a

Uno de los programas de Educación Temprana denominado Mis Primeros Pasos, implementado en 24 unidades educativas de las laderas de Oruro y en el municipio de Caracollo logró que los niños aprendan a leer y escribir en el nivel inicial.

"Trabajamos en innovación pedagógica con los maestros. En el kínder aplicamos la metodología Doma, que hace que el aprendizaje de la lectura no sea por sílabas tal como se enseñaba antes, sino por palabras, y eso logra que el niño asocie más rápido el nombre y el objeto, lo que facilita   que el pequeño aprenda a leer a la conclusión del curso”, destacó la directora de Implementación de Programas de Save The Children, Alejandra Villafuerte.

Explicó que, por ejemplo, la palabra "lima” se asocia con el objeto y así arman oraciones.

La información se dio a conocer ayer en la  presentación de   Resultados y Rendición de Cuentas de la organización, que implementó  seis proyectos en 25 unidades educativas de las laderas de Oruro, que beneficiaron a más de  232.000  estudiantes de primaria y secundaria en 16 años de trabajo.

Educación en Bolivia  "Es impresionante que niños de cuatro años pueden escribir dictado”, dijo Villafuerte tras indicar que con este método se "desmitifica” que un niño aprende a escribir en primaria.

De acuerdo con el currículo escolar, acorde a la Ley  Avelino Siñani-Elizardo Pérez, aplicado desde este año en el país, los niños deben aprender  lectoescritura en primero de primaria.

La profesora Miriam Gómez, de la escuela de Caracollo, dijo que los niños además de leer y escribir aprenden los números,  "saben y escriben hasta el 100”.

Este programa aumentó la estimulación "media” de 52% en 2009 a 80% en 2012 y disminuyó los promedios "bajos” de 40% en 2009 a 9% en 2012.

   El programa también enseña a que el paso de inicial a primaria no sea traumático. "Muchos niños lloran el primer día de clases;  sin embargo, con este proyecto los niños ingresan felices a clases”, remarcó la maestra.

Este programa beneficia a niños de cero a ocho años y trabajó con las juntas de madres de familia, donde les enseñan a  cocinar alimentos nutritivos y también a que entre ellos controlen la estatura y peso de los pequeños.

  La ONG invirtió $us 15 millones

Para la aplicación de seis programas diferentes de desarrollo en las laderas y en zonas rurales de Oruro,  Save The Children invirtió 15 millones de dólares en 16 años de trabajo, lo cual concluyó el año pasado.

Los programas de educación y salud  dirigidos a niños y adolescentes tenían  como objetivo lograr la salud y la educación con calidad para esta población.

Entre los programas se puede  destacar Educación Temprana, Educación Básica, Salud Escolar, Desarrollo del Adolescente, Tecnología de Información y Comunicación (TIC) y el de Gestión de Riesgos.

La directora de Implementación de Programas de la organización, Alejandra Villafuerte, señaló que en el caso de los adolescentes se trabajó con las madres y con ellas se logró postergar el segundo embarazo hasta en cinco años. "Como no tenían información, estaban con la segunda gestación antes del primer año de su primer hijo. Ahora esperan cinco años”.// Página Siete (BO)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top