a

Diseñador y productor de videojuegos. El japonés Shigeru Miyamoto es conocido como el “padre de los videojuegos modernos” y el “Walt Disney de los juegos electrónicos”, por haber creado diversas franquicias de Nintendo, entre las que se encuentran Mario, Donkey Kong, The Legend of Zelda, Star Fox, Pikmin y F-Zero.

Sus juegos, según el sitio web es.wikipedia.org, han tenido éxito, tanto en crítica como en ventas, y Miyamoto ha recibido varios galardones, entre ellos el Premio Príncipe de Asturias.

Nació en el pueblo japonés de Sonobe, Kioto, el 16 de noviembre de 1952. Es hijo de Lijake Miyamoto y Hinako Aruha, ambos profesores.

Miyamoto acostumbraba explorar los alrededores de su hogar, que se encontraba en medio de bosques, cuevas y lagos. Parte de su trabajo posterior en Nintendo estaría fuertemente influenciado por las experiencias que vivió durante su infancia en ese pueblo.

Grandes personajes del mundoEstas expediciones en el campo de Kioto fueron un pedazo de su inspiración en su trabajo profesional, particularmente en el videojuego The Legend of Zelda, lanzado para la consola Nintendo Entertainment System. Otra inspiración fue la de un perro que se encontraba encadenado en la casa de su vecino, que le llevaría a crear a Chain Chomp, un personaje de la serie Mario.

“Cuando era niño, fui de excursión y encontré un lago. Fue toda una sorpresa para mí tropezar con aquel lago. Cuando viajé alrededor del campo sin ningún mapa a la mano, tratando de encontrar mi camino, tropezando con cosas estupendas mientras recorría todo el lugar, me di cuenta de cómo se sentiría alguien si experimentara este tipo de expedición”, señaló, según elotrolado.net.

Donkey Kong le cambió su vida

Al ser contratado por la empresa Nintendo, el carácter imaginativo de Miyamoto salió a flote para rescatar a esta compañía con su primer videojuego.

La página web de univisión.com señala que Miyamoto, sin saber nada de programación o computadoras, decidió investigar para entender cómo funciona el entretenimiento electrónico.

Realizó el boceto de su primer videojuego con el nombre de Donkey Kong. En lugar de incluir naves espaciales o fantasmas de Pac-Man, optó por usar un gorila, una dama en apuros y un hombre con bigote que luego se convirtió en Mario Bros. Finalmente compuso la música que acompañaría al videojuego. En 1981 debutó con éxito en territorio americano.

Un comienzo difícil

Shigeru Miyamoto nació en Kioto (Japón) en una familia poco afortunada (por no decir pobre). De niño pasaba su tiempo libre jugando al béisbol, leyendo libros y tocando música (piano y guitarra).

En una entrevista con un medio de comunicación, Miyamoto declaró: “mis padres eran profesores y crecí en lo que podría ser considerado un hogar bastante estricto y solía ser regañado mucho cuando era niño”.

Y cuando era más joven empezó a expresar sus talentos creativos por la pintura y el espectáculo.

Luego, se acordó de un viejo amigo de su padre. ¡Hiroshi Yamauchi, el dueño de Nintendo! Un golpe de teléfono más tarde, de Miyamoto, de 24 años, y se encontraba en la oficina de Yamauchi. En primer lugar, escéptico, aspirante a necesitar ingenieros, Miyamoto terminó por convencer mostrándole algunas de sus ideas respecto a juegos.

Grandes personajes del mundoContratado, en primer lugar como aprendiz, solo tres años después de su llegada en Nintendo se convirtió en diseñador de videojuegos.

Yamauchi vio que la creatividad de Miyamoto podía llevarlo lejos. El pequeño Shigeru comenzó a dibujar arte works para los futuros juegos de consolas Nintendo... Teniendo la responsabilidad de seguir un proyecto que se refiere a un juego que no le agradaba en absoluto. Y allí nació Donkey Kong en 1980.

