a


Pese a que el magistrado Ruddy Flores decidió retirar su carta de renuncia, expuesta hace una semana, la Sala Plena del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) determinó designar a Efren Choque como nuevo presidente de esa instancia. Oficialistas y opositores esperan cambios y lamentan el deterioro de la imagen del TCP.

En reunión de Sala Plena, los magistrados decidieron votar para que Choque sea el suceso de Flores tras dos años de gestión. Previo a la sesión, el propio Flores salió en conferencia de prensa para leer una carta en la cual retiraba su renuncia, argumentando “haber recibido el mayoritario apoyo de las organizaciones y sociedad” por la gestión desempeñada hasta la pasada semana.

Sin embargo, cinco magistrados, Efren Choque, Gualberto Cusi, Ligia Velásquez, Soraide Chanez y Mirtha Camacho instalaron la Sala Plena y fue el polémico abogado electo por la ciudad de El Alto, quien tomó el juramento al nuevo Presidente del TCP.

Al asumir el cargo, Choque se comprometió a respetar la Constitución Política del Estado (CPE) y mejorar la administración de la justicia, reconociendo, además, los recientes impasses dentro de esa institución.

Crisis judicial en Bolivia“Quiero decir con toda humildad y respeto, pedir disculpas al pueblo de Bolivia por el impasse que hemos tenido en el ámbito administrativo y político como es de conocimiento de Bolivia y agradezco la labor del expresidente Rudy Flores para el avance del Tribunal Constitucional”, declaró en Sucre.

Más tarde y tras conocer la posesión de Choque en su reemplazo, Flores salió a cuestionar el procedimiento, asegurando que se cometió una falta ya que los magistrados “no tenían competencia” para convocar a Sala Plena.

“Hablamos de responsabilidad penal. Tenemos que recabar todo los elementos, tenemos que ver las pruebas y eso se va poner en conocimiento de la instancia correspondiente contra quienes hayan llevado adelante este proceso y hayan permitido la consumación de un hecho al margen de la norma”, manifestó el expresidente del TCP, según medios informativos.

Flores anunció que presentará una querella por el “nombramiento ilegal, parcialidad ideológica y otros tipos penales para quienes están incurriendo en estas faltas y quienes no respetan el interés mayor como es el Tribunal Constitucional Plurinacional”.

REACCIÓN LEGISLATIVA

El oficialismo analizó el caso y prefirió dejar esas determinaciones en el marco interno del TCP, pero lamentaron que se haya llegado a este tipo de situaciones que sólo desprestigian la labor de los magistrados constitucionalistas.

El presidente de la Cámara de Diputados, Marcelo Elío, dijo a ANF que los tribunos tomaron una decisión enteramente institucional. “Consideramos que es algo muy importante para poder llevar adelante la conducción de este máximo tribunal, lo único que les pedimos es que continúen siendo guardianes de la Constitución. Un juez o un tribuno es conocido por sus fallos no por sus discursos mediáticos”, señaló.

Según el diputado opositor por Convergencia Nacional (CN), Franz Choque, el nuevo titular del TCP respondería a la militancia oficialista por su relación con Juan Choque Capuma, fallecido exdiputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) por la circunscripción 34 de Oruro en la anterior legislatura. “Él viene de una familia de tradición masista de la línea dura, al parecer el remedio será peor que la enfermedad”, citó.

Las disputas entre Flores y Cusi derivaron en una serie de cruce declaraciones que culminó con acusaciones del magistrado conocido por “leer la coca” sobre injerencia del Ejecutivo y el Legislativo en las decisiones del TCP, en coordinación con el expresidente constitucionalista.

Flores manifestó que actúa de forma transparente y está dispuesto a que se revisen sus llamadas “que no son seguras", porque “son registradas, grabadas por algún sistema de ínteligencia”. Luego de esas palabras trató de desdecirse, pero la polémica sobre posibles “escuchas telefónicas” a la propia población hicieron que el magistrado opté por dirimir a su cargo.// El Diario (NET)

Choque preside el Tribunal y Flores anuncia procesos

El magistrado por Oruro, Efren Choque Capuma, fue posesionado ayer como presidente del Tribunal Constitucional Plurinacional respaldado por cinco votos de sus siete colegas.

El magistrado Ruddy Flores, que puso a disposición el cargo la pasada semana, intentó frenar la designación de un nuevo presidente del TCP. Convocó a conferencia de prensa a las 9:10 de este miércoles para hacer conocer que retiraba su carta de renuncia luego de recibir el respaldo de una veintena de organizaciones e instituciones que le habrían enviado cartas de apoyo, según la agencia ANF.

