a

Los gastos por televisión por cable, internet y telefonía celular se incrementaron en los hogares cochabambinos, llegando a duplicar el presupuesto total de los servicios básicos, según una encuesta realizada por OPINIÓN.

Los encuestados identificaron siete servicios que mensualmente deben ser cubiertos: la energía eléctrica, el agua, el gas, la telefonía fija y celular, el internet y la televisión por cable.

Estas personas explicaron que antes el internet, TV cable y celular de los hijos no eran incluidos en su presupuesto.

Bajo estas consideraciones, el presupuesto mensual promedio para los servicios básicos era de 400 bolivianos al mes, y en la actualidad, incluyendo el internet, TV cable y celular, subió a 810 bolivianos.

Servicios básicos en BoliviaEl gasto promedio por energía eléctrica hace cinco años era de 99 bolivianos, actualmente el monto es de 167, lo que representa un incremento del 68 por ciento .

En relación al servicio de agua potable, el gasto promedio hace cinco años era de 64 bolivianos y actualmente es de 111 bolivianos, representando un 72 por ciento de aumento.

El servicio de gas no significó para los usuarios una mayor variación en su presupuesto, ya que todos los encuestados aún adquieren este combustible en garrafas.

Las personas que advierten un incremento -mínimo- es atribuido al pago extra que deben realizar a terceros por la dificultad de no estar en los horarios que el carro distribuidor pasa por sus zonas.

La telefonía fija es otro de los servicios que ha mantenido su calidad y tarifa. “Desde hace más de cinco años que solo pago 20 bolivianos”, expresó Óscar Guzmán, señalando que las 90 llamadas de la tarifa básica y el precio fijo por cada impulso son aspectos ponderables.

La telefonía celular es uno de los servicios que aumentó el presupuesto anterior, en un 124 por ciento . El consumo promedio hace cinco años era de 78 bolivianos, cifra que subió a 177.

En los últimos cinco años se pueden advertir diferentes factores que explican el incremento del presupuesto con relación a los celulares, el principal, la ampliación de este servicio a los hijos. “Antes, solo mi esposa y yo teníamos celular, ahora por factores de seguridad y también insistencia de mis hijos, ellos también tienen uno”, explicó Raúl Jiménez.

Otro factor es el de los adultos que decían no necesitar celular, pero ahora lo usan como una herramienta indispensable en su trabajo y familia. Existen también los casos de quienes incrementaron su gasto por la infinidad de ofertas y beneficios, como planes, paquetes y promociones, que inducen a un mayor consumo.

El acceso al internet es el de mayor crecimiento. Hace cinco años sólo tres de diez familias requerían su instalación, según los encuestados; en la actualidad esta situación fue revertida, tres de diez familias no cuentan con este servicio. El gasto promedio por el internet era de 45 bolivianos hace cinco años y ahora es de 140, lo que significa un 211 por ciento de incremento.

La televisión por cable representaba un gasto promedio de 90 bolivianos al mes, actualmente la cifra ascendió a 157 bolivianos, considerando que hace cinco años sólo cinco de diez familias accedía al servicio y hoy sólo dos de cada diez no lo hacen. Un factor decisivo para estas familias que accedieron al servicio, recientemente, fue la oferta de paquetes que establecen un monto fijo e ilimitado junto al servicio de internet.

Apuntes.

Servicios básicos

El Instituto Nacional de Estadística (INE) establece que los servicios de energía

eléctrica, agua potable y el gas licuado de petróleo son servicios básicos.

Bienes diversos

Los servicios de internet, TV Cable, telefonía fija, internet y telefonía celular están incluidos en el noveno grupo de Bienes y Servicios Diversos, donde también se incluyen

otros servicios como el cine, las fiestas y discotecas, entre otros.

Trabajadores por

cuenta propia

Según una encuesta realizada por el Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (CERES) el 62 por ciento de las familias en Cochabamba genera sus ingresos económicos a través de actividades laborales por cuenta propia.

Comercio informal y remesas inciden en la mayor demanda

El economista y director de investigaciones del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (CERES), Pablo Cuba, realiza un análisis respecto a los factores -económicos y sociales- que determinan el incremento de este presupuesto con relación a los servicios básicos y otros tecnológicos.

P: ¿Cuáles son los factores que inciden en que los servicios “no básicos” como el internet, TV Cable y celular hayan duplicado los gastos en el hogar?.

R: Independientemente de que sea una necesidad indispensable para muchos, un factor determinante es la capacidad de acceso gracias a una mayor capacidad de poder adquisitivo, pese a que las tarifas continúan siendo bastante elevadas.

Esta situación se debe fundamentalmente a las remesas que periódicamente reciben las familias de parientes que trabajan en el exterior.

