a

El Presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales, reafirmó la demanda internacional presentada ante el Tribunal Internacional de Justicia, con sede en La Haya, por una salida soberana al mar y expresó su confianza en que Bolivia “va por buen camino” y, en ese sentido, dio a conocer que respetará los procedimientos del máximo tribunal de la humanidad.

"Por ello este 23 de marzo tiene algo especial, algo que lo hace único y es que rindiendo homenaje a Eduardo Abaroa, reafirmando con mayor responsabilidad la demanda boliviana ante la Corte Internacional de Justicia como un escenario pacífico y efectivo establecido por la comunidad internacional para restituir los derechos históricos de los pueblos", declaró Morales.

"Este 23 de marzo lo recordamos bajo esos vientos de paz y de esperanza entre pueblos que saben reconocer sus temas pendientes pero que respetan y someten sus diferencias a espacio de justicia internacional"

En un discurso de 20 minutos, el presidente boliviano presentó la argumentación histórica para la demanda marítima boliviana, reivindicó el carácter pacifista del pueblo boliviano y estableció las diferencias entre el proceder de las autoridades bolivianos y los grupos de poder chileno.

El mar es de BoliviaEvo Morales en la plaza Abaroa en los 135 años de la pérdida del Litoral | La Paz 2014

“Nunca renunciaremos al diálogo chileno sobre todos los temas pendientes buscando encontrar formulas para un acceso soberano al Pacífico”, dijo el Primer Mandatario.

El Primer Mandatario ha apelado a un discurso en el que ha señalado que Bolivia planteará en los foros internacionales que no puede haber países sin acceso al mar y pidió que la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ofrezca soluciones a Bolivia, más si se considera que América Latina y el Caribe se han declarado zona de paz.

“Si un dictador como Pinochet propuso en los años 70 una salida al mar, esperamos que un gobierno democrático socialista democrático pueda hacer realidad este derecho en pleno siglo XXI”, dijo Morales al referirse al abrazo de Charaña de 1975, protagonizado por los presidentes defactos, Augusto Pinochet y Hugo Banzer, y que derivó en la propuesta de una salida soberana boliviana al Pacífico.

En ese marco, Morales ha dejado por sentado que el primer tema de la agenda con Chie es la demanda de acceso soberano al Pacífico, pero planteó que hay otros asuntos pendientes: la ocupación del río Lauca, el diálogo por el Silala o la reparación que Bolivia por el daño que se inflinge a los exportadores bolivianos en el puerto de Arica.

La argumentación boliviana
Las y los bolivianos conmemoran este 23 de marzo el Día del Mar, un homenaje a la resistencia protagonizada por el mayor héroe civil boliviano, Eduardo Abaroa, en el pueblo de Calama, hace 135 años cuando tropas chilenas ocuparon el departamento boliviano del Litoral.

El presidente boliviano leyó un discurso en el que recordó que en enero de este año, el Tribunal Internacional de La Haya falló a favor de la República del Perú, donde establece que Chile “tenía un territorio más reducido”.

“La Corte Internacional sentenció que Chile obtuvo la independencia de España en 1918 y Perú en 1821 y que en el momento de la independencia ni Chile ni Perú eran vecinos, sino el territorio de Charcas”, dijo el presidente Morales.

Luego el Primer Mandatario hizo un recuento de la actitud de Chile, en principio reconociendo la zona marítima boliviana y luego, bajo la influencia de los grupos de poder y capitales ingleses, con una actitud para expandirse territorialmente después de que se conocieron las ingentes reservas de guano y salitre en el territorio boliviano

“Para lograr una verdadera integración de dos pueblos hermanos, que siempre han compartido tradiciones, historia, cultura, hermandad y complementariedad, primero se deben curar las heridas que fueron causados en el pasado por intereses de empresas extranjeras en contra de los dos pueblos hermanos”, dijo Morales al conmemorar el Día del Mar.

