a


Una fundación constató que en 2011 más mujeres se hicieron el PAP en La Paz.

La piel de Susana G. es pálida, tiene el cuerpo delgado y su rostro refleja la tristeza que lleva en las entrañas por ser una persona diferente a los demás. Hace un año se le diagnosticó cáncer de cuello uterino, los resultados del Papanicolau revelaron que la enfermedad presentaba un avance significativo en su organismo.

Salud en Bolivia“El cáncer complicó demasiado mi vida, antes trabajaba, ahora no puedo ni caminar bien porque tengo unos dolores terribles, pero necesito dinero para seguir el tratamiento”.

Con lágrimas, reveló que hace más de seis meses llegó a La Paz desde Riberalta, Beni, en compañía del mayor de sus tres hijos. “Me entristece que mi pobre hijo tenga que verme en este estado. Él me anima a no abandonar el tratamiento para salvar mi vida”,  cuenta Susana.

La odisea. Tras enterarse de que adolecía del mal, Susana le contó a su esposo. Su reacción fue de indiferencia: “Eres muy joven para que te enfermes de eso”, le respondió. Sin embargo, su suegra le recomendó que visitara a otros especialistas para tener una segunda opinión y, después de pasar por siete médicos, se confirmó el diagnóstico. Solamente uno de ellos le dijo que tenía una infección severa, pero que con un tratamiento largo sanaría. No sirvió de nada.

Ante el resultado negativo, Susana se propuso recibir quimioterapia para salvar su vida y no dejar en el desamparo a sus tres hijos ni a su esposo. “En cada tratamiento de quimioterapia gasto una cantidad aproximada de 1.100 bolivianos y se hace cada 21 o 28 días, pero además que debo tomar varios medicamentos”.

Refirió que para iniciar el proceso de rehabilitación tuvo que acudir a entidades bancarias para solicitar un préstamo a fin de contar con recursos para encarar el tratamiento. “No me importa endeudarme, porque el dinero se consigue, pero la salud no”.

A los 40 años, no pierde la fe. Está convencida de que reasumirá el ritmo normal de su vida. “Dios es grande y no permitirá que me pase algo malo, pero cuando tomo las pastillas, se me quita el apetito y me debilito. Por eso, debo ayudarme con tónicos”.

Ella agradece el apoyo de la Fundación Boliviana de Lucha contra el Cáncer de La Paz.

El programa. El presidente de esa entidad, Carlos Salamanca, explicó que el cáncer es un enemigo silencioso que se presenta en cualquier momento. “Venimos trabajando en la prevención y la ayuda a las personas que padecen este mal”.

Destacó que a través de talleres de concienciación en los centros de salud y en el área rural, en 2011 se logró una mayor captación de mujeres para realizarse el examen del Papanicolau (PAP).

“Hace cuatro años sólo se atendía entre cinco a siete personas por día, ahora la atención es de 25 mujeres, que vienen todos los días para hacerse el control”.

Explicó que, en Bolivia, alrededor de cuatro a cinco mujeres mueren diariamente por cáncer cérvico uterino. “Es importante que mujeres que son activas sexualmente se realicen la detección temprana con el control del Papanicolau una vez al año, que puede salvar su vida”.

Recomendó ingerir frutas frescas, practicar ejercicios físicos, no consumir carbohidratos ni grasas, además de hacerse con una frecuencia anual el examen del PAP para prevenir el mal.

“El cáncer de cuello uterino es el que más mata a las mujeres, esto se puede prevenir con los controles del Papanicolau”.

Carlos Salamanca / GINECÓLOGO

El ministerio de salud da prioridad a LA OBLIGATORIEDAD de realizar EL PAP. El viceministro de Salud, Martín Maturano, explicó que concluyó el diseño del programa que obligará a las mujeres esta gestión a hacerse el Papanicolau (PAP) para prevenir muertes.

“Sólo falta el visto bueno del Ministro de Salud, y después de la aprobación se declarará el año de lucha contra el cáncer de cuello uterino”.

Los riesgos. Según datos del Servicio Departamental de Salud de La Paz, más del 70 por ciento de las muertes anuales se produce a causa del cáncer. Fumar ocasiona el deceso de 1,5 millones de personas en el mundo cada año.

Los programas de prevención

PROGRAMA

Hoy se conmemorará el Día Mundial de Lucha Contra el Cáncer, en la plaza Camacho, desde las 08.30.

CONTROLES

Las mujeres activas sexualmente deben realizarse la prueba del Papanicolau una vez al año.    TALLERES

La Fundación Boliviana de Lucha contra el Cáncer ofrece capacitación sobre los riesgos de este mal.

LA DETECCIÓN

La detección del cáncer se hace con dos técnicas, el PAP y la inspección visual con ácido acético (IVAA).// La Prensa

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top