a


Comercio. Personas transitan por una de las calles de la Ceja, una de las zonas más comerciales.

Delincuentes encontraron una nueva forma de estafar a sus víctimas. En El Alto emplean a mujeres jóvenes y atractivas, conocidas como las “cocacoleras”, que ofrecen cientos de bolivianos en premios  a cambio de depósitos de pequeñas sumas   o dinero en efectivo.

El portavoz de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de la urbe alteña, coronel Adolfo Cárdenas, informó de que las antisociales se apostan en las calles más concurridas o en mercados, y eligen al transeúnte que será víctima del engaño.

“Ellas son jóvenes de buena presencia. No llevan ninguna identificación ni logo de Coca-Cola, pero cuando se acercan a sus víctimas aseguran trabajar en esa empresa y les entregan un folleto”, explicó el jefe policial.

Una vez escogidas las víctimas, que generalmente son ancianos y mujeres, se acercan a ellas,  entablan conversación para ganarse su confianza y les anuncian que ganaron un premio de Bs 1.000 o Bs  3.000.

En las últimas dos semanas, la FELCC alteña atendió uno de estos casos. Una “cocacolera”  le aseguró a una mujer, de unos 50 años, que había ganado Bs 1.000 sólo por haber pasado por la calle donde las supuestas promotoras de Coca-Cola trabajaban.

“Una de las antisociales le dijo que debía cancelar en ese momento la suma de Bs 200 para que después de un supuesto trámite los Bs 1.000 prometidos les sea entregados”, contó el coronel Cárdenas.

La víctima no vaciló y entregó el monto solicitado. Las “cocacoleras” le tomaron sus datos y prometieron que le iban a llamar por teléfono para entregarle el premio. Jamás lo hicieron. Según el portavoz policial, otras antisociales piden mayores sumas de dinero con el mismo ofrecimiento.

“Otro modo que tienen de engañar es anunciar a sus víctimas que deben depositar cierto monto de dinero como Bs 100, Bs 200 o Bs 300 en una cuenta de cualquier entidad bancaria. Les avisan que una vez que tengan la certeza de que se hizo el depósito, se comunicarán con ellas para entregarles el dinero”, explicó el vocero policial.

La fuerza anticrimen de la ciudad de El Alto ha registrado hasta la fecha  otras denuncias similares. “Ya tenemos varios casos de éstos en la FELCC. No podría dar un número exacto porque todavía tenemos que organizar la información”, explicó ayer a La Razón.

Caso. Un anciano es la víctima de otro caso denunciado a la fuerza anticrimen, que hizo un depósito de Bs 300  a una entidad bancaria con la esperanza de recoger un premio de Bs 2.000, que nunca llegó.

La Razón se comunicó con el gerente de la Embotelladora Boliviana (Embol) que tiene la franquicia de Coca-Cola, Jaime Tapia, quien negó rotundamente que esa compañía promueva este tipo de campañas callejeras  y llamó a la población a tomar sus recaudos para no caer en el engaño.

“Todas nuestras campañas primero las registramos y luego las comunicamos en conferencias de prensa. Todas ellas son hechas públicas”, manifestó ayer Tapia. Agregó que es importante para la empresa contar con la información sobre este nuevo modo de operar de los delincuentes con el fin de que  ni la población ni sus clientes sean “engañados por gente inescrupulosa”.

En la misma línea, el coronel Cárdenas recomendó a las personas poner en duda este tipo de anuncios y promesas de gente desconocida y que no tenga la debida identificación ni otorgue garantías. “Sólo por el hecho de que los delincuentes les piden dinero o, peor aún, hacer un depósito bancario es una alerta para que la gente no crea en ellos”, manifestó el jefe policial.

Si uno es abordado por personas que hacen ese tipo de ofrecimientos, el ciudadano debe exigir que le muestren sus documentos para evidenciar que pertenecen a una empresa legalmente establecida y de todas maneras deben dudar de sus promesas.

Asimismo, el portavoz de la fuerza anticrimen alteña recomendó a las personas que no dejen salir solos a los ancianos, porque son las víctimas preferidas por los antisociales, que les ofrecen premios o dinero fácil, y les despojan de sus ahorros.

Los mensajes de texto

El portavoz de la fuerza anticrimen de El Alto, coronel Adolfo Cárdenas, advirtió que los mensajes de texto que llegan a los celulares con anuncios de premios tampoco son reales. Los antisociales operan con el mismo procedimiento que las llamadas “cocacoleras”. Piden pequeños montos de dinero, depósitos a cuentas bancarias o la recarga de una tarjeta de telefonía móvil.

La Razón

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top