a

La Organización de Estados Americanos (OEA) confirmó ayer que, durante las negociaciones para viabilizar la nueva Constitución Política del Estado (CPE) en octubre de 2008, se estableció que el primer período de gobierno de Evo Morales se computa para efectos posteriores y, por tanto, no le corresponde una habilitación que se dio a través del Tribunal Constitucional y la posterior aprobación congresal.

En conferencia de prensa, el expresidente de la República, Jorge Quiroga Ramírez, dio lectura a la carta remitida por el secretario de Asuntos Políticos del organismo, Kevin Casas Zamora, que en partes sobresalientes cita: “En esa discusión, el tema de la inclusión del período que en ese momento servía el presidente Evo Morales fue parte de la negociación, mencionado por todas las partes. Los acuerdos en lo que se tradujo esa negociación fueron alcanzados en presencia de representantes de la comunidad internacional”.

Sobre la decisión del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para habilitar al jefe de Estado a una segunda postulación, para un eventual tercer mandato, el ente se abstiene de comentar, pero deja entrever en la carta que esa decisión “ofrece una interpretación del texto constitucional vigente que se aparta de aquella prevalencia durante la negociación política que procedió a la aprobación de dicha Nueva Constitución”.

Quiroga lamentó que tenga que ser un organismo internacional que diga las irregularidades y vulneraciones políticas efectuadas por el Gobierno y el oficialismo contra la Carta Fundamental y el Estado de derecho.

Política de BoliviaOEA confirma que 2006-2010 fue acordado como “primer mandato”

La Organización de Estados Americanos (OEA) confirmó que durante las negociaciones políticas entre el MAS y la oposición en el año 2008, se acordó que el período 2006-2009 fuera tomado como el primer mandato del presidente Evo Morales para efectos de la reelección presidencial y que reciente la decisión del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) habilitando la postulación a un tercer mandato, se apartó de aquella negociación política que permitió la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado (CPE).

Esta posición de la OEA fue transmitida en una carta firmada el 6 de junio último por el secretario de Asuntos Políticos del organismo, Kevin Casas Zamora, en respuesta a tres consultas sobre la reelección, formuladas por el expresidente Jorge Quiroga Ramírez, quien se encargó de difundirla ayer, en conferencia de prensa, donde concluyó que la intención de Morales de prorrogarse es inconstitucional.

En la carta, Casas señala: “(...)Debo expresar que es efectivo y consta en el Informe de nuestros observadores del proceso que condujo a la aprobación de la nueva Constitución que, en lo que toca a la reelección presidencial, la decisión del Tribunal ofrece una interpretación del texto constitucional vigente que se aparta de aquella prevalencia durante la negociación política que procedió a la aprobación de dicha Nueva Constitución”.

Luego añade: “En esa discusión, el tema de la inclusión del período que en ese momento servía el presidente Evo Morales, fue parte de la negociación, mencionado por todas las partes. Los acuerdos en lo que se tradujo esa negociación fueron alcanzados en presencia de representantes de la comunidad internacional -incluyendo el Dr. Raúl Lago, enviado especial de esta Secretaría General para la ocasión- y fueron públicamente endosados por el Presidente Evo Morales”.

La OEA se excusa de hacer comentarios sobre la constitucionalidad de la ley y la potestad del órgano de interpretar la norma, pero asegura que la Secretaría General de la OEA tomó nota de la preocupación del expresidente Quiroga y estará atenta al desarrollo de los eventos políticos en Bolivia.

En una escueta declaración, la presidenta de la Cámara de Diputados, Betty Tejada, prefirió señalar que la OEA no tiene facultades para emitir criterios, respecto a la constitucionalidad de un fallo o de una resolución emitida en cualquier país, en nuestro caso por el Tribunal constitucional plurinacional.

Quiroga, quien entonces lideraba la derechista Podemos con dominio sobre el Senado, sostuvo que el acuerdo negociado el 2008 con el MAS tenía el aval del enviado especial de la OEA, Raúl Lago, la intermediación y participación de los embajadores de ese entonces Horacio Macedo de Argentina, Fulvia Benavides de Colombia, el representante de Brasil y la representante de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Yoriko Yasukawa.

Más allá si estos otros veedores se pronuncian, para el exmandatario lo importante es que la carta del Secretario de Asuntos Políticos de la OEA es una “certificación internacional con membrete oficial y que la intención de Morales prorrogarse en el poder, viola la Constitución, viola el acuerdo internacional y hace daño a la democracia boliviana”.

Dijo que es triste para la democracia boliviana que tenga que ser la OEA la que certifique lo que los bolivianos sabían, en sentido que el Tribunal Constitucional falló en contra de la misma CPE, argumentando que el actual mandato de Evo Morales corresponde a la “era” del Estado plurinacional.

DATOS

- La disposición transitoria primera, parágrafo II señala que los mandatos anteriores a la vigencia de esta Constitución (7 de febrero de 2009) serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos períodos de funciones (a partir del 2010). El MAS dice que el primer mandato de Evo Morales (2006-2010) corresponde a la era de la República y que el actual (2010 – 2015) pertenece al Estado plurinacional, desde donde contaría el actual como el primer mandato.// El Diario


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top