Pero ya era tarde, porque a las 9:05 los magistrados Efren Choque, Gualberto Cusi, Ligia Velásquez, Soraide Chanez y Mirtha Camacho, ya estaban aceptando la renuncia y minutos después convocaron a la prensa para dar a conocer que ante la renuncia de Ruddy Flores decidieron elegir al magistrado Efren Choque, quien fue posesionado casi inmediatamente.

Flores presentó su renuncia, el miércoles pasado, tras mantener una dura controversia con el magistrado Gualberto Cusi, quien lo acusó de responder a la influencia del Gobierno, lo que derivó en una polémica sobre supuestas escuchas telefónicas a la presidencia del Tribunal Constitucional. La renuncia de Flores debía ser ratificada o rechazada ayer por la sala plena del Tribunal Constitucional.

Crisis judicial en BoliviaHasta el martes, la candidata era la magistrada Mirtha Camacho que había sido propuesta por Cusi, sin embargo, ayer en la mañana ya no se habló de esa postulación sino los magistrados llegaron a un consenso para elegir a Choque en la presidencia, según explicó Gualberto Cusi.

Tras su posesión, Efren Choque comprometió trabajo, coordinación y participación en el funcionamiento del Tribunal Constitucional y convocó a su colega Ruddy Flores y a la magistrada Neldy Andrade, con quienes dijo que les une un fuerte lazo de amistad y estima, a sumarse a este compromiso.

"Quiero decir con toda humildad y respeto, pedir disculpas a la población por el impasse que hemos tenido en el ámbito administrativo y agradezco la labor del expresidente Ruddy Flores para el avance del Tribunal Constitucional", aseguró Choque.

Tras su posesión se conoció que los magistrados se encontraron con las puertas cerradas para ingresar a sala plena del TCP.

El nuevo presidente del TCP es de una Marka de la provincia Litoral del departamento de Oruro, realizó sus estudios primarios y secundarios en su comunidad Chipaya. Él es abogado y antropólogo, tiene una maestría y diplomados y docente de Universidad Técnica de Oruro (UTO) y de postgrado. Choque trabajó, en la gestión 2007, en varios proyectos del ministerio de la Presidencia.

RECHAZO

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) rechazó ayer la elección de Efren Choque como nuevo presidente del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) y declaró emergencia en sus filas.

El secretario ejecutivo de la CSUTCB, Damián Condori, en conferencia de prensa, dijo que “rechazamos la elección de Efren Choque magistrado de Oruro, se debe respetar la decisión del pueblo boliviano, el pueblo boliviano debe hacer respetar si se eligió para tres años (a Flores)”, según ABI.

Flores anuncia procesos

LA PAZ

El magistrado y expresidente del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Ruddy Flores, afirmó ayer que interpondrá un proceso penal en contra de los cinco magistrados que designaron ilegalmente a la nueva cabeza de esta instancia.

“Se va presentar la querella que corresponda respecto al nombramiento ilegal, parcialidad ideológica y otros tipos penales para quienes están incurriendo en estas faltas y quienes están incurriendo en estas faltas y quienes no respetan el interés mayor como es el Tribunal Constitucional Plurinacional”, señaló a los periodistas, según ABI.

Flores señaló a los magistrados Efren Choque, Gualberto Cusi, Soraida Chánez, Neldy Anfrade, Mirtha Camacho y Ligia Velásquez.

Asimismo, Flores denunció que a solicitud del magistrado Efren Choque, la tarde del miércoles el Ministerio Público procedió al desalojo de los funcionarios y precintado de las oficinas del TCP.

El Tribunal Constitucional muestra debilidad

En primer lugar el Tribunal Constitucional ha generado una crisis interna a partir de algunas decisiones adoptadas, de las que se advierte una lamentable subordinación al poder político y una injerencia en las decisiones.

Podríamos mencionar el caso del Territorio Indigena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) y de la reelección presidencial.

En esos fallos, el Tribunal ha renunciado a su misión encomendada, de velar por el cumplimiento y respeto de la Constitución Política del Estado, con argumentos poco razonables para avalar un proyecto de ley que era inconstitucional.

Todo eso ha generado, al interior del Tribunal, varios conflictos que han tenido su desenlace en las declaraciones de Ruddy Flores que ha referido que sus llamadas telefónicas eran escuchadas, situación que está expresamente prohibida en la Constitución Política del Estado y que es algo inadmisible. Se ha generado una presión interna y es ético que se haya visto obligado a renunciar al cargo.

Actualmente el Tribunal muestra una debilidad institucional y dos bandos al interior, por lo que se debería fortalecer su situación pues su obligación es resguardar el derecho fundamental de las personas frente al poder político, es un órgano contrapoder porque ejerce un control sobre las mayorías corrigiendo sus excesos y desviaciones y por lo tanto está en una posición en la que requiere el respeto a su independencia.// Opinión (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top