a

Las fuertes lluvias e inundaciones sobre la región del Beni generan preocupación en el sector ganadero por el impacto que puede tener sobre la producción de carne y las inversiones, puesto que ya habrían perdido unos 31 millones de dólares hasta el momento, según el presidente de la Federación de Ganaderos del Beni-Pando (Fegabeni), Mario Hurtado.

'Ya hemos contabilizado más de 48 mil cabezas de ganado hasta el día sábado, día a día se va incrementando ese número, y son más de 31 millones de dólares de pérdida. Estimamos que en un mes más vamos a superar los 100 millones de dólares en pérdidas si las lluvias continúan así', dijo.

Hurtado añadió que no sólo existe temor por el retorno de las lluvias, después de varios días de sol en Beni, sino también por las secuelas que dejarán las inundaciones, que recién bajarán en mayo próximo.

'Va a faltar alimento para el ganado', advirtió.

Lluvias en BoliviaEl Gobierno entregó el pasado viernes 367 rollos de forraje de 500 kilos y 176 toneladas de bagazo para el sector ganadero del Beni, la primera partida de 3 mil toneladas comprometidas.

'Creemos que no va ser suficiente. Nosotros hemos recibido como 180 toneladas de heno, todavía no se ha llegado a su totalidad, hemos recibido un bagazo hidrolizado, la estamos distribuyendo al productor lechero y ganadero, y estamos dejando el heno en todos los puntos de carretera para que el ganado que viene arreado de zonas inundadas vaya comiendo', explicó Hurtado.

El representante de Fegabeni aseveró que desde que el Beni está inundado 'día a día sale más de 3 mil cabezas a Santa Cruz a faeneo y potrero'.

Las provincias afectadas son Ballivián, Moxos, Yacuma, Cercado, Marbán y parte Mamoré y Vaca Diez, donde hay más de 2 millones de cabezas de ganado.

'En estas zonas están en riesgo de muerte más de 500 mil cabezas, tomando en cuenta que el ganado en el agua no dura más de 72 horas', señaló Hurtado.

Respecto a las previsiones ante la época de lluvias, el representante de los ganaderos explicó que la construcción de lomas o zonas de refugio demandan varios millones de dólares de inversión.

'Por ejemplo, una loma para 300 cabezas son 200 horas detractor, una inversión de más o menos 7 mil dólares para una sola loma', puntualizó.

'Ahora no es sólo hacer las lomas, el refugio de salvatage, sino hay que ver qué come ese animal, sino termina muriéndose de parado, lo salvaste pero no tiene que comer, porque todo está inundado', remarcó.

Investigarán a represas brasileñas por inundación

El 80% de la región de Cachuela Esperanza está inundado por las aguas del río Beni. Ante esa situación, el presidente Evo Morales instruyó ayer la indagación del efecto de las represas construidas por Brasil. Mientras, en Trinidad disminuye el riesgo del golpe de agua.

“He pedido que se haga una investigación, un estudio correspondiente de si estas represas de la zona de Brasil están afectando (a Cachuela Esperanza)”, informó el Jefe del Estado en la capital beniana, donde hizo un recuento de las labores de ayuda y socorro a favor de los damnificados.

Según un informe del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (Cipca), las represas brasileñas Jirau y San Antonio provocarían inundaciones más prolongadas que derivarán en la pérdida de áreas de cultivo agrícola, sistemas agroforestales, ganadería vacuna y bosques.

“Hay algo raro”, dijo Morales y no brindó más detalles, según la agencia ANF. Luego, tras sobrevolar por las zonas afectadas de la región, verificó en tierra las obras que realiza la Fuerza Binacional de Ingeniería Bolivia-Venezuela para reforzar y elevar en un metro el dique deflector que protege a la ciudad de Trinidad de la inundación.

Lluvias en Bolivia“Las torrenciales lluvias no han vuelto a Trinidad durante casi cinco días y los golpes de agua por el desborde de ríos pierden fuerza cuando llegan desde el occidente hasta las tierras bajas del oriente”, indicó el Mandatario.

De acuerdo con datos del Viceministerio de Defensa Civil, ya suman 60.000 las familias afectadas por las intensas precipitaciones. En Trinidad se empezaron a instalar los campamentos para las familias afectadas, informó el titular del Comando Conjunto Soldado Solidario III, Gustavo Adolfo Rivera. En las próximas horas se enviará 100 carpas a la localidad de Santa Ana de Yacuma.

En tanto, la ayuda internacional continúa llegando al país. El Gobierno del Perú envió un helicóptero de carga de tres toneladas. Otros dos helicópteros rusos alquilados por el Gobierno ya realizan labores de ayuda.  España enviará 20 toneladas de artículos para cobijo, saneamiento, higiene y kits de cocina.

