a

En diez días de conflictos sociales y políticos tras las elecciones generales del 20 de octubre, el sector industrial ha perdido 1.000 millones de bolivianos, siendo Santa Cruz el departamento más golpeado en términos regionales. Se advierte además que la falta de insumo pone en riesgo la industria farmacéutica.

La información fue proporcionada a ANF por el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, quien señaló que al interior de la industria nacional hay realidades sectoriales y regionales, pero que sin duda los rubros más golpeados han sido la agroindustria en el oriente boliviano, el turismo y las bebidas alcohólicas. "En diez días en Santa Cruz no se ha vendido una sola botella", dijo.

"Las pérdidas acumuladas suman 10 mil millones de bolivianos, considerando una pérdida de Bs 10,3 millones al día. Y, eso ya no se puede recuperar", señaló.El presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic.

Blazicevic dijo que al momento de evaluar el impacto del clima de conflictividad social y política se puede evidenciar que el sector agroindustrial de Santa Cruz ha sido uno de los más golpeados debido al paro "secante" que se cumple en ese departamento.

"Se registran pérdidas enormes; la industria del turismo también está sufriendo consecuencias (...). El presidente de Cifabol (Cámara de la Industria Farmacéutica Boliviana) ha explicado que tiene dificultades en la logística de la cadena de frío, hay complicaciones en la logística, hay medicamentos para la diabetes o diálisis que no pueden tener cadenas de frío y no pueden sufrir demoras", explicó.

Dijo que, sin ánimos de alarmar a la población, se conoce que la industria farmacéutica enfrenta problemas con los insumos esenciales para la fabricación de medicamentos.

En cuanto a los alimentos procesados, jugos, energizantes, gaseosas y otros dijo que "se están dando modos de llegar a los puntos de abastecimiento".

Consultado cómo recibió el sector industria el informe oficial del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) sobre el crecimiento interanual del 3.38% del Producto Interno Bruto (PIB) y el no pago del doble aguinaldo, dijo que con alivio.

"No soy alguien que me alegre por no haber crecido, deberíamos entristecernos de tener un crecimiento del 3.39 en relación al 4.2% que tuvimos el 2018, no deja de ser un alivio no pagar el doble aguinaldo, nos alivia una planilla que representa el 8,2% del total de las planillas y representa un alivio para la pauperada economía de los industriales", sostuvo.

El decreto supremo 1802 de 2013 establece la obligación del pago del doble aguinaldo al sector público y privado cuando el crecimiento interanual llegue al 4.5% o más del PIB, lo cual ha sido rechazado por el sector empresarial por considerarlo una medida perversa que desincentiva a la inversión y la formalidad. También observaron que las empresas públicas tienen un tratamiento especial, pues pagan el beneficio solo si generan utilidades.// Opinión

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top