a


El problema del alcohol en el ser humano se considera como una enfermedad, sin embargo, es la familia quien asume todas las secuelas y daños de este mal que deteriora el núcleo de la sociedad.

En entrevista con EL DIARIO, el psicólogo Roger Cuevas informó que el hecho de tener una persona alcohólica dentro de un núcleo familiar involucra un desequilibrio emocional en cada uno de los miembros de la misma.

Dentro de este proceso de involucramiento se desencadenan varios factores dañinos para los familiares, sobre todo para aquellos que son los más cercanos, como la pareja, los hijos, los padres, entre otros.

Uno de los factores más recurrentes, por ejemplo, es la violencia intrafamiliar a la pareja o los hijos e incluso los padres cuando éstos tratan de “controlar” al sujeto sin darse cuenta que es una enfermedad y no un mal hábito. A ello, se suma el factor problemático del trabajo, por ende repercute en lo económico y a nivel social. El alcohol es un desencadenante de factores emocionales.

Alcoholismo en Bolivia“Si analizamos los casos, en muchos de estos existe un daño psicológico a las familias, que pasa desapercibido por razones de falta de aceptación del bebedor o en el otro caso de las familia que no puede admitirlo”, agrega Cuevas.

En este entendido, es importante reconocer que existen dos problemas, el primero es el enfermo o bebedor consuetudinario y la familia que es la que absorbe la situación dramática. “El consumo de alcohol puede ser por semana, hasta lograr una rutina, los reclamos permanentes en el trabajo, de la pareja y la familia son una alerta de que una persona se ha convertido en presa del alcohol , lo que está generando daños”, indicó.

El especialista recomendó buscar ayuda profesional en el caso de ser víctimas de un alcohólico, tanto como para una rehabilitación del enfermo, como para la familia que debe realizar sesiones de terapias. “Existe un aspecto de consumo real y lo más recomendable es una internación siempre y cuando el enfermo acepte esta realidad, posteriormente la terapia familiar para subsanar los daños”, concluyó.

AL-ANON

En Bolivia existe una organización a nivel nacional denominada Al-Anon la misma se constituye en grupos de apoyo de familiares y amigos que viven con una persona enferma de alcoholismo.

En conversación con EL DIARIO, María. R. de Al-Anon, representante alterna del distrito de La Paz, sostuvo que dentro de esta institución se aplica un programa familiar muy parecido al que se utiliza en Alcohólicos Anónimos, los miembros son familiares y amigos que sufren alteraciones al tener un miembro de su familia en condiciones de alcoholismo.

“Mucha gente viene a Al-Anon en busca del apoyo y la comprensión que necesita para manejar esta situación tan desoladora. La mayoría de las veces estamos acostumbrados a resolver momentáneamente los problemas del alcohólico y eso se convierte en un círculo vicioso, sin percatarnos del daño”, explicó.

En la organización se reconoce que el alcoholismo es una enfermedad familiar, porque si existe una persona que bebe, el entorno se ve afectado, “compartimos nuestras experiencias nuestras fortalezas, con esperanzas en todo lo que vamos realizando porque la enfermedad del alcohol tiene mucha influencia en la familia más o menos que el alcohólico que depende de su botella”.

Surgen también problemas de culpa por parte de los familiares, ¿qué estoy haciendo mal, por qué tomara, pensará que no lo amo, sentirá rabia? Las familias se encuentran sometidas también a la enfermedad. “No entendemos que es una enfermedad, generalmente pensamos que si la persona nos quisiera un poco dejaría de beber y sin embargo no vemos que eso es una realidad negativa”, indicó.

El ser querido que bebe lo hace porque está enfermo, “no es porque sea malo o vicioso”, la conducta de los familiares cambia sobre todo de forma emocional al no comprender qué pasa, incluso esto se convierte en problemas de salud física, como malestares que surgen de la angustia y depresión.

La organización trabaja con principios muy similares a lo que significa Alcohólicos Anónimos. En Bolivia se encuentra ofreciendo apoyo hace 15 años aproximadamente. Entre las ciudades de La Paz y El alto existen nueve grupos de apoyo organizados en distritos y las personas que requieren del mismo pueden acceder a la página web: www.alanon-bolivia.org, manteniendo la confidencialidad de cada caso.// El Diario (NET)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top