Al final de su discurso, Morales dijo que su gobierno ha lanzado la señal más clara en demanda de una salida soberana al Pacífico y expresó su confianza en sentido de que el proceso iniciado en La Haya "va por buen camino"

Evo Morales: "Recuperaremos nuestro mar con soberanía, estamos en el camino correcto, vamos bien"

El periódico digital Oxígeno.bo publica la transcripción del discurso del presidente Evo Morales, pronunciado hoy en el Día del Mar, desde la plaza Abaroa. "Este 23 de marzo lo recordamos bajo esos vientos de paz y de esperanza entre pueblos que saben reconocer sus temas pendientes pero que respetan y someten sus diferencias a espacio de justicia internacional"

Este es el discurso de 20 minutos leído por el presidente Morales, este domingo y que fue enviado por la agencia ABI:

"Hoy 23 de marzo, fecha en que nuestro pueblo recuerda el Día del Mar, en éste día saludo la lucha, la rebeldía, la resistencia de nuestro pueblo que durante más de un siglo no renunció ni renunciará a la paz, a la integración y a nuestro retorno soberano al océano Pacífico.

Bolivia nació a la vida independiente con un Litoral sobre el océano Pacífico de 400 kilómetros de costa y 120 kilómetros cuadrados del río Loa hasta Pajoso, la posesión de este territorio se dio muchos siglos atrás cuando la cultura Tihuanacota y su influencia se extendieron hasta el mar. Por su parte, la República de Chile nació a la vida independiente un territorio más reducido desde luego con una frontera diferente de la que poses en la actualidad.

Las primeras constituciones chilenas identificaron claramente que el límite norte de ese país era el despoblado de Atacama, donde comenzaba el territorio boliviano. En la sentencia de la propia Corte Internacional de Justicia, en la demanda marítima Perú y Chile del 22 de enero del 2014, se menciona lo siguiente:

Chile obtuvo su independencia de España en 1818 y Perú lo hizo en 1821, en el momento de la independencia Perú y Chile no eran estados vecinos, situado entre los dos países estaba el estado colonial de Charcas, que a partir de 1825, se convirtió en la República de Bolivia, desde la creación de la república hasta 1840, la codicia de las empresas extranjeras no se habían manifestado, esto cambió cuando se descubrieron los ricos depósitos de guano y salitre en las costas del Litoral boliviano, pese a las acciones expansionistas e invasivas que realizó Chile entre 1842, y 1857, el Litoral boliviano fue reconocido por Chile al establecer sus límites en cuatro de sus constituciones reafirmando la existencia de nuestro Litoral en el Tratado de Límites del 10 de agosto de1866, que establecía como frontera territorial entre ambos países, el paralelo 24 grados, posteriormente, ocho años después se firmó un nuevo Tratado, en fecha 6 de agosto de 1874, que ratificaba los límites establecidos de 1866.

El proyecto expansionista de Chile se concretó con la invasión efectuada el 14 de febrero de 1879, por tropas chilenas al puerto boliviano de Antofagasta, de ahí fueron adentrándose en el departamento del Litoral hasta que encontraron la primera resistencia boliviana en el poblado de Calama.

El 23 de marzo de ese año un grupo de 135 valientes bolivianos armados con 34 rifles y algunas carabinas se organizó para detener el avance de las fuerzas invasoras de más de 1.500 hombres, ese reducido pero valiente grupo de bolivianos se encontraba presente Eduardo Abaroa a quien le solicitaron retirarse y este con valentía respondió 'soy boliviano, esto es Bolivia, aquí me quedo'.

Y no sólo recordamos en Bolivia esta fecha sino en todas partes del mundo donde hay bolivianos, incluso en Chile pues desde el 10 de abril de 2007 el gobierno chileno a la cabeza de la presidenta Michelle Bachelet instaló una placa recordatoria en su honor en el regimiento Topater.

Eduardo Abaroa hoy es sinónimo de mar, un mar noble para los pueblos del mundo y es que Abaroa es un mártir de una invasión que nunca debió haber sido pues los pueblos no se invaden, son los grupos de poder guiados por intereses económicos los que han hecho y hacen hoy en día la guerra.

A fines del siglo XIX intereses expansionistas y colonialistas impulsados por empresas extranjeras enfrentaron a nuestros pueblos donde miles y miles de hombres murieron, todos victimas del horror de la violencia bélica y la codicia de las empresas. La ambición de la oligarquía chilena, los capitales ingleses enfrentó a 3 países hermanos vecinos Bolivia, Perú y Chile.

El 23 de Marzo de 2014, un día especial para hermanas y hermanos bolivianos, hoy a comienzo del siglo XIX en nuestra misma América soplan otros vientos, somos un continente sin guerras ni confrontaciones, que buscamos solución pacífica a la injusticia histórica, somos naciones que recuperaron la democracia a favor del protagonismo de los pueblos, nuestros países eligen a sus autoridades y se gobiernan por la decisión de su pueblo, de sus naciones y de sus movimientos sociales.

