a

La remolacha ayuda a digerir porque es rica en fibras insolubles, las cuales no son absorbidas por el intestino. Por lo tanto, esta verdura disminuye la absorción de los azúcares y estimula el tránsito intestinal. A tomar en cuenta que es preferible consumirla cocida para evitar las fermentaciones dentro del organismo. Sus hojas contienen carotenoides y luteínas, sustancias antioxidantes que preservan la vista. Algunas investigaciones científicas demostraron que pueden prevenir la degeneración macular.

No olvides comer regularmente remolacha, ya que protege el corazón gracias a su riqueza en flavonoides y antioxidantes que luchan contra los radicales libres potencialmente responsables de las enfermedades cardiovasculares.

BEBE SU JUGO

PRESERVA TU CEREBRO

RICO Y ÚTIL

Debido a su contenido en nitrato, el zumo de remolacha tiene la capacidad de proteger el cerebro. Con la digestión, este componente se transforma y tiene la facultad de dilatar los vasos sanguíneos cerebrales y mejorar la oxigenación. Además, permite frenar el envejecimiento del cerebro. Para realizarlo, licúa remolacha con zanahoria, pepino y limón. Luego, mezcla la preparación con una cuchara de yogur y degusta este zumo bien fresco.

Hemorroides

La alimentación es fundamental para prevenirlas 

¿QUÉ SON? Son formaciones de venas que se sitúan alrededor o dentro del ano y recto. En el estado normal, no provocan dolores. Sin embargo, cuando surge una crisis hemorroidal causada por una dilatación anormal de estas venas, el dolor y sangrado aparecen, lo que se convierte en un problema muy molestoso. Puede ser acompañada por quemaduras y dolores intensos al defecar. Generalmente, esta enfermedad es provocada por los hábitos alimenticios inadecuados de una persona y por la presión repetitiva sobre las venas rectales o anales, debido a intensos esfuerzos durante la defecación.

Dieta y nutriciónPrivilegia

Es importante adoptar una alimentación que permita luchar contra el estreñimiento, el cual generalmente provoca las crisis hemorroidales. Opta por alimentos ricos en fibras como los cereales completos, lentejas, porotos, nueces y frutos secos. También consume una gran cantidad de verduras y frutas.

Evita

Para minimizar los riesgos de crisis y reducir los dolores, es necesario evitar consumir platos sazonados o picantes, es decir, a base de pimienta, mostaza y locoto. También se recomienda reducir el consumo de bebidas alcohólicas y con cafeína, ya que irritan la mucosa digestiva. 

Bebe

En caso de estreñimiento, el agua es primordial, ya que favorece la hidratación de las heces y aumenta su volumen. El hecho de tener heces menos duras permite reducir las presiones ejercitadas sobre las venas hemorroidales y limita la probabilidad de irritarlas. // Opinión (BO)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top