a


La cartera de préstamos al sector productivo creció, en el primer semestre del año, en 372,1 millones de dólares y la mayor parte llegó a la industria manufacturera, según un informe de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

La cartera de créditos destinada a las empresas -gran empresa, pequeña y mediana (pyme) y micro- del sector productivo suma 3,679 millones de dólares o al 28,2% del total de la cartera.

Los bancos colocaron  320,8 millones de dólares, las entidades especializadas en microfinanzas  50 millones de dólares y  las cooperativas y mutuales lo restante. 

De acuerdo con la ASFI, durante el primer semestre de  2014, en la cartera de préstamos para el sector productivo destacan los subsectores de la industria manufacturera con 243 millones de dólares, agricultura y ganadería con 110 millones de dólares  y construcción con 29 millones de dólares, como los de mayor crecimiento.

Economía en BoliviaLas empresas productivas clasificadas como gran empresa demandan crédito en mayor proporción para capital de operaciones, mientras que las microempresas y pyme requieren préstamos para capital de inversión, lo cual se explica   por el gran número de nuevos emprendimientos en este sector, que son atendidos con fondos del microcrédito y pyme, señala la ASFI.

El Gobierno espera triplicar, en cinco años,  los créditos productivos del sistema financiero  y llegar a 9.000 millones de dólares, tras la rebaja de las tasas de interés para estos préstamos.

"En cinco años, se llegará a contar con una cartera de créditos  de unos 18.000 millones de dólares, si (el sistema financiero) sigue con el crecimiento actual.  Y el 60% -unos 9.000 millones de dólares- estaría en el crédito productivo, tres veces más de lo que tenemos hoy día”, explicó  el 10 de julio el viceministro de Pensiones, Mario Guillén.

El 9 de julio  el Gobierno aprobó el  Decreto Supremo 2055, que fija las tasas de interés máximas para créditos productivos en tres grupos; el 6% para  empresas grandes y medianas; 7% para la pequeña empresa y 11,5% para la microempresa.

Cartera total y mora

La cartera total del sistema financiero asciende  a 13.063 millones de dólares y aumentó en  865.8 millones de dólares en los primeros seis meses del año (7,1% más).

Según tipo de préstamos, el microcrédito muestra una mayor participación con 28,6% del total de la cartera de créditos y le siguen en orden de importancia la pyme con 21,8%, vivienda con 20%, los créditos empresariales con 17% y los de consumo con 12,6%.

La cartera en mora registró un saldo de 199,3 millones de dólares, que superan en 18,5 millones de dólares  a la cifra de  diciembre de 2013, y que equivale a 1,5% de la cartera. Las previsiones constituidas llegaron a 412,7 millones de dólares.

Los indicadores financieros   del sistema

Utilidad El sistema financiero obtuvo en el primer semestre 127,2 millones de dólares de ganancia neta.

Margen La Rentabilidad sobre Activos (ROA) alcanzó a 1,02% y la Rentabilidad sobre el Patrimonio (ROE) a 14,6%.

Patrimonio Asciende a 1,773.5 millones de dólares.

Hay 1,3 millones de prestatarios y disminuye  la tasa de interés

A junio de 2014, el número de prestatarios llega a 1,3 millones de empresas y personas que han accedido al crédito en el sistema financiero, según el informe semestral de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

A diciembre de 2005, sólo había   530 mil empresas y personas con financiamiento.

De acuerdo con la ASFI, el  63%  de los préstamos fue canalizado por las entidades especializadas en microfinanzas, lo cual muestra  la importancia del microcrédito y la generación de  una mayor inclusión financiera.

Con la nueva Ley de Servicios Financieros, ahora el sistema cuenta con tres bancos pyme (pequeñas y medianas empresas): Los Andes, el Fondo de la Comunidad y Ecofuturo.

Tasas de interés

Hasta el primer semestre, las tasas de interés para algunos tipos de préstamos disminuyeron con respecto a diciembre 2013 y ahora, con el decreto reglamentario de la Ley de Servicios Financieros, deben bajar más.

Por ejemplo, en  los créditos empresariales la tasa se redujo de 6,58% a 6,36% y para las pyme de 8,50% a 8,16% en el sistema bancario.

En los Fondos Financieros Privados,  ahora convertidos en bancos,   la tasa de interés para financiamiento a las pyme había disminuido de 12,37% a 9,96% y en el microcrédito de 20,85% a 19,01% en el período de análisis.

Con el Decreto Supremo 2055, las tasas productivas para  empresas grandes y medianas son  del      6%; para la pequeña empresa, 7%;   y para la microempresa, 11,5%.

Para los ahorristas, la tasa que pagan los bancos por los depósitos mejoró en los primeros seis meses del año.

La tasa para las cajas de ahorro, en diciembre de 2013, era de 0,95% y de 2%, en promedio, por un Depósito a Plazo Fijo (DPF). 

En junio, la tasa en el primer caso  subió levemente a 0,99% y en el segundo a   4,75%.  El decreto 2055 fija 2% para caja de ahorro y desde 0,18% a 4,10% para los DPF, según los plazos.// Página Siete (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top