a


Cerca de un centenar de palestinos murieron ayer en bombardeos en Gaza, en la que es hasta ahora la jornada más sangrienta de la ofensiva bélica emprendida por Israel el 8 de julio, en medio de nuevas expectativas de un posible alto al fuego humanitario, que no acaba de llegar.

Durante la noche del lunes y al despuntar el alba de ayer, la marina de guerra, la aviación y la infantería israelíes recrudecieron los ataques en todo el territorio de la Franja, incluido el centro de la ciudad de Gaza, informó Efe.

Viviendas, centros de prensa, zonas de cultivo y mezquitas fueron alcanzados por morteros y misiles israelíes, que causaron la muerte de al menos un centenar de personas y heridas de diversa consideración a 500 más.

Los bombardeos afectaron a varias viviendas del campo de refugiados de Al Bureij, en la región central de Gaza, donde perecieron 17 personas.

Guerra en el mundoEntre ellos, el alcalde del vecindario, Anis Abu Shamalah, varios menores y mujeres.

El Ejército israelí atacó también la residencia de Ismail Haniye, el ex primer ministro de Hamás y vicepresidente del movimiento islamista, que fue completamente destruida, así como oficinas de medios vinculadas al grupo.

Además dejó a la población, calculada en 1,8 millones de habitantes, en la oscuridad al atacar e inutilizar la única central eléctrica de la Franja, que tras resultar incendiada suspendió su actividad.

Según explicó a Efe una fuente del Ministerio de Infraestructuras de la Franja, aviones israelíes dispararon contra un tanque de almacenamiento de combustible en las instalaciones de la planta.

Responsables de la compañía eléctrica advirtieron de que la planta “quedó inútil” y dejó de producir electricidad en un territorio donde solo el 20 por ciento de la población disfrutaba de cuatro horas diarias de suministro.

Además, varias líneas eléctricas procedente de Israel también han sido dañadas durante la ofensiva, elevando la alerta sobre la situación de emergencia humanitaria de la población y con el riesgo de que la escasez de energía afecte a la prestación de servicios médicos de urgencia.

Las sirenas siguieron sonando ayer en regiones del sur de Israel alertando del disparo de cohetes por milicias palestinas, que desde el inicio de la operación superan los 2.600, según informó el Ministerio de Defensa israelí.// El Diario (NET)

 

Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela apoyan a Palestina

Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela respaldaron hoy a Palestina y condenaron de manera "enérgica" el uso "desproporcionado" de la fuerza por parte de Israel en la franja de Gaza, al tiempo que llamaron a la comunidad internacional a ejercer la "debida presión" para que se produzca un alto el fuego.

Los cuatro países "condenaron de manera enérgica el uso desproporcionado de la fuerza por parte del Ejército israelí en la franja de Gaza, que afecta mayormente a civiles, incluyendo niños y mujeres", en un comunicado emitido al término de la Cumbre del Mercosur en Caracas, al que pertenecen todos ellos y Paraguay.

"Condenaron igualmente cualquier tipo de acciones violentas contra poblaciones civiles en Israel", indica el texto.

Los firmantes expresaron su "profunda preocupación por el deterioro de la situación humanitaria resultante del conflicto" e instaron a respetar el derecho internacional y a "un inmediato levantamiento del bloqueo que afecta a la población de Gaza".

Masacre en GazaEn la jornada más sangrienta desde el inicio de la ofensiva israelí contra Hamás en Gaza, que con 100 víctimas en menos de 24 horas elevó el número de muertos a 1.184, según la última actualización de fuentes médicas, la maquinaria diplomática se mantiene en marcha sin lograr poner coto al conflicto.

Ante esta situación, los cuatro países llamaron a "ejercer la debida presión en favor de un cese el fuego inmediato y duradero y a la pronta restauración del diálogo como única salida al conflicto, a la vez que reiteraron su apoyo a la solución de dos estados viviendo en paz y seguridad dentro de fronteras internacionalmente reconocidas".

Además, respaldaron los esfuerzos de la Secretaría General de la ONU y de Egipto para acabar con los enfrentamientos.

Durante su intervención en la cumbre, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, manifestó "la más vehemente condena" al uso desproporcionado de la fuerza de Israel en la franja de Gaza, llamando a un alto el fuego "inmediato, abarcador y permanente entre las partes".

El gobernante venezolano, Nicolás Maduro, anfitrión de la cumbre, también subrayó el "sentimiento profundamente humano de solidaridad con el pueblo palestino de exigencia del cese el fuego" y llamó a que "se retomen los caminos de las conversaciones para la paz y el respeto de derecho del pueblo palestino a vivir a existir".// El Día (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top