América Latina y el Caribe han sido declarados como zonas de paz gracias a la voluntad de sus autoridades que han decidido escribir su historia sin tutelaje mientras la OTAN interviene militarmente a países soberanos, la UNASUR ha evitado golpe de Estado y conflictos de distinta noble.

Son tiempos de pueblos y no de imperios, son tiempos de los que ya no se admiten decisiones de los centros imperiales para obtener ventajas de nuestros recursos naturales y menos para sentar a pueblos hermanos, a pueblos vecinos, son tiempos en los que nuestras naciones han consolidado esquemas de integración regional que facilitan nuestra convivencia pacífica, nuestro desarrollo y nuestra fe en valores compartidos como la justicia.

Este 23 de marzo lo recordamos bajo esos vientos de paz y de esperanza entre pueblos que saben reconocer sus temas pendientes pero que respetan y someten sus diferencias a espacio de justicia internacional.

Por ello este 23 de marzo tiene algo especial, algo que lo hace único y es que rindiendo homenaje a Eduardo Abaroa, reafirmando con mayor responsabilidad la demanda boliviana ante la Corte Internacional de Justicia como un escenario pacífico y efectivo establecido por la comunidad internacional para restituir los derechos históricos de los pueblos.

El sólo haber demandado ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya que Bolivia tiene el derecho a un acceso soberano al mar es un acto de justicia, la realidad de la historia han demostrado que sí existen temas pendientes que deben ser resueltos por mecanismos pacífico o una razón de hacer crecer las armas de los ejércitos, el mar boliviano será un mar pacifista, un mar propio de un estado que promueve la paz, un Estado pacifista no puede promover un mar excluyente, no puede promover un mar privado, el Estado pacifista propone ante el mundo un mar para los pueblos, el mar boliviano ayudará a recuperar la fe y la capacidad de las mujeres y hombres de nuestro tiempo, de nuestra generación, debemos ser capaces de resolver un centenario problema que atormentó a nuestros padres y abuelos, pero que podremos salvarlo y enseñarlo a nuestros hijos y nietos como el mejor regalo de paz y buena voluntad de pueblos hermanos.

Mar y Madre Tierra, la Madre Tierra no marcó fronteras para los pueblos hermanos, como los aymaras, urus de la Cordillera de Atacama, los territorios originarios se alteraron por la colonia, la república, la tierra y la dictadura, tampoco lo hizo para millones de hermanos chilenos, peruanos y bolivianos que viven, transitan y trabajan en una zona generosa con su riqueza. La Madre Tierra siempre ha tenido salida al mar y ella emerge del mar.

Solidaridad del pueblo chileno, realmente quiero destacar y agradecer la actitud, el aprecio, el compromiso y el cariño del pueblo chileno por sus manifestaciones de acompañamiento y de apoyo al haber expresado en diversas oportunidades, especialmente este pasado 11 de marzo, su solidaridad para devolver a Bolivia una salida soberana al océano Pacífico para terminar nuestro injusto enclaustramiento, para lograr una verdadera integración de dos pueblos hermanos que siempre han compartido tradiciones, historia, cultura, hermandad y complementariedad, primero se deben curar las heridas que fueron causado en el pasado por intereses de empresas extranjeras en contra de los dos pueblos hermanos.

En este sentido agradecer profundamente a las autoridades parlamentarias, artistas, académicos, intelectuales, movimientos sociales y en general a todo el pueblo chileno por su solidaridad expresada a favor de la integración y de este ferviente grito, mar para Bolivia con soberanía. Que aún repercute en nuestros corazones, decir, muchas gracias al pueblo chileno.

Sobre todo un homenaje al pueblo boliviano que nunca renuncia a su derecho histórico devolver al mar, en un contexto favorable por un reconocimiento de la Comunidad Internacional al pueblo bolivianos, decirles a todos los bolivianos residentes en el exterior que su rol es fundamental y que su apoyo a la causa marítima es difundir y crear conciencia de la injusticia por el enclaustramiento marítimo que sufre nuestra Patria.

Hermanas y hermanos tengan confianza, ya recuperamos, tengan confianza ya recuperamos la Patria, tenemos dignidad, recuperaremos nuestro mar con soberanía, estamos en el camino correcto, vamos bien, decirles al pueblo boliviano, acompañarme, pueblo boliviano y soldados de la Patria, Patria o muerte, subordinación y constancia, gracias"// Oxígeno (BO)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top