Ticker

6/recent/ticker-posts

Header Ads Widget

España: La Caldera de Taburiente, un lugar único en la isla de La Palma

La isla canaria de La Palma merece siempre una visita, aunque solo fuera para visitar la Caldera de Taburiente. Recorrer sus laderas y barrancos es una experiencia única; después de todo estaremos dentro de lo que fue un volcán.  

El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente es como el resto del archipiélago de naturaleza volcánica. Sin embargo, se distingue por la gran cantidad de recursos hídricos que posee, tanto subterráneos como superficiales.

Turismo por el mundoEl Roque los Muchachos

Declarado Parque Nacional en 1954 y Reserva Mundial de la Biosfera en el 2002, su superficie es de 46,9 km², que junto a la Zona Periférica de Protección comprende 59,56 km².

Situada en el mismo centro geográfico de La Palma, la Caldera de Taburiente comprende una gran depresión rodeada de abruptas paredes que sobrepasan los 2.000 metros de altura, destacando el Roque de Los Muchachos que con sus 2.426 metros es el punto más alto de la isla.

En este lugar, el paisaje palmero adquiere entidad única. Cubierta de pinos, surcada por barrancos por los que discurren riachuelos de aguas puras y transparentes, es fuente permanente de inspiración para geólogos, vulcanólogos, botánicos y zoólogos.

Pinos, cumbres y riachuelos

El agua ha ido modelando el relieve durante siglos. Si en su interior el conjunto forma un espectáculo increíble, no menos admirable es contemplar la Caldera de Taburiente desde los miradores naturales que se localizan en el exterior (Cumbrecita, Bejenado, Los Andenes).

La Caldera representa principalmente al ecosistema del Pino canario, teniendo además una enorme importancia las comunidades de Roquedos por el alto número de especies endémicas que presentan.

Su paisaje es espectacular. En un circo de cumbres de 8 kilómetros de diámetro hay desniveles de 2.000 metros con una red dendrítica de arroyos y torrentes que nos manifiestan una fuerte erosión hídrica.

Las formaciones geológicas de alto interés nos llevan desde los componentes del complejo basal (lavas almohadilladas, magmáticas plutónicas, diques basálticos, aglomerados y roques) a las series más modernas de la pared, donde se perciben: coladas, diques de basalto recuerdo de las antiguas chimeneas, conos volcánicos y sus zonas de influencia y restos de erupciones explosivas por acumulación de piroclastos de llamativos colores.// 20minutos.es

Publicar un comentario

0 Comentarios