a

Bolivia Informa

El postre es el cierre, el final, la coronación de toda comida por sencilla que esta sea. Debe ser perfecto hasta dentro de su sencillez, ya que no es el mismo postre para acompañar un filete de res, un coctel de mariscos o una parrillada.

Según el chef Roberto Morales, la perfección del postre va más allá de su preparación, puesto que "implica terminar en equilibrio y en perfecta combinación con los platos que componen la comida", dice.

EL PLAN PERFECTO. "Quien planee una comida debe tener en cuenta que el postre es el broche fundamental y que mal elegido puede arruinar el más lujoso banquete", sostiene Morales. Por otro lado, advierte que un postre suculento como final de una abundante y contundente comida puede provocar hasta el rechazo por parte de los comensales, pese a lo delicioso que luzca. "Una comida liviana, por el contrario, puede ser terminada con un postre importante y será satisfactoriamente completa", añade.

ELEGIR. Al momento de escoger los postres se debe tomar en cuenta que los dulces son alimentos con un alto contenido de carbohidratos, principalmente por el azúcar, y deben consumirse moderadamente para mantener un equilibrio alimentario. Las frutas consumidas naturalmente resultan un tipo particular de postre, están compuestas básicamente por agua,  vitaminas y minerales, en  los postres se transforman  en un excelente alimento.

SABORES PARA TOMAR EN CUENTA

» No hay que repetir cremas o salsas si hay en la comida salsa blanca o bechamel, gratins, soufflés, por ejemplo.

» No servir tortas de postre si se come pastas.

» No servir postres de frutas si se come "pato a la naranja" o "carré al ananá".

» Si la entrada es una ensalada múltiple, evite el servir macedonia de postre.

» Para una entrada liviana y un plato principal de ave puede resultar perfecto el servir un pastel de limón o alguna tarta de frutas.

» Para una entrada fresca y un plato principal basado en carne roja puede resultar ideal el servir mousse de chocolate con nueces o un helado almendrado con salsa de chocolate.

» Para una entrada liviana y un plato principal a base de pasta servir un postre fresco como por ejemplo, una macedonia de frutas, manzanas asadas, etc.

1 PARA TODO. Las cremas, flanes, mousses y helados serán bien recibidos tanto para el almuerzo como para la cena.

2 DULCES. Los postres dulces como los chocolates o tortas se deben comer con cierta medida.

3 LAS FRUTAS.  Recurra a las frutas de temporada, puede combinarlas con una infinidad de variaciones.

4 BEBIDAS. En vez de postre puede optar por un buen café, un té verde o una infusión de hierbas. // El Sol


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top