple vista, sino que también vienen acompañadas de otras enfermedades como hipertensión arterial, insuficiencia hepática, diabetes, artrosis, varices, insuficiencias cardiorespiratorias y hasta cáncer de útero, ovario, mama, colon y próstata, que pueden ser fatales.

Santa Cruz, lidera los índices de obesidad. De acuerdo con el registro que maneja el Servicio Departamental de  Salud de nuestro departamento (Sedes), en Santa Cruz existen por lo menos  320,000 personas afectadas por la obesidad y se estima que el 50% de ellos padecen de diabetes por causa del problema.

Otro problema que preocupa a la dirección de salud es que Santa Cruz es el departamento con el mayor índice de personas obesas, con un 30% de la población que está entre los 25 y 60 años de edad.

La cultura social y la falta de políticas expanden el problema.

Si bien la obesidad es problema heredado genéticamente e inevitable en algunos casos, sus impactos y el sobrepeso no son problemas que estén siendo previstos por las autoridades y por la sociedad cruceña, que poco o nada hacen para evitar las consecuencias. Así lo dice el endocrinólogo Douglas Villarroel.

Según el experto, la cultura social del cruceño está ligada al acompañamiento de la ingesta de comidas que provienen de una industria que induce el consumo de grasas y carbohidratos "Este es un problema también se da a raíz del estilo de vida que lleva nuestra sociedad, que tiene la cultura de reunirse socialmente y que en el mayor de los casos es ante la presencia y el  consumo de alimentos altos en grasas",  manifiesta.

Le restan importancia a los kilos demás. Además de la poca inclinación del cruceño a alimentarse con comida saludable, el experto hace notar la falta de políticas públicas para promover el consumo de alimentos nutritivos y el alejamiento de las comidas chatarras.

"La industria alimenticia y la oferta culinaria tampoco contribuyen a una buena alimentación. Un claro ejemplo es lo que vemos en los colegios, donde el comercio de comidas sanas es casi nula", apunta el médico.

En ese sentido, Villarroel manifiesta que hacen falta políticas públicas que traten de reducir el problema e inciten a buenos hábitos alimenticios y la práctica de ejercicios.

"En nuestra ciudad hace falta un trabajo conjunto de autoridades, empresarios y medios de comunicación para llegar a la población con alternativas saludables, de lo contrario en el futuro vamos a seguir lamentando más decesos no solo por la obesidad sino por todas las enfermedades que conlleva  este problema", concluyó.

"Hace tres años no puedo salir de casa por mi peso. La obesidad es una tortura que me ha dado otras enfermedades . Ya no se que hacer".

"La sociedad cruceña tiene una cultura social en torno a las comidas. Además hay pocas políticas y opciones para evitar la obesidad".

DATOS

Para saber sobre la obesidad

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es una enfermedad compleja caracterizada por la acumulación excesiva de tejido graso en el cuerpo, aumento de peso y sus consecuencias. La obesidad resulta de un desequilibrio entre el consumo y el gasto de energía, aunque también está asociada a factores sociales, conductuales, culturales, fisiológicos, metabólicos y genéticos.

Herencia. De acuerdo con datos mundiales el 80% de los niños son obesos cuando los padres son obesos. El 50% lo será en caso de que uno de los padres tenga problemas de obesidad, mientras que solo el 10% de los niños son o serán obesos  si tienen padres delgados.

Cifras. Un 46 por ciento de las mujeres en edad reproductiva y un 14 por ciento de los adolescentes de Bolivia presentan obesidad o sobrepeso, según el estudio de prevalencia de estas condiciones en el país, La obesidad está presente en el 15 por ciento de las mujeres en edad reproductiva y el cinco por ciento de los adolescentes, mientras que el sobrepeso afecta a un 31 por ciento de mujeres y a un 9 por ciento de jóvenes.

¿CÓMO PUEDE EVITAR LA OBESIDAD? La manera obvia de no llegar a ser obeso, es cuidar el peso corporal a lo largo de la vida, especialmente en aquellos momentos en que muchas personas muestran los primeros signos de empezar a subir de peso. Ejemplos: edad escolar, adolescencia, embarazo, matrimonio, vacaciones, viajes, cuando se deja de practicar un deporte y otros, evitando grasas y carbohidratos y elevando el consumo de ensaladas.// El Día


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top