a

Lo que los más pesimistas consideraban como posibilidad lastimosamente se cumplió en Yapacaní.

Ayer se registraron violentos enfrentamientos entre pobladores del municipio  y efectivos policiales. El saldo: tres personas muertas  en filas de los manifestantes y una cantidad aún no precisada de heridos en ambos bandos.

Bloqueos, marchas, cabildos, petardos, palos y piedras, fueron los elementos que, semanas antes,  crearon el panorama de violencia que se desbordó ayer con un saldo fatal.

Marcha y cabildo. La jornada se inició con la masiva marcha de las organizaciones sociales  locales que tenían previsto realizar un cabildo en la plaza principal de Yapacaní.

Sin embargo, antes de llegar a este punto, los efectivos policiales reprimieron a los manifestantes con gases lacrimógenos, logrando dispersarlos, aunque no fue suficiente, ya que los marchistas llegaron hasta el centro del municipio, enfrentándose con unos 700 policías que habían llegado el lunes a esta localidad desde Santa Cruz y Cochabamba.

La movilización tenía como fin, realizar este cabildo para desconocer al burgomaestre, quien fue alejado del sillón municipal por la fuerza hace dos meses, pero que regresó a su cargo el pasado lunes gracias a un amparo constitucional y el apoyo del fuerte contingente  policial.

Las muertes registradas. Producto de los enfrentamientos, Abel Rocha, de 27 años de edad, perdió la vida, por varios impactos de proyectiles; Michael Sosa Apata, de 23 años, segunda víctima, murió a causa del impacto de un perdigón en el corazón, según el director del hospital San Juan, doctor Eduardo Pérez.

La tercera víctima mortal aún no había sido identificada hasta el cierre, anoche, de nuestra edición.

Además de los fallecidos, se informó que hay más de 50 heridos, entre ellos un policía, también por impacto de proyectiles.

El ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, que salió a dar una conferencia de prensa sobre la jornada, señaló que se realizará una investigación "para que no quede impune este asesinato, ni la grave herida de un policía".

Chávez aseguró que la Policía no estaba autorizada para usar armas de fuego, solo agentes químicos disuasivos

Contradicciones. El mismo ministro fue quien anunció la renuncia del alcalde yapacanisense, David Carvajal.

Sin embargo, Carvajal, desde Santa Cruz, donde se puso a buen recaudo, emitió declaraciones contradictorias. Dijo que está dispuesto a someterse a un referéndum revocatorio, y luego señaló que no se aferraba al cargo. Y que tampoco había renunciado.

Minutos después, el ministro Chávez había dicho categóricamente que David Carvajal renunció al cargo y que por ese motivo, las fuerzas del orden se retiraban del lugar.

"Una vez efectivizada la renuncia del alcalde, no se justifica la presencia de la Policía", dijo.

Sigue la furia. Hasta el cierre de esta edición, pese al repliegue policial, aún se registraban hechos de violencia en Yapacaní. La población, enardecida por las muertes, prendió fuego a algunas oficinas de la Policía.

Además, se realizaron bloqueos esporádicos.

El 11 de enero es una fecha trágica

El 11 de enero del 2007 también quedó marcado con la muerte de dos personas, cuando el MAS tomó  por la fuerza la gobernación de Cochabamba.

50 Heridos

Se registraron durante el enfrentamiento. Policías también fueron agredidos.

Dolor

Abel Rocha será velado en la plaza de Yapacaní

Fallecido. Abel Rocha Bustamante, de 27 años de edad, recibió varios proyectiles (no se determinó con exactitud cuántos ni de qué calibre, pero una versión extraoficial habla de 11). A Rocha, se suma la muerte de Michael Sosa Apata (23) y otra víctima aún no identificada hasta anoche. Un efectivo policial afirmó que ellos no portaban armas de fuego porque no estaban autorizados. Rocha será velado hoy en la plaza de Yapacaní.// El Día

______________________________________________

Yapacaní cierra jornada violenta con la muerte de 3 manifestantes

Después de una reunión de emergencia del gabinete ministerial en La Paz, el ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, confirmó a las 20.30 la muerte de Abel Rocha Bustamante, un albañil de 26 años —acribillado con 11 tiros—, y anunció el repliegue de la Policía tras la presunta renuncia del alcalde David Carvajal.

Sin embargo, Carvajal —cuya restitución ordenada por la justicia movilizó a este municipio un contingente de 700 agentes— desmintió casi inmediatamente haber dimitido. “Hemos ganado un amparo constitucional que nos permitió retornar a la administración municipal, no podemos renunciar de buenas a primeras, pero queda el camino del referéndum revocatorio para que el pueblo pueda definir nuestra permanencia o alejamiento del cargo”, declaró.

