a


Acostumbrar al paladar desde niño a un punto justo de sal es un buen gesto que podemos transmitir a los más pequeños. Ya siendo adultos, el truco está en saber cocinar y sacar el máximo partido a las recetas prescindiendo de la sal. Estos sencillos consejos son útiles para reducir la sal en la dieta sin darse cuenta.

Cuando la intención es comer con menos sal sin renunciar al sabor, nada mejor que cocinar las verduras al vapor. Al no estar en contacto con el agua, las sales minerales del alimento que en gran medida son las que dan el sabor, no se diluyen. También puede añadir una pizca de sal al alimento una vez que esté cocinado y no durante su elaboración, te ayudará a limitar la cantidad de sal que ingieres.

Por último una forma de reducir la cantidad de sal y enriquecer en nutrientes los platos es utilizar gomasio, una mezcla de sal y semillas de sésamo, como aderezo de ensaladas, cremas, purés, etc.// OpiniónConsejos de cocina

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top