a


Las separaciones jamás resultan gratuitas, para nadie, señala la maestra Roxana N (divorciada). Ella considera que el grado de sufrimiento no tiene exclusividad de género, que no es medible, aunque el criterio generalizado es que  quien padece más una ruptura de pareja es la mujer.

El impacto

Las conclusiones de un estudio británico de la Universidad de Essex sobre el tema, señala que la mujer se ve “mucho más perjudicada que el varón”, sobre todo en lo económico.


Quién pierde más y quién menos forma parte del duelo, indica el profesor Lorenzo Menacho, porque no hay final sin un poco de dolor, de pesar y de pérdidas.

La investigación de Essex expresa que las mujeres se llevan la peor parte, resultan mucho más perjudicadas tras un divorcio, sobre todo cuando hay hijos.
Relaciones de parejaVariantes

La sexóloga cruceña Carolina Rivero señala que el grado de afectación depende del tipo de relación que tuvieron, de la personalidad de cada uno y del tiempo que lleven viviendo.

“En general se dice que la mujer es la que sufre más, pero yo diría que más bien  lo expresa más, llora, se deprime, se desahoga con sus amigas.  En cambio por lo general cuando el hombre sufre, cuando no puede llorar, o no sabe o no le interesa ‘salir a hablar del asunto con los amigos’ como habitualmente lo hacen las mujeres, ellos se ponen agresivos o a la defensiva.


Un mecanismo de defensa común es: ahora soy libre y puedo hacer lo que me venga en gana. De esa manera tratan de calmar el dolor que la separación pudo haber provocado”.

A menudo los varones

La doctora Dolly Montaño tiene un punto de vista diferente. “Ante una ruptura estoy convencida que quien se lleva la peor parte es el varón, en el supuesto que esté realmente enamorado y peor si es por una infidelidad de ella por ejemplo. Las mujeres si bien sufrimos muchísimo tenemos el consuelo de las amigas del alma, de las hermanas, parientes que se identifiquen con una. Podemos descargar nuestro dolor sin pena ni vergüenza, y generalmente encontramos consuelo con esta terapia de la descarga.


En cambio, los varones en general callan sus penas. Se entiende que me refiero a un hombre cuando su pareja lo deja enamorado, y peor si es porque la amada se encontró otra pareja, eso sí que es tremendo. Cuando hay ruptura por infidelidad de ella, a él le lleva mucho tiempo superar esa rabia y ese dolor, a veces años”.

Es relativo

Carolina Rivero pone una balanza en este debate. “Si hablamos de una relación en la que ambos habían puesto de su parte, en la que había amor, es decir  existía una relación de afecto, ambos salen afectados, pero no de la misma manera. Y esto no es sobre quién se afecta más o menos en cantidad. Somos diferentes. Las mujeres procesamos distinto todo lo que nos pasa a como lo hacen los hombres. Pero cuando la unión se rompe, la sensación de fracaso está en ambos, pero procesada de distinta manera”.


La abogada Silvia Suárez coincide con esta apreciación. Dice que “en una relación de pareja, cuando el amor es verdadero de ambos por cierto que sufren los dos, es independiente del género. Sin embargo, creemos que  más sufre es ella... porque todo mundo se entera, sabe de su tristeza y él es más callado, mantiene en reserva ese dolor”.


La sicóloga Tania Buzzolaro señala que cuando se desgasta una unión y se da el fin de la relación, el que realmente sufre más y tarda en aceptar el rompimiento, es el que todavía apostaba a conservar la pareja.
“Independiente de si es hombre o mujer,  siempre que hay una ruptura sufre más el que todavía veía en la relación la posibilidad de seguir adelante, o si queremos de forma más emocional, ‘quien todavía ama’. Ahí radica el detalle, y en la forma de demostrar el dolor. Los hombres callan”

FRASES
“Lo normal es que ambos sufran, pero en la mayoría de los casos la que padece más es la mujer, por ser más sensible, vulnerable, y lo toma como fracaso”.
Mabel Murillo - Maestra jubilada

“No se puede generalizar. Cada caso es diferente a otro. Hay mujeres que se sienten marginadas y otras que propician la separación para no sufrir más”.
Mariela F. de Fernández - Ingeniera comercial

“En algunos casos el que sufre más es el hombre, cuando ama de verdad a su esposa y ella lo dejó. Y en general nosotras, porque somos la base del hogar”.
Wilma M. de Aguilera - Comerciante

“Hay casos en que la ruptura sirvió para que los dos vuelvan a ser felices con otra pareja. No siempre es motivo de sufrimiento. Me imagino que debe doler”.
José Fernández B. - Albañil

Punto de vista
“Los corazones laten igual, pero reaccionan de forma diferente”

Adolfo Mier - Humorista
Una ruptura no es para reír, pero tampoco para abrirse las venas aunque sea con una galleta. Depende quien está más enamorado, más acostumbrado o más cabreado (perdón por la expresión) porque a veces una ruptura por más que duela, es una liberación.


El destino estaba a la vuelta de la esquina. Te estaba esperando con una buena noticia. El destino te estaba reservando otra realidad y la vieja relación, ingrata o infiel, era la que estorbaba. Sacarle las placas y poner al nuevo carro, es volver a caminar sin temor, amarguras ni despechos.

Cada caso en el amor, es personal. Los corazones laten igual, pero reaccionan en diferente forma. Lo único que sé es que nadie debe sufrir por una ruptura, porque lo más importante en una pareja eres tú.


Hay veces que el hombre sufre más, otra la mujer, pero los que únicos que ganan son los dueños de los karaokes, porque ahí, los muy mansos, van a cantar su decepción y/o embriagarse para olvidar las penas. Inclusive las deudas, porque al irse, la muy infiel se llevó tu tarjeta de crédito y te dejó en la cochina calle. (Suele suceder)// El Deber (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top