a

Un reporte del Laboratorio de Física de la Atmósfera (LFA) de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) sostiene que el índice de Radiación Ultravioleta (RUV) para el mes de junio muestra un valor moderado; sin embargo, dos especialistas recomiendan proteger la piel del sol y el frío.

Bolivia Informa

El sol sigue alejándose de nuestra región y la previsión del índice de RUV en el mes de junio proporciona valores mínimos: 8 para La Paz y el altiplano; 7 para Cochabamba y los valles; y 6 para Santa Cruz y los llanos orientales”, señala el informe del LFA.

Según estos parámetros, la entidad recomienda que la población que vive en el altiplano no se exponga directamente al sol por más de 19 minutos; máximo 21 minutos en los valles y hasta 26 minutos en el oriente.

En el invierno, la población tiene la sensación de que los RUV son más fuertes debido a que los días son soleados y el astro rey se deja ver porque hay menos nubosidad, explica Francesco Zaratti, director del LFA.

Pero, agrega, lo cierto es que la intensidad de los RUV es más baja porque el sol se está alejando. “Lo que sucede es que debido al frío la gente tiende a ponerse al sol por más tiempo y por eso la dosis puede llegar a ser más elevada que en el verano”, dice.

Por tal motivo, la recomendación es “no exponerse al sol en las horas pico, que en invierno van de 11.00 a 14.00 y lo importante es cubrir la cabeza con sombrero, los ojos con lentes y la piel con ropa de manga larga.

Zaratti recuerda que “no hay que olvidar que en el invierno el sol no calienta pero sí quema” y que los efectos de los rayos ultravioleta son “acumulativos”, es decir, “los daños se manifiestan después de años; el problema más común es el cáncer de piel”.

Si bien en Bolivia no existe una institución que cuantifique los casos de cáncer, Zaratti pone como ejemplo a Ecuador, un país con características atmosféricas similares a las de Bolivia, donde el cáncer de piel es el segundo en incidencia entre las enfermedades cancerígenas, con un 37% de casos.

El dermatólogo Johnny de la Riva explica que el color de la piel, más oscura que clara en la mayoría de los bolivianos, es un factor de protección natural; las personas de piel blanca son los que tienen que tener mayor cuidado y por eso hay países, como los europeos, que registran un mayor nivel de casos de cáncer de piel.

Frío. De la Riva advierte que en época de invierno no sólo hay que cuidar la piel del sol, sino también del frío. Dice que lo importante es mantenerla hidratada y para ello sugiere usar productos naturales, cremas, lociones o protectores solares, en este último caso asegura que el factor de protección solar (FPS) debe ser igual o mayor a 30.

Según el especialista, en tiempo de invierno la piel está más sensible, principalmente en ciudades como La Paz y El Alto que están a más 3.500 metros sobre el nivel del mar, donde tiende a resecarse con más facilidad.

En Estados Unidos, según un informe de BBC Mundo, la Administración de Alimentos y Fármacos aprobó un nuevo reglamento para regular la venta de protectores solares. “A partir de ahora sólo los filtros solares que ofrezcan un factor FPS de 15 o más podrán presentar en su etiquetado indicaciones como “ayudan a prevenir las quemaduras de piel y envejecimiento prematuro” o “ayudan a reducir los riesgos de cáncer del piel”, dice la nueva norma.

Datos sobre protectores

EEUU, según la BBC, actualmente está considerando permitir o no la venta de productos con un FPS de 70, 80 o 100, porque los estudios han demostrado que estas lociones no ofrecen más protección que aquellas con un SPF de 50.

Productos naturales ayudan a la hidratación

Además del uso de protectores solares con un factor igual o mayor a 30 FPS, el dermatólogo Johnny de la Riva recomienda usar productos naturales para hidratar la piel en la época invernal. “El aceite de jojoba, de oliva o el contenido de vitamina E son recomendables para mantener la piel hidratada en esta temporada”, sostiene el especialista.

Añade que aunque la capa de ozono de la atmósfera protege al ser humano de gran parte de la radiación solar, en este período de frío los rayos pueden atravesar esta capa y causar problemas en la piel. En ese sentido menciona que los protectores ayudan a cuidar la piel del sol y del frío pero que la recomendación es que el factor sea mayor o igual a 30 FPS.

En el caso de las mujeres menciona que, después de quitarse el maquillaje, es también importante utilizar una loción hidratante restauradora que se haya producido en base a avena y urea (este último componente no debe ser mayor al 10% en el producto).

Señala que también es efectivo utilizar infusiones de manzanilla para desinflamar la piel que hubiera sido afectada por el sol o el frío. “Sólo así la piel llegará hidratada a la época de verano”.

La Razón


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top