a

El vicepresidente de la República, Federico Franco, rechazó las expresiones de su colega boliviano Álvaro García Linera. Debería preocuparse de la conducta de su funcionaria, Nardy Suxo, quien tuvo una grosera injerencia en nuestro país al abogar por el rechazo al pedido de refugio de Mario Cossío.

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, manifestó que generaron malestar las expresiones de su colega de Paraguay, Federico Franco, respecto al pedido de refugio político solicitado a nuestro país a fines de diciembre por el destituido gobernador de Tarija, Bolivia.

Franco respondió ayer, a través de la radio 970, que las relaciones entre ambos países, luego de la Guerra del Chaco (1932-1935), han sido armónicas y proporcionales. Agregó que las declaraciones de autoridades circunstanciales, como el caso del Vicepresidente de ambos países, “de ninguna manera deben manchar las relaciones absolutamente armónicas y profesionales que tienen los pueblos de Paraguay y Bolivia”.

Señaló que al referirse al conflicto suscitado con Cossío y su destitución, fue muy cuidadoso en todas sus declaraciones. “Dije que no voy a emitir ningún juicio de valor sobre el Gobierno de Bolivia”, acotó.

Recordó que en el Paraguay está garantizado por ley que un ciudadano pueda venir al país y plantear acceder al refugio político. “Yo deseo fervorosamente que las autoridades de la Conare (Comisión Nacional de Refugiados) le otorguen el refugio al gobernador Cossío. Esa decisión de ninguna manera puede significar, ni por un instante siquiera, que el Paraguay ha emitido un juicio de valor hacia el Gobierno de Bolivia. Yo de ninguna manera dije, ni voy a decir nada injurioso contra ningún gobierno y en particular el de Bolivia. Así que quiero que estén tranquilos”, puntualizó Federico Franco.

INJERENCIA Recomendó a su colega boliviano García Linera que “debiera preocuparse de su funcionaria (Nardy Suxo, ministra de Transparencia) que vino a tener una clara y grosera injerencia política en cuestiones de la independiente y soberana República del Paraguay para otorgar el refugio político al señor Mario Cossío. Eso sí es injerencia política y eso sí debiera preocuparle al Vicepresidente”.

Federico Franco reivindicó la absoluta potestad que tiene un Estado soberano y libre como el Paraguay de decidir, según las leyes, lo mejor que le parece respecto al pedido de refugio político del destituido gobernador de Tarija. “Considero una injerencia absolutamente innecesaria, en este caso del vicepresidente García Linera, sobre algo que es potestad exclusiva y soberana del pueblo paraguayo”, recalcó.

Conare.

Se reúne el viernes 14, para resolver el pedido de refugio solicitado por el ex gobernador de Tarija, pero es improbable que salga una resolución esta semana.

Opinión


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top