a

(Bolivia informa).- Figura de significativo relieve en las letras bolivianas es el polígrafo-humanista don Santiago Vaca Guzmán. Nació en Sucre en 1846; se doctoró en leyes en la Universidad de San Francisco Xavier. Debido a la persecución del gobierno de Agustín Morales tuvo que huir  a Buenos Aires a la edad de 24 años, donde organizó su hogar y realizó una intensa vida intelectual en servicio de Bolivia.

Espíritu muy culto, su vasta producción está repartida en todos los géneros literarios a a través de un estilo brillante y castizo, por lo que se le considera uno de los clásicos de las letras nacionales. Fue novelista, crítico-literario, economista, historiador, geógrafo, internacionalista y periodista; además, dibujante, pintor y grabador.

Como crítico-literario, escribió “LA LITERATURA BOLIVIANA”, 11883, primer examen serio de la historia literaria de nuestro país; es “un libro cimero donde pocas veces suelen juntarse la penetración del análisis, con la belleza melódica de una prosa refinada”. Hizo también un estudio crítico sobre los principales poetas hasta su época en “LA POESÍA ALTOPERUANA”.Escritores bolivianos

Como hombre de leyes, su nombre alcanzó un prestigio culminante, tanto en la esfera de la diplomacia como en la abogacía, con la sobras: “BOLIVIA, ORIGEN DE SU NACIONALIDAD Y SUS DERECHOS TERRITORIALES”, 1882, y “LA MUJER ANTE LA LEY CIVIL, LA POLÍTICA Y EL MATRIMONIO”, 1882.

Como novelista fue el iniciador de la novela romántica a imitación de los autores franceses del siglo XIX. Sus novelas que hoy tal vez no gusten, están bien trazadas y escritas. Por orden cronológico tenemos: “AYES DEL CORAZÓN”, 1867; “DÍAS AMARGOS”, 1886; “SIN ESPERANZA”, 1891.

El ilustre varón vivió siempre con el espíritu y el corazón puestos en Bolivia. Defendió la heredad nacional de su obra “LA USURPACIÓN EN EL PACÍFICO”, 1879. utilizó su pluma de periodista para combatir los desaciertos gubernativos de Mariano Melgarejo y Agustín Morales, desde las columnas de sus diarios LA PATRIA y EL PORVENIR.

Nuestro talentoso escritor murió en Buenos Aires en 1896.

“Ninguno de los escritores bolivianos ha podido llevar una vida uniformemente literaria. Ninguno ha podido sustraerse a la acción deletérea de los acontecimientos de su época. Casi todos los acontecimientos de su época. Casi todos han sido actores de la tragicomedia. En sus frentes se ven las señales de las heridas profundas que dejan en el alma la proscripción, los pesares y una existencia trabajosa”. (Gabriel René Moreno)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top