a

Hasta la fecha, cuatro fuerzas políticas aseguraron su participación en las elecciones generales de 2014, aunque de éstas, sólo el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) tendría sus candidatos presidenciales. Los otros tres, el Movimiento Sin Miedo (MSM), Movimiento Demócrata Social (MDS) y el Frente Amplio (sobre la base de Unidad Nacional) tienen en agenda congresos y asambleas que podrían definir a sus postulantes.

También se develan acercamientos políticos y agrupaciones indígenas, pero que aún no confirmaron participación.

Al margen del MAS que anunció por tercera vez (aunque aún no con proclama oficial) a Evo Morales y Álvaro García Linera, como candidatos, el siguiente en la lista parece ser el MSM, que tiene asamblea nacional este 10 y 11 de noviembre en La Paz.

Es casi un hecho que su máximo líder, Juan del Granado, será el aspirante a presidente. La incógnita es quién le acompañará como “vicepresidenciable”.

Elecciones en Bolivia 2014El Frente Amplio, con Samuel Doria Medina como principal figura, y también serio aspirante a candidato presidencial, definirá su panorama a fines de diciembre. “Estamos en pleno proceso de construcción de nuestro plan de propuestas en el campo económico e ideológico, terminaremos en diciembre”, dijo la portavoz del proyecto, Loyola Guzmán.

El MDS, liderado por representantes del Consejo Nacional Democrático (Conalde), también anuncia designar a sus candidatos para fines de diciembre. La Comisión Nacional de este frente tiene previsto reunirse este lunes en La Paz para lanzar la convocatoria al Congreso Fundacional del partido que se realizará en Cochabamba, donde entre varios puntos, anticiparon que definirán la forma de elección de sus candidatos.

Justamente, el Frente Amplio y el MSD se encuentran en la etapa de definir la fórmula para decidir candidatos, pues ambas fuerzas políticas son el resultado de la aglutinación de varios frentes y líderes políticos.

El bloque de los indígenas representado por el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) y la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), liderados por Félix Becerra y Adolfo Chávez, no define aún si participarán como fuerza independiente o bajo una alianza “programática política”, según explicó el Jiliri Apu Mallku del Conamaq, Félix Becerra.

En las últimas semanas, hubo acercamientos para formar una sola alternativa, entre los líderes indígenas y el grupo de asambleístas del MAS, que se han alejado del Gobierno, los denominados “librepensantes”, pero sin resultados concretos.

Movimiento Sin Miedo

Aunque no fue oficializado formalmente, Juan del Granado es casi un hecho que será el candidato presidencial del MSM, pero su postulación será ratificada en un congreso nacional del partido el 10 y 11 de noviembre en La Paz. “Todo dependerá de los actores. Si no hay otro contrincante, Juan del Granado será proclamado como candidato presidencial, dijo el jefe departamental en Cochabamba del MSM, Mario Orellana.

El MSM es un partido que cuenta con una base orgánica sólida y tiene ya varias participaciones en procesos electorales con presencia en algunos municipios del país. Se ubica en el bloque de los disidentes del “proceso de cambio”. En un principio fue aliado del gobernante MAS.

Movimiento Demócrata Social

Si bien la figura emblemática del MDS recae en el actual gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, en la carrera por la candidatura figuran nombres como la del exsenador nacional por Poder Democrático Social (Podemos) Óscar Ortiz, la exprefecta de Sucre y disidente del MAS, Savina Cuéllar, y el también exgobernador de Beni Ernesto Suárez.

“Estamos en plena discusión, será el 10 y 11 de diciembre en el Congreso Nacional de la ciudad de Cochabamba, donde se asuma y elija a nuestro candidato, con la salvedad de que pretendemos salir de la lógica caudillista”, dijo el coordinador del MDS en Cochabamba, Óscar Mercado.

El MDS se autoidentifica como oposición por tener una postura crítica al Gobierno, más que por su trayectoria breve como partido.

Movimiento Al Socialismo

El Movimiento Al Socialismo (MAS) es la única fuerza política que ya definió a sus candidatos presidenciales, aunque aún sin proclama oficial, y que según observan los opositores ya se encuentra en plena campaña electoral.

El propio Evo Morales pidió a sus autoridades dedicar “el 50 por ciento de su tiempo a la campaña”. Su discurso es triunfalista, pues ha pronosticado que en las siguientes elecciones ganará con el 74 por ciento de la votación.

El capital social acumulado en varios procesos electorales hace que el MAS cuente con una eficiente máquina electoral y una amplia capacidad de articulación con el poder local, departamental y nacional, que los opositores admiten que los pone en desventaja.

Frente Amplio

Aunque Samuel Doria Medina parte como favorito para ser electo como candidato presidencial del Frente Amplio, se conoce que hay resistencia en el oriente. Otra figura que aparece como su competidor es el exministro de Educación y excandidato a la Gobernación de La Paz por el MAS Félix Patzi.

“Se está conversando con diferentes grupos y personas, pero no existe nada concreto”, dijo sobre el punto la portavoz del Frente Amplio, Loyola Guzmán, quien agregó que la manera de elegir al candidato será mediante sistema de elecciones primarias. “Esperemos hasta fin de año tener el programa y la candidatura, estamos trabajando en eso”, precisó.

Doria Medina, de ser elegido, cumpliría en estas elecciones su cuarta participación. Es uno de los más antiguos, aunque sus votaciones son bajas.

Movimientos Indígenas

El bloque indígena también surge como una disidencia del “proceso de cambio” y, según el jiliri apu mallku del Conamaq, Félix Becerra, se apuntará junto con la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), no a la Presidencia del Estado, sino a ganar diputaciones uninominales.

“Es una decisión que se concluirá a fines de diciembre, estamos analizando la posibilidad de prestarnos una sigla política o encarar una alianza programática- política. La prioridad es ganar las diputaciones uninominales”, dijo Becerra.

Los dos sectores descartan posibles alianzas con el partido en función de gobierno. “No apoyaremos al MAS, hay un descontento y no queremos compañeros sometidos a un partido”, dijo Becerra.// Los Tiempos (COM)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top