a


María (nombre ficticio) se separó de su esposo porque era muy obsesivo y cada vez la quería obligar a volver a su lado. Un día él se apareció por la casa de los familiares de ella, la sacó a la fuerza a la calle, la golpeó, le disparó dos veces a quemarropa y la mató.  El violento hecho sucedió en julio pasado en la capital cruceña.

Wilma, mientras dormía fue salvajemente golpeada por su exconviviente. Él le vertió ácido nítrico sobre su cuerpo y su rostro. La obligó a tragar el ácido, causándole lesiones gravísimas, que también afectaron a su propia hija. El hombre intentó suicidarla, pero la mujer se salvó de milagro.

Historias como esas engrosan la larga lista de asesinato, feminicidio y muerte  a mujeres del país. En 2010, según la Coordinadora de Proyectos e Incidencia Política del CIDEM, Patricia Brañez, el Observatorio “Manuela” Violencia, Feminicidio y Mujeres en Riesgo, ha registrado a través del monitoreo de prensa a nivel nacional en 24 medios escritos, digitales y agencias noticiosas, un total de 145 asesinatos de mujeres.  De total de casos, 89 son feminicidios y 56 están referidos a asesinatos por inseguridad ciudadana o sin determinar por encontrarse en proceso de investigación. De los 89 feminicidios a nivel nacional, 21 corresponden al departamento de Santa Cruz y 14 a la capital cruceña.

Por otro lado, revela que de los 89 feminicidios, el 52,81% de las mujeres han muerto en manos de sus parejas (feminicidio Íntimo Conyugal); 22,47% han sido víctimas de feminicidio después de haber sido violadas; 18 (20,22%) casos corresponden a feminicidio infantil, entre los datos más importantes.

Los casos van en aumento.
En referencia a los registros del Observatorio “Manuela” del Cidem sobre la gestión 2011,  según Patricia Brañez, entre enero y junio, se han registrado un total de 77 asesinatos, de los cuales  28 corresponden a asesinatos por inseguridad ciudadana y no determinados, y 49 corresponden a feminicidios.

De los 49 casos a nivel nacional, en el departamento de Santa Cruz se han reportado 12 casos (24,49%). Y al igual que las anteriores gestiones, más del 51% corresponden a feminicidios íntimos o conyugales, es decir, las mujeres mueren en manos de sus parejas o exparejas. Por feminicidios sexual se ha registrado un porcentaje similar (24,49%), por feminicidio infantil un 14,29.

"Cabe resaltar que de acuerdo al monitoreo de prensa se registra un asesinato, feminicidio o muerte de mujer cada 3 días en nuestro país", explica Brañez.
Factores. La directora de la Casa de la Mujer de Santa Cruz, Miriam Suárez, afirma que el feminicidio es la muerte de las mujeres “por el hecho de ser mujeres”, son crímenes de odio de los hombres hacia las féminas. Para la Coordinadora de Proyectos e Incidencia Política del CIDEM, las mujeres están sometidas en un sistema patriarcal que las concibe como objetos “descartables” y que justifica y permite utilizar la violencia en el cuerpo de las mujeres hasta asesinarlas.

La psicóloga Margarita Torres afirma que el impacto de la violencia contra las mujeres en su vida cotidiana tiene efectos físicos, psicológicos y la salud integral de las mujeres que también afecta a toda la familia, especialmente a niños, niñas y adolescentes.   De igual forma,  Patricia Brañez sostiene que los casos de violencia extrema (intento de feminicidio) se expresa en lesiones graves y gravísimas, dejando a las mujeres con impedimentos físicos de por vida y por último, después de largas historias de violencia de pareja (concubinos o ex, esposos o ex) las asesinan (feminicidio). Muchos de estos casos quedan en el anonimato porque no son denunciados. 