En el resto del país

Guanay, en desastre

La plataforma central de la vía a Guanay, en el norte de La Paz, se desplomó, por lo que la única manera para trasladarse es por agua. Los productores perdieron todo por las inundaciones; las personas no tienen comida y sufren penurias. 50 familias fueron evacuadas ayer.

Niños afectados

Aproximadamente 70.000 niños, niñas y adolescentes sufren las consecuencias de las lluvias, riadas e inundaciones, y necesitan de atención adecuada para el abrigo, alimentación, salud y educación. Unicef planifica efectuar la evaluación del daño psico-afectivo para trabajar en su readaptación ante la pérdida de sus juguetes, mascotas y otras  de sus propiedades.

Deslizamiento

El deslizamiento de una quebrada destruyó 15 viviendas de la comunidad de Mosoj Llajta, municipio de Tarvita, en la provincia Azurduy, ubicada en el centro del departamento de Chuquisaca. Los daños materiales son de consideración; sin embargo, no se registraron pérdidas humanas.

La Paz

El número de las familias afectadas por las lluvias en el departamento de La Paz subió a 8.000, mientras que los cultivos, a 9.500 hectáreas. Las familias damnificadas se encuentran en al menos 50 municipios de las 20 provincias del departamento paceño.

La polémica por declaratoria genera amenazas

C.G.

La polémica por la declaratoria de zona de desastre para el departamento del Beni provocó ayer amenazas de protestas y boicot a la reunión del G77+China, aparte de advertencias sobre actos de corrupción en el manejo de la ayuda internacional por parte de gobernaciones. Desde la anterior semana, el gobernador del Beni, Carmelo Lens, pidió la declaratoria del Gobierno central para que la ayuda internacional llegue directamente a la región.

El presidente Evo Morales reiteró ayer que no existe la necesidad de dicha acción, porque el Estado puede atender a los afectados. El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, informó que la Gobernación y municipios benianos tienen Bs 500 millones sin ejecución.

Los senadores por el MAS René Martínez y David Sánchez señalaron, a su turno, que se oponen a la declaratoria de desastre, porque generaría la corrupción en el manejo de los recursos de la cooperación internacional, según Erbol Digital. Incluso surgió la versión de que el MAS buscaría modificar la Ley 2140, referida a la Reducción de Riesgos y Atención de Desastres, para centralizar en el Órgano Ejecutivo la administración de dichos recursos.

En tanto, el diputado opositor Tomás Monasterio (CN) amenazó al Gobierno con boicotear la realización de la cumbre del G77+China, si es que no realiza la declaración. “Vamos a presionar boicoteando y paralizando la cumbre del G77+China hasta que el presidente Morales declare zona de desastre a este departamento”, dijo, según ANF. Asimismo, cívicos del Beni anunciaron para este jueves la realización de una marcha de protesta.// La Razón (COM)

Morales insiste en rechazar se declare zona de desastre a Beni

El presidente Evo Morales insistió ayer que su gobierno pasará por alto la declaración de desastre nacional que piden algunos para el amazónico departamento del Beni, azotado por lluvias e inundaciones desde hace semanas.

En conferencia de prensa en el aeropuerto Jorge Hendrich, de Trinidad, la capital beniana, Morales enfatizó: "¿Emergencia para qué? ¿Qué cooperación más puede haber?".

"¿Para qué desastre nacional? Que yo sepa se declara desastre nacional cuando el Estado y el gobierno no son capaces de atender el problema", insistió el mandatario, quien estuvo presente en el trabajo junto con los vecinos del lugar en un dique preparado para que las aguas no entren a la ciudad capital de Beni.

"Escuché algunas declaraciones y aclaro que nosotros no nos sentimos rebasados por el desastre. Hay cooperación, nos han ayudado, se han brindado. Perú nos ha enviado helicópteros, que nos han ayudado, porque los nuestros son demasiado pequeños", destacó el gobernante, contrario a declarar zona de desastre al departamento.

Mientras el presidente y varios ministros del gobierno insisten en que no es necesario llegar a tal extremo porque el país cuenta con lo necesario para atender la emergencia, el gobernador Carmelo Lens (opositor) insiste en hacerlo para que llegue ayuda internacional.

Por otra parte, Morales insistió en la necesidad de estar preparados para eventos futuros: "estos problemas nos obligan a estar preparados. Hay que prepararse para el futuro, porque el clima es muy complejo. En algunos lugares del país hay sequías y en otros inundaciones y deslizamientos".

El presidente hizo referencia a los cambios que ha generado el clima en los últimos años y rememoró que en 2013 la zona del altiplano sufrió cuatro nevadas intensas, en tanto en el oriente hubo varios "surazos".

