a


Se creó casi de la nada hace algo más de treinta años única y exclusivamente para acoger a los turistas. Es Cancún, uno de los destinos más repetidos por los turistas españoles. Las razones son dos: sus playas de arena blanca y agua cristalina, y sus precios ajustados. 

Esta estrecha franja de arena sobre el Caribe es hoy sede de multiplicidad de hoteles de lujo que reciben a visitantes de todos los países. Año tras año renueva una oferta que se diversifica más allá de lo netamente playero, como la inclusión de deportes de aventura, turismo arqueológico, gastronómico, o el ya casi inevitable golf.

TurismoAlgo más que playas

Las playas son el epicentro de la actividad de los que arriban en Cancún. Tumbarse a tomar el sol en una hamaca, darse un baño para refrescarse y tomarse una margarita en el chiringuito son propuestas que no necesitan mayor explicación.

Para los que prefieran unas vacaciones un poco más activas, en Cancún se están desarrollando diversas actividades deportivas. El buceo submarino da la oportunidad de descubrir con guías expertos los arrecifes de coral y las especies marinas que pueblan estas aguas templadas. El sky-surf o el wind-surf también son opciones para los más deportistas.

La construcción de campos de golf no cesa en todo el Caribe mexicano. Las calles se extienden entre la selva o frente al mar. La celebración de congresos en Cancún es una industria creciente, y sin duda se favorece de la proliferación de campos de golf y tenis para el recreo de los asistentes.

En Cancún se pueden encontrar muchos restaurantes temáticos: americanos, criollos, cajunes, a precios más o menos asequibles, como Outback Steakhouse y Pat O'Brien, y restaurantes menos lúdicos y con más ambiciones culinarias, como Fantino. En cuanto a ocio nocturno, además de las típicas discotecas, hay una serie de shows para toda la familia, como "Asalto Pirata" o el "Caribbean Carnaval", hechos a la manera de los parques temáticos.

Naturaleza y patrimonio

Para compensar la lujosa artificiosidad de la ciudad de Cancún, se pueden visitar una serie de islitas cercanas conservadas en un estado de estudiada virginidad.

Una de ellas en la isla Holbox, ubicada dentro de la reserva protegida de Yum Balama, que además de ser un pequeño paraíso natural, cuenta con pequeños hoteles y pintorescos restaurantes. Un caso similar es el de la Isla Contoy, parte del Parque Natural del mismo nombre, donde se organizan deportes acuáticos.

Para el que quiera ver algo verdaderamente diferente, a unas pocas horas de Cancún se encuentran ruinas arqueológicas de inconmensurable importancia, como las pirámides de Chichen Itzá o los restos de Tulum. Estos complejos religiosos mayas con la muestra más avanzada de la civilización americana precolombina.// 20minutos.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top