a

Incidentes: funcionarios de AeroSur y amigos de Humberto Roca escapan de la represión policial, ayer en Santa Cruz

Operativo: Por una orden del juez Carlos Guerrero, de La Paz, el fiscal Edward Mollinedo dirigió ayer el embargo de la colección de motorizados perteneciente al empresario Humberto Roca, quien enjuiciará a los que autorizaron este hecho.

El Ministerio Público secuestró ayer por la tarde los 47 vehículos que forman una colección privada perteneciente al presidente ejecutivo de la compañía AeroSur, Humberto Roca Leigue, quien, desde España, anunció para hoy una querella criminal contra las autoridades que ejecutaron esa acción.

La orden fue emitida por el juez Carlos Guerrero, de La Paz, quien el lunes lo declaró en rebeldía por no haberse presentado a declarar dentro de la investigación que se le sigue por la presunta comisión de los delitos de enriquecimiento ilícito y daño económico al Estado.

Roca no concurrió a esa audiencia debido a que se halla en Barcelona, España, donde recibe atención especializada para combatir un cáncer renal.

El operativo de ayer fue dirigido por el fiscal Edward Mollinedo, quien formuló la imputación correspondiente.

A través de la red PAT, anoche, el empresario opositor al Gobierno de Evo Morales anunció que abrirá una querella criminal por intentar que suspenda el tratamiento médico al que se somete y que tiene el objetivo de salvarle la vida.

Ayer por la tarde en la capital cruceña, la Fiscalía intervino el inmueble denominado “El garaje de Humberto Roca”, donde se encuentran estacionados los 47 motorizados de colección pertenecientes al ejecutivo de la aerolínea.

Efectivos policiales provenientes de La Paz desalojaron a los dos serenos y los responsables del cuidado de autos que se encontraban en ese momento en el lugar y acordonaron el inmueble.

Posteriormente, los fiscales salieron, pero dejaron los vehículos en calidad de retenidos en poder de un depositario legal, responsable de su custodia.

Enterados de lo que ocurría, funcionarios de AeroSur, familiares y amigos personales de Roca se concentraron en la calle 24 de Septiembre para reclamar por lo que consideraban un atropello.

Cerca de las 18.20, efectivos policiales reprimieron a los manifestantes, para lo que emplearon gas lacrimógeno, y también arrestaron a varias personas.

La represión tendió a despejar la salida de los fiscales responsables del operativo para que no enfrentaran a las personas apostadas en ese sitio.

Blanca Alicia y Ana María Roca Leigue, hermanas del empresario privado, protestaron airadamente por la acción judicial. Dijeron que su hermano es inocente y que además ayuda con frecuencia a personas necesitadas.

“Desde que era pequeño, Humberto iba con mi abuelita a atender a personas enfermas. Es una persona altruista”, señaló una de las hermanas del empresario ante los medios que se dieron cita en el lugar de los hechos, mientras otras personas protestaban a viva voz.

A través de la comunicación electrónica, Roca denunció que la operación de la Fiscalía fue “arbitraria y autoritaria”, característica, en su opinión , de un “Gobierno que más parece dictatorial”.

“Han entrado al garaje a incautarse (de los coches) como si yo fuera un maleante, un delincuente”.

Roca aseguró que detrás de estas acciones se encuentra el vicepresidente Álvaro García Linera; exteriorizó su esperanza en que se libre en su contra una orden internacional de captura, para demostrar ante tribunales independientes extranjeros que la justicia está sometida al Órgano Ejecutivo, y reiteró que volverá al país para asumir su defensa en cuanto le sea posible.

Juan Carlos Becerra, abogado defensor de Roca y asambleísta departamental por Santa Cruz, consideró el hecho como un nuevo abuso de autoridad.

“Preventivamente se están anotando los bienes que hay en el garaje, los autos, los vehículos de Humberto Roca, y se los ha dado a un depositario. Es un acto judicial que se tiene que cumplir, pero sabemos que es un proceso político y lamentablemente por las condiciones en las que está Humberto en España no está en condiciones de defenderse”.

“Gasificaron hasta a mi madre”

En una entrevista concedida por Skype a la red televisiva Uno, el empresario privado Humberto Roca Leigue aseguró que los efectivos policiales que dispersaron a los manifestantes apostados en la calle 24 de Septiembre lanzaron gas lacrimógeno incluso contra su madre. “Le apuntaron la granada de gas al pecho. Definitivamente, no hay respeto a nada con este Gobierno, no hay respeto siquiera a la gente, lo único que quieren (las autoridades) es (tener) poder. Hay un ansia exagerada por el poder”.

El principal accionista de la aerolínea AeroSur, un declarado opositor al régimen de Evo Morales, aseguró que acciones como las que ocurrieron ayer por la tarde “despiertan el odio que los gobernantes sienten, que se traduce en maltrato, el abuso excesivo. La gente siente que se está vulnerando su dignidad. El accionar de esos policías va totalmente en contra de unas personas que estaban expresando su desacuerdo por algo que es totalmente ilegal. Lo grave de todo esto es que han herido a personas y han arrestado a otras por un proceso ilegal”, señaló Roca desde la ciudad española de Barcelona.

Llorenti pide captura internacional

El ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, advirtió ayer por la mañana que, en caso de que el empresario Humberto Roca no retorne al país en un plazo razonable, las autoridades judiciales deberán tramitar, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, una orden internacional de captura en contra del ejecutivo que afronta dos procesos penales en territorio nacional. El primero, por el que ya recibió una imputación formal, es por la presunta comisión de los delitos de enriquecimiento ilícito y daño económico al Estado, y la segunda, cuya primera audiencia debe llevarse a cabo el martes 21, es una demanda interpuesta por el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu por discriminación social y racismo, pues declaró hace diez días al rotativo paraguayo ABC que Bolivia y Venezuela tienen enormes masas de gente ignorante que por unas latas de alcohol y “tres ponchos amarillos votan