Al mismo tiempo, recordó que "hay gente que culpa a Evo Morales por todo. Si hay mucha agua, como ahora, la culpa es de Evo. Y si no hay agua, también es de Evo. Yo prefiero que haya agua, porque si no hay se pierde la vida".

Por último, el mandatario informó que el nivel de las aguas en el Beni comenzó a bajar, y resaltó que, de acuerdo con el último informe, descendió unos 12 centímetros.

Las torrenciales lluvias no han vuelto a Trinidad durante casi cinco días y los golpes de agua por el desborde de ríos pierden fuerza cuando llegan desde el occidente hasta las tierras bajas del oriente, explicó Morales.

"Tengo información también de que por las cordilleras del valle cochabambino y el altiplano paceño ya no hay más inundación. Eso significa que el agua que pasó por allá ya pasó por acá. Eso significa que no va a ver muchos problemas más", resaltó.

En cada contacto con la gente, Morales les pide preservar sobre todo la vida y garantiza que se construirán viviendas para aquellos que la pierdan, se repondrán los animales e indemnizará a los agricultores perjudicados.

De acuerdo con un reciente informe de la Defensa Civil, las inundaciones dejaron 55 mil 645 familias damnificadas, 57 fallecidos, 11 desaparecidos y 39 mil 289 hectáreas de cultivos dañadas.

Las lluvias -que provocaron crecidas en los ríos, inundaciones de zonas bajas y deslizamientos de tierra- deben continuar hasta marzo de manera intermitente, según los meteorólogos.

Aunque los pronósticos del clima son favorables, el jefe de Estado dijo que continuarán las obras para reforzar el cinturón de seguridad que protege a Trinidad de las inundaciones.

"La Fuerza Binacional está trabajando casi las 24 horas por turnos. Algunos conductores -de la maquinaria pesada- me decían estamos por turno 12 horas (...) es mucho esfuerzo, pero ese es el compromiso, sacrificio por el pueblo de Trinidad en especial", puntualizó.

Frente a ese panorama, "estoy seguro que el deflector no va a ser rebasado" y "el pueblo debe quedarse tranquilo", remarcó Morales.// Jornada Net (COM)

Mallasa, 8 hrs aislada por hundimiento en el camino

El Macrodistrito Mallasa  estuvo aislado del centro de la ciudad de La Paz por unas ocho horas, y unas 800 familias se quedaron sin agua potable por cerca de 12 horas. La plataforma del camino se hundió cuando pasaba una volqueta cargada de arena.

La Subalcaldía de Mallasa y la Empresa Pública Social de Agua Potable y Saneamiento (EPSAS) discrepan sobre las causas. Para la primera, la rotura de la tubería de alta presión generó bolsones de agua debajo de la plataforma; aunque la segunda sostiene que la apertura de una cárcava —surco profundo ocasionado por la erosión del terreno— ocasionó el quiebre del conducto.

El incidente, en el que no hubo daños personales, ocurrió cerca de las 05.00 de ayer, en el carril de subida de la vía que conecta Mallasa con La Paz, a la altura de la rotonda del Valle de la Luna, y además de este macrodistrito, perjudicó a Jupapina (Mecapaca).

Lluvias en BoliviaEl motorizado de carga, con placa de control 23420U, que se dirigía al centro, se hundió aproximadamente 50 centímetros, explicó la subalcaldesa Rosmery Acarapi. El vehículo fue rescatado por personal edil a las 09.00 y luego EPSAS comenzó a reparar el daño en la tubería de alta presión.  El área dañada tenía aproximadamente tres metros de profundidad por un diámetro de 30 metros, informó la autoridad edil.

“Se cambió el material saturado para  compactar el terreno”, explicó Acarapi, quien sostuvo que al ser evaluado el daño por personal de la Dirección Especial de Gestión Integral de Riesgos se halló otra cárcava en el otro carril, por lo que se cortó el paso. Quienes viven en Mallasa y tienen actividades en otros puntos de la ciudad, así como los que se desplazan hasta ese macrodistito o hasta el municipio de Mecapaca, tuvieron que hacer transbordos a la altura del cactario.  

A las 13.00 se abrió el carril de bajada de la vía solo para los vehículos livianos y a las 17.30 se habilitó el otro, indicó Acapari. Personal de la Unidad de Mantenimiento del gobierno local hizo la reposición de la plataforma, y se espera que la próxima semana ésta pueda ser asfaltada.

A las 14.45, EPSAS terminó de reparar la tubería y abrió las válvulas de paso. “Se calcula que hasta las 17.00 se restablezca el servicio”, informó la Dirección de Comunicación de la empresa en contacto con La Razón. “No se tiene una estimación de cuánto costará la reposición de la vía, porque han intervenido tanto EPSAS, con equipo y material, como la Alcaldía”, manifestó la subalcaldesa de Mallasa.// La Razón (COM)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top