Trabajan un proyecto de Ley. La abogada del Departamento Legal de la Casa de la Mujer, Lili Cedeño, afirma que en el actual Código Penal no está incorporado el feminicidio como delito; sin embargo, sostiene que la figura penal que existe es el asesinato (Art. 252). Con este recurso jurídico, a decir de Patricia Brañez, los agresores feminicidas y sus abogados revierten sus delitos y los transforman a Homicidio por emoción violenta, es decir por un momento pierde la conciencia y asesina.

Por esta razón, el Cidem-Observatorio “Manuela” junto a varias instituciones y organizaciones del movimiento de mujeres ha elaborado una propuesta para que el Feminicidio sea incorporado en la redacción del Nuevo Código Penal con 30 años de cárcel sin derecho a indulto.  Se derogue el Art. 254 sobre el homicidio por emoción violenta y se eleven las sanciones por lesiones leves, graves y gravísimas.

También propone que el Estado Plurinacional a través del Viceministerio de Igualdad de Oportunidades ponga en marcha una Estrategia de Comunicación que promueva el cambio de actitudes de la ciudadanía para que no tolere la violencia contra las mujeres.  Es decir, es tarea del Estado y todas sus instancias autónomas tomar medidas concretas para erradicar, desnaturalizar y prevenir la violencia contra las mujeres de todas las edades. A juicio de Cedeño, urge ya la reforma a leyes en la violencia a las mujeres y sobre todo reforzar las instituciones públicas que velan los derechos de las mujeres y la sensibilización de la sociedad.

50% De los casos.
Estos son producidos en manos de sus parejas o exparejas, que terminan en la muerte de las mujeres.

145 Asesinatos contra mujeres.
Es el número de casos registrados en el todo el país, durante la gestión 2010.

Santa Cruz registró 35 casos en 2010

De los 89 feminicidios a nivel nacional, 21 corresponden al departamento de Santa Cruz y 14 a la capital cruceña.

PUNTO DE VISTA

Patricia Brañez
Coordinadora de proyectos del Cidem

Las leyes que protegen
los derechos de las mujeres no se cumplen"

Si bien existen leyes que protegen los derechos de las mujeres y específicamente a vivir una vida sin violencia física, psicológica y sexual como la Constitución Política del Estado que garantiza este derecho para las mujeres o la ley 1674 contra la violencia en la familia y doméstica promulgada en 1995, o en el caso del asesinado está el Código Penal en su Art. 252, estás no se cumplen.  Las mujeres continuamos enfrentándonos a un sistema judicial viciado, con sesgos de género, en el que las y los administradores de justicia no creen o no aceptan que las mujeres tenemos derechos.  Esta es la principal razón para que la mayor parte de los casos en juzgados penales los feminicidios queden en la impunidad.  Se da a los agresores penas mínimas amparados en la figura penal del homicidio por emoción violenta o se retarda la aplicación de la norma para que los casos prescriban.  Por otro lado, en las audiencias preliminares los jueces deciden dar como medidas cautelares la detención domiciliaria a los agresores posibilitando que los feminicidas se fuguen.  Actualmente, los servicios con visión feminista son principalmente los de las Organizaciones no Gubernamentales, que tienen larga experiencia en la atención desde un enfoque de derechos de las mujeres.

"Algunos hombres controlan el cuerpo, la forma de vestir y le prohíben a la mujer usar anticonceptivos. Hay un control absoluto sobre el cuerpo de la mujer. Cuando queremos romper ese control que las ahoga inmediatamente se da la violencia".

Miriam Suárez
Directora de la Casa de la Mujer

"Es una lucha contra el asesino y con la Policía, los fiscales y jueces. Para frenar el Feminicidio, es que las alcaldías, gobernaciones y el Estado deben tomar acciones legales porque las normas en actual vigencia son muy permisibles".

Lilí Cedeño
Abogada de la Casa de la Mujer

"Era ultrajada sexualmente por mi esposo cuando llegaba borracho,  cada fin de semana. Me sentía humillada no sabe cuánto, pero gracias a la ayuda de la Casa de la Mujer pude denunciar el hecho y salir adelante de ese terrible abuso".             Víctima Anónima       // El Día

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top