En 1984 Nintendo decidió confiar una rama entera de la empresa a Miyamoto. Comienza entonces el desarrollo de Súper Mario Bros, luego Zelda 1 y 2, así como Mario Bros 2 y 3. ¿Pero, para hacer más de 70 juegos en menos de veinte años, en qué encontró toda su inspiración? A su modo de ver, la casi totalidad de sus ideas le vienen de los libros que leyó en su infancia (las famosas setas vienen de Alicia y el país de las maravillas), de series televisivas y también para muchos su propia infancia (los torreones de Zelda que deben producir beneficio al granero de sus padres así como al fotolito "Legend" salido a principios de los años 80). Pero es en 1993 cuando comenzaron los juegos en 3D.

“Hace treinta años, éramos capaces de crear un juego con solo cinco o seis personas”, dice Miyamoto, sentado en una sala de juntas en una visita a la sede de Nueva York de Nintendo. “Hoy en día, estamos viendo de 50 a 60, pero lo que siempre es importante es la idea inicial”.

Miyamoto salvó a Nintendo de la quiebra

En 1977, cuando Shigeru Miyamoto tenía 24 años conoció a Hiroshi Yamauchi (presidente de Nintendo), gracias a que éste era amigo de su padre, según es.wikipedia.org.

Cuando la empresa de Nintendo comenzaba a expandirse, Miyamoto ayudó con el diseño del primer y original videojuego arcade que operaba mediante la introducción de monedas que la empresa desarrolló, Sheriff, sin embargo, la empresa no logró las ventas esperadas.

Miyamoto ayudó también a desarrollar el videojuego Radar Scope. Este juego logró solo un éxito moderado en Japón. En 1981, los esfuerzos de Nintendo para ingresar en el mercado de Estados Unidos se habían convertido en un completo fracaso, llevando a la empresa al borde de un colapso financiero.

En un esfuerzo por mantener a la compañía en pie, el presidente de Nintendo (Yamauchi) decidió convertir el fracaso comercial de las unidades de Radar Scope en un nuevo juego arcade.

El creador de Mario BrosYamauchi le dio la tarea de esta conversión a Miyamoto, con el ingeniero principal de Nintendo, Gunpei Yokoi, a la cabeza de la supervisión del proyecto.

Donkey Kong se convirtió en el primer videojuego diseñado por Miyamoto.

Para este juego imaginó muchos personajes y conceptos del argumento, pero finalmente se decidió por un triángulo amoroso entre un gorila, un carpintero y una chica. Hizo referencia a la rivalidad entre los personajes del cómic Bruto y Popeye por la mujer Olivia.

Bruto se convertía en un chimpancé, una forma que Miyamoto describió como “nada malvado y repulsivo”. Dicho chimpancé sería la mascota del protagonista, “un chico divertido y relajado”.

Miyamoto citó también la historia de La bella y la bestia y la película de King Kong como influencias para la creación de Donkey Kong.

DIVERTIDO

En el juego de Donkey Kong, Mario debía subir escaleras mientras esquivaba los barriles lanzados por el enorme simio del título. Fue un gran éxito. “Al principio, entendimos que la capacidad en si misma de hacer que el personaje salte era algo que fue muy divertido”, dice Miyamoto.

“Ese fue el primer indicio del descubrimiento: Encontrar la diversión en darle ese sentido a la actividad física, especialmente en el salto de un lugar a otro y el tipo de conexión de esos saltos.”, explicó Miyamoto, según una entrevista realizada por Rollingstone.

Con Donkey Kong se marcó la primera vez que la formulación de la trama de un videojuego precedió a la programación, en lugar de ser añadida muy simple en el último momento.

Tras el envío del juego a Nintendo of America para examinarlo, el administrador de ventas se quejó del producto por ser muy diferente de los videojuegos de laberinto y de disparos, muy comunes en aquella época.

Cuando el personal americano comenzó a colocarles nombres a los personajes, decidieron llamar “Pauline” a la mujer en peligro de la historia. Asimismo, los miembros del personal presionaron por un título en inglés, por lo que el videojuego recibió el nombre de Donkey Kong, a diferencia del título que Miyamoto planeaba, Monkey Kong; a Miyamoto le agradó Donkey, pues significa “tonto”.