El 58 por ciento de las familias en Bolivia tiene ingresos inferiores a los 4 mil bolivianos y quienes reciben remesas no están en este grupo.

Un segundo elemento es el incremento del comercio informal por parte de trabajadores por cuenta propia, que en Bolivia representa el 62 por ciento .

Este último grupo de trabajadores por cuenta propia es favorecido por aspectos como el contrabando y aspectos de la economía internacional, tal el caso del libre comercio.

No pasa lo mismo con trabajadores asalariados, tanto del sector público como del privado, que no tienen el mismo poder adquisitivo del sector informal y por cuenta propia.

P: ¿Por qué, pese a que los gastos por servicios “no básicos” duplican el presupuesto, aún se mantiene su fidelidad y preferencia?

R: Existe una fuerte influencia de los medios de comunicación y también de la moda en general que hace evidente la necesidad de estar siempre comunicados.

Estos aspectos, sumados a la capacidad de poder adquisitivo, hacen que los servicios en cuestión ya no sean un lujo sino una necesidad.

P: ¿Cómo podrían ser calificados los servicios “no básicos” pero “necesarios”?.

R: El Instituto Nacional de Estadística (INE) incluye estos servicios en el noveno grupo de Bienes y Servicios Diversos, que con relación a los datos estadísticos del año 1991, los del 2008 tienen una ponderación más alta.

Pienso que debería haber una subclasificación, porque el internet, la televisión por cable y el celular son parte fundamental de las estrategias de vida de las familias cochabambinas, y bolivianas en general.

Las tarifas por el agua subieron hasta doce veces

Una encuesta realizada por OPINIÓN concluye que el incremento de las tarifas de agua potable y energía eléctrica es el más cuestionado por los usuarios, además de la calidad de sus servicios, que para algunos representa hasta doce veces más de lo presupuestado hace cinco años.

Uno de los principales factores para que el presupuesto en agua potable se haya incrementado es que muchos accedían al servicio a través de cooperativas comunales o de barrio, con lo que el costo mensual por mantenimiento, distribución y consumo no pasaba de los 12 bolivianos.

“Mi factura subió y el servicio empeoró desde que Semapa se hizo cargo”, afirmó Daniela Quiroga, agregando que antes tenían agua todo el día y ahora les dan sólo algunas horas a la semana.

En otros casos la recategorización de sus viviendas es la que elevó sus tarifas. “Mi zona se volvió comercial y desde entonces yo pago hasta tres veces más de lo que cancelaba antes”, dijo María Daza, vecina de la zona sur de Cercado.

La mayoría de los usuarios, que recibe el servicio de Semapa, califica esta subida como injustificada. “En mi casa siempre hemos recibido agua de Semapa, pero antes pagábamos 140 bolivianos y ahora 300”, reprochó Jenny Bellot, vecina de la zona de la Coronilla por Tránsito.

En contraposición, la telefonía fija y el gas licuado de petróleo -de uso doméstico- no sufrieron alzas sustanciales, que representen grandes cambios al presupuesto en estos ítemes.

La llegada del internet diversificó las necesidades

Antiguamente, el valor de un teléfono estaba asociado a una empresa que brindaba servicios adicionales. Ser "socio" de una cooperativa implicaba recibir otros beneficios de la misma. En ese sentido, el teléfono era de propiedad familiar, y en muchos casos era parte del alquiler o de la venta del inmueble. Con la llegada de internet se diversificó el servicio y una línea ya no era suficiente para hablar, sino que se necesitaba una adicional para acceder al internet, la denominada “Línea Gemela” y posteriormente la “Trilliza”.

Con la llegada de la telefonía celular y su acceso a internet móvil se ha producido una ruptura en el núcleo de consumo familiar. El ítem "teléfono" puede aparecer con varias personas en una familia que consume planes pre o postpago, y por lo mismo las empresas realizan ofertas como el WhatsApp ilimitado a un bajo precio.

En relación a los beneficios, las empresas de telecomunicaciones simplemente entregan un servicio que, dentro de un presupuesto familiar, no se justifica como tal, salvo algunos planes familiares en general. Todas las empresas de telecomunicaciones diseñan planes estructurados para grupos de consumo que no necesariamente se estructuran alrededor de una familia.

La publicidad seduce con la velocidad en internet, cuando es bien sabido que Bolivia está entre los 10 países con la velocidad más lenta del mundo, y por supuesto la más cara.

Hay un tema pendiente que medirá la fidelidad del cliente a una empresa.

Será interesante ver en Bolivia, qué sucedería si los usuarios pueden mantener sus números de celular, pero cambiar de empresa de servicios. Ése será un factor interesante para medir la fidelidad. Hoy por hoy, la cantidad de Oficinas de Defensa del Consumidor al respecto puede ser un indicador.// Opinión (BO)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top