Más muertes. Cuando faltaban 15 minutos para la medianoche, Chávez volvió a llamar a una conferencia de prensa para dar cuenta de la existencia de otros dos muertos. Noticia difundida por Mario Soeiro, dirigente del Comité Interinstitucional. “A las 22.00 se ha confirmado la muerte de dos personas más, por una escopeta”, dijo el ministro,

Además de insistir en que el Comando de la Policía sólo dispuso el uso de elementos disuasivos (balines y agentes químicos) para restablecer el orden durante la violenta jornada de ayer, Chávez descartó que los agentes hayan causado los dos últimos decesos debido a que salieron de este municipio a las 20.15.

“A las 19.40, la Policía tenía instrucción de salir, estaban saliendo, cuando a las 20.15 fueron emboscados en el puente, donde les dispararon con escopetas. Los vidrios de todos los autos de la Policía están rotos en su totalidad”, declaró a La Razón y confirmó el deceso de Michael Soza, de entre 18 a 20 años, abatido a tiros, y la muerte de un hombre no identificado que se electrocutó cuando una turba incendiaba el recinto policial de Yapacaní.

Según testigos, la negativa de la Policía de permitir la realización de un cabildo convocado por el Comité Interinstitucional para las 14.30 en la plaza, enfureció a quienes se oponen a que Carvajal continúe al frente de la administración municipal, y por tercera vez en lo que va de la semana, las calles y la plaza del municipio se convirtieron en un campo de batalla. Aunque esta vez no sólo hubo heridos y detenidos, sino tres muertos.

En contacto con periodistas de Yapacaní, el director del hospital de primer nivel de Yapacaní, Eduardo Pérez, informó que Abel Rocha Bustamante recibió 11 disparos en el cuerpo, aunque sólo dos de ellos fueron letales. No precisó el calibre del arma. Falleció cerca de las 18.00, los otros dos murieron aproximadamente a las 22.00, dijo. El Comando de la Policía de Santa Cruz indicó que en los enfrentamientos fueron heridos 17 uniformados, y el Comité Interinstitucional dio cuenta de la existencia de unos 50 civiles lesionados.  

Demanda.  “Como Gobierno, pedimos que el Ministerio Público organice una comisión de fiscales que investigue y pida las sanciones más drásticas contra los culpables”, dijo Chávez. La autoridad destacó que dos efectivos del orden, uno ayer y otro el martes, fueron heridos con disparos de escopeta por los movilizados.

El Comité Interinstitucional, que agrupa a movimientos sociales de este municipio, pidió a mediados de noviembre la renuncia de Carvajal, y el lunes exigió además que dimitan los siete concejales para dar paso a nuevas elecciones.

Esta organización, que agrupa a unas 30 entidades, es liderada por el dirigente de las Comunidades Interculturales, Cirilo Sonabi. En su primera comparecencia ante los medios de comunicación, el Ministro de Gobierno deslindó la responsabilidad del Ejecutivo en la disputa política en ese municipio cruceño y acusó a dirigentes “vinculados a la derecha” de anteponer intereses políticos y personales para desestabilizar la gestión de Carvajal.

El Alcalde, que abandonó Yapacaní antes de que estallara la violencia y buscó refugio en Santa Cruz de la Sierra, por la mañana había abierto la posibilidad de dar paso a un referéndum revocatorio a fin de que sea el pueblo el que determine su permanencia o alejamiento del cargo. “Hay que utilizar los mecanismos que nos brinda la democracia para subsanar nuestras diferencias y una consulta popular es lo ideal para terminar con el pleito político”, declaró.

La propuesta fue rechazada por los sectores en conflicto, que calificaron la medida como una acción dilatoria para alargar la gestión de Carvajal. “Sólo la renuncia del Alcalde y los siete concejales dará una solución al problema”, señaló Sonabi. La Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia pidió anoche una investigación para esclarecer las muertes y el uso de la fuerza.

Cronología de la crisis política

28-03-11.  El Concejo suspende por 20 días al alcalde David Carvajal para que aclare el uso de recursos durante su gestión. 

15-11-11. Un cabildo convocado por el Comité Interinsti- tucional exige la renuncia de Carvajal.

01-12-11. Carvajal es destituido de su cargo. El Concejo elige bajo presión del Comité Interinstitucional como alcalde interino al concejal masista Zenobio Meneses.

02-12.11. El Gobierno desconoce a Meneses y anuncia que las cuentas de Yapacaní seguirán congeladas.

03-01-12. La Sala Penal 1ª ordena la restitución de Carvajal.

09/01/12. Con apoyo de 450 policías, Carvajal ingresa a la Alcaldía.// La Razón


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top