Donkey Kong fue un completo éxito. Para 1982, ya se habían vendido 60.000 unidades y recaudado 180 millones de dólares. Tal éxito llevó a Miyamoto a trabajar y desarrollar secuelas del videojuego, las cuales fueron Donkey Kong Jr. (1982) y Donkey Kong 3 (1983). El personaje, inicialmente llamado “hombre saltarín”, al final se le renombró como “Mario” en la primera secuela debido a Mario Segale, el propietario del almacén de Nintendo en Redmond, Washington.

Los tres videojuegos de esa serie serían adaptados a la consola Nintendo Entertainment System y la portátil Game & Watch.

Mario Bros

En su siguiente videojuego y última colaboración en juegos arcade, Miyamoto se basó en el personaje héroe de Donkey Kong; volvió a trabajar con el “hombre saltarín”, pero esta vez le llamó Mario, y, asimismo, creó a su hermano, Luigi. Al videojuego lo tituló Mario Bros.

La aparición de Mario en Donkey Kong –con un overol, un sombrero y un bigote– le permitió cambiar aspectos del juego para hacer que Mario luciera como un plomero, en vez de un carpintero. Miyamoto consideró que la Ciudad de Nueva York serviría como el mejor escenario para el juego, con su “red subterránea de tuberías de aguas residuales tipo laberinto”.

El modo multijugador y otros aspectos del estilo de juego fueron, parcialmente, inspirados por un videojuego reciente en esos años titulado Joust. Desde entonces, Mario Bros. se ha lanzado para más de una docena de plataformas.

Miyamoto revolucionó los juegos en 1985 con Super Mario Bros: un colorido espectáculo que permitió a los personajes crecer en tamaño, pisar tortugas y volverse invencibles al comer hongos.

“Nos dimos cuenta que la gente realmente quería ser capaz de correr más rápido”, dice Miyamoto. “Y muy pronto descubrimos que ser capaz de correr, saltar y esquivar enemigos o agujeros en los que podrías haber caído, crearía una especie de sentimiento de emoción. Nos centramos en tratar de realmente aportar un poco más de energía física, a la actividad física del juego en sí”, complementa.

Anécdotas de Miyamoto

prefiere la guitarra

Pese a que es un diseñador de videojuegos y trabaja para su industria significativamente, Miyamoto pasa poco tiempo jugando éstos. Confesó que prefiere tocar la guitarra y el bajo, además de que tiene cierta habilidad para el bajo y el piano y es un aficionado al género musical bluegrass.

LE GUSTA NADAR

Entre otros pasatiempos con los cuales se ha inspirado tras desarrollar videojuegos y además de Wii Music, a Miyamoto le gusta nadar, y dejó moderadamente su hábito de fumar tras cumplir 40 años para poder practicar deportes, que lo inspirarían para Wii Fit.

De joven frecuentemente practicaba béisbol.

UNO POR UNO

En una convención a la que asistió en 1997, Shigeru Miyamoto reveló que estaba trabajando constantemente con alrededor de cuatrocientas personas en alrededor de una docena de proyectos a la vez. Sin embargo, también declaró en otra oportunidad que prefiere centrarse más en “juegos en orden, uno por uno” que en más de uno a la vez.

Conoció a su esposa en Nintendo

La vida de Shigeru Miyamoto está tan ligada a Nintendo que incluso conoció allí a su esposa Yasuko, ya que ésta trabajaba en el departamento de administración de la empresa. La pareja tiene dos hijos en común, quienes curiosamente no demuestran ningún interés en continuar los pasos de su padre, según la página web elotrolado.net.

"Mi esposa no juega ningún tipo de videojuegos. He tratado de crearle algo de interés con muchos juegos, como Tetris, pero la verdad es que nunca ha mostrado interés, solo hasta hace poco", señaló Miyamoto en una entrevista.

Cuando Miyamoto y Yasuko contrajeron matrimonio, se mudaron a una casa muy cerca de la empresa para que de esa manera pudiesen caminar fácilmente e incluso montar una bicicleta.

Cuando tuvieron su primer hijo, Yasuko dejó de trabajar.

Sus hijos han confesado que no poseen interés alguno de seguir el negocio de los videojuegos del que su padre ha vivido, de hecho uno de ellos, Kenshi, desea convertirse en un surfista profesional.

La Era Wii

Miyamoto ayudó a supervisar la creación de Nintendo Wii, un sistema simple con un dispositivo de control por movimiento que atrajo a toda clase de jugadores.

Trabajó en productos relevantes para el nuevo sistema, incluyendo Wii Sports, The Legend of Zelda: Twilight Princess, Super Paper Mario y Super Mario Galaxy. El año pasado, la compañía renovó el producto con Wii U.

“El sistema es muy poderoso, “dice Miyamoto. “Puede mostrar gráficos en HD muy detallados. Realmente queríamos tomar lo que había sido un mundo ya representado con un toque de realismo en los juegos originales – y crear ese mundo en HD, aprovechando el poder que tiene este sistema para hacerlo”, explicó.

Recibió el prÍncipe de asturias

El creador de Mario Bros, la princesa Zelda, Donkey Kong y muchos otros videojuegos de Nintendo, Shigeru Miyamoto, fue premiado en mayo de 2012 con el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades por su creatividad e innovación.

El japonés de 61 años, diseñador en Nintendo desde 1977, es el padre de más de cien videojuegos y principal responsable de que la consola se convirtiese en un entretenimiento familiar, según el sitio web www.serpadre.es

“Me siento muy honrado al conocer la noticia de que he sido elegido para recibir el premio Príncipe de Asturias de la Comunicación y Humanidades", declaró Miyamoto minutos antes de recibir el galardón.

“La labor de crear videojuegos es en gran medida un trabajo en equipo y por este motivo me siento enormemente agradecido por haber sido elegido para recibir este ilustre premio. Como consecuencia, me gustaría recibir este premio en representación de mis amigos y compañeros, con los que he creado videojuegos a lo largo de mi carrera”, recalcó en esa oportunidad, según el sitio web www.nintendo.es 

Complementó que en el futuro continuará esforzándose para que los videojuegos sean capaces de ofrecer de manera continuada diversión y alegría a personas de todas las generaciones y en todo el mundo.

Miyamoto hizo estas declaraciones en un encuentro universitario de jóvenes desarrolladores organizado por la Universidad Complutense de Madrid.

Gracias a estas creaciones, el genio japonés ha logrado hacer del videojuego una revolución social y ha conseguido popularizarlo entre un grupo de población que no había accedido aún a este tipo de entretenimiento, haciendo a su vez que sea un medio capaz de unir a las personas sin distinción de sexo, edad ni condición social o cultural. Shigeru Miyamoto plantea los juegos como un elemento de integración familiar y social, una experiencia que pueda ser compartida por todos, que ayude a expresar emociones y consiga conmover al jugador, señala nintendo.es.

No incluye la violencia en sus juegos

“Miyamoto se caracteriza por excluir de sus creaciones la violencia y por innovar con programas y formatos que ayudan a ejercitar la mente en sus múltiples facetas", según el jurado del Premio Príncipe de Asturias.

El galardón está dotado con 50.000 euros y una escultura creada por Joan Miró, que le entregó el príncipe Felipe.

Miyamoto, que en 1996 diseñó el primer videojuego realizado íntegramente en tres dimensiones, también es artífice de programas para ejercitar la agilidad mental o para componer música, detalla la página web www.serpadre.es

Miyamoto no solo es el padre del videojuego moderno, sino que ha conseguido, con su gran imaginación, crear sueños virtuales para que millones de personas de todas las edades interactúen, “generando nuevas formas de comunicación y de relación, capaces de traspasar fronteras ideológicas, étnicas y geográficas”.

Miyamoto es autor, entre otros, del videojuego Mario Bros, que con 275 millones de unidades vendidas, se ha convertido en la saga más comercializada de la historia.// Opinión (BO)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top