a


De 14.400 adolescentes y jóvenes encuestadas en tres países andinos, 7% abortó. El estudio sobre sexualidad hecho en Bolivia, Ecuador y Perú revela, también, que 3% (3 de cada 100) sufrió una violación y 2% fue obligado a tener relaciones sin protección.

Los datos corresponden al estudio denominado “Decidiendo con libertad el ejercicio pleno, seguro y responsable de los derechos sexuales y reproductivos en adolescentes, jóvenes y mujeres”, que se realizó, entre agosto y septiembre, en unidades educativas fiscales de los tres países de la zona andina.

“Hemos encontrado altos índices de embarazos no deseados en adolescentes, que son los responsables de la mortalidad materna en Bolivia por los abortos mal practicados”, explicó María Bolivia Rothe, responsable del programa Salud en Bolivia, de la organización no gubernamental (ONG) Louvain Développement.

El estudio comprendió un universo de 4.800 encuestados en cada uno de los países, por lo que en total se entrevistó a 14.400 personas entre los 12 y 19 años.

En Bolivia, la muestra se realizó en La Paz, El Alto y áreas rurales de los departamentos de Tarija y Chuquisaca. En el caso de Perú y Ecuador, se tomó en cuenta a las zonas andinas y costeras.
Hallazgos. “Debe llamar poderosamente la atención a las autoridades de los gobiernos que en los tres países, 7 de cada 100 mujeres jóvenes se sometieron a la interrupción de su embarazo (aborto)”, dijo la investigadora.

En tanto, 2 de cada 100 mujeres adolescentes fueron obligadas por sus parejas a tener relaciones sexuales sin que se les permita el uso de protección o métodos anticonceptivos. “Esto deriva en embarazos no deseados, deserción escolar de las jóvenes; mortalidad materna y la transmisión de enfermedades sexuales”, agregó.

El análisis revela también que 7 de cada 100 entrevistadas mujeres indicaron haber tenido relaciones genitales forzadas con desconocidos. “Eso significa una violación y ese dato debe llamar la atención a la Policía”, reflexionó.

Además, el documento señala que “se evidenció un descenso de la edad promedio de iniciación de la actividad sexual de los y las jóvenes y adolescentes. En regiones tropicales de los tres países que formaron parte del estudio se observó que 15 de cada 100 de los y las jóvenes menores de 14 años, ya tuvieron relaciones sexuales.

La mayoría de los jóvenes, es decir, 60 de cada 100, afirma que iniciaron su vida sexual activa con sus enamorados (as). En otros casos, se menciona que inician su vida sexual con amigos (as) o trabajadoras sexuales (los varones).

La investigadora afirmó que en este caso “se requiere realizar acciones de prevención específica sobre estudiantes a más temprana edad para disminuir las infecciones de transmisión sexual y evitar embarazos no deseados”.

En cuanto al acceso a la información, 5 de cada 10 estudiantes cree que la fuente de información más confiable para hablar de sexualidad son sus padres. Sin embargo, en el estudio se estableció que la mitad de los estudiantes “no conversa con sus padres sobre sexualidad, a pesar que creen que es la fuente más confiable”.

Con base en los datos del documento, el director del programa para América Andina, Paolo Femia, sostuvo que en los tres países, donde se realizó el estudio, se evidencia una falta de conocimientos y prácticas adecuadas sobre derechos sexuales reproductivos.

“Con este estudio proponemos que se realice una atención, capacitación, sensibilización y abordaje del tema, con un enfoque de género y sin discriminación de acuerdo con la edad y prácticas de los adolescentes y jóvenes en relación a su sexualidad”, dijo el especialista.

Otros hallazgos

-Ocho de cada 10 jóvenes dicen que es importante conversar sobre sexualidad.
-Siete de cada 10 consideran insuficiente su conocimiento sobre educación sexual y sexualidad.
-Siete de cada 10 ven insuficientes sus conocimientos sobre derechos sexuales.
-Cerca de la mitad recibió una charla sobre sexualidad.

Metodología del estudio sobre salud sexual y reproductiva

El proyecto “Decidiendo con libertad” realizó un estudio de línea base (estudio de primera medición con fuente primaria) sobre la salud sexual y reproductiva de adolescentes en Bolivia, Perú y Ecuador. En Bolivia, el estudio se realizó en unidades educativas fiscales de La Paz y El Alto, y en las zonas rurales de los departamentos de Tarija y Chuquisaca.

Para la investigación se usó metodología cualitativa y cuantitativa común en los tres países y fue adaptada a la realidad de cada uno de ellos, mediante la aplicación de una encuesta a un total de 4.800 entrevistados (estudiantes de ciclos medio o secundario) en los tres países, entre agosto y septiembre de 2011.

El estudio cuantitativo se desarrolló con la aplicación de encuestas cerradas a adolescentes y jóvenes comprendidos entre los 12 y 19 años de edad. La consulta se aplicó en 40 unidades educativas en cada uno de los tres países de intervención del proyecto. Se usó dos instrumentos: cuestionario de preguntas a grupos focales y entrevistas semiestructuradas.

La medición cualitativa se basó en percepciones de los estudiantes (lo que creen) y sus conocimientos (lo que saben por medio de la enseñanza formal en el colegio o a través de otros medios, y lo que practican).

La muestra es probabilística, estratificada, por tipo de unidad educativa y por conglomerados. En la primera etapa, las unidades educativas fueron seleccionadas con probabilidad proporcional al tamaño de matriculados.  El tamaño de la muestra tiene una confiabilidad del 95% con un margen de error máximo del 2,2%.

El proyecto fue realizado por las organizaciones Asociación Cuna y Esperanza en Bolivia; CIPEP en Ecuador; e INPPARES en Perú. El estudio será presentado hoy a las autoridades del Gobierno,  la cooperación internacional y ONG que trabajan en esta temática.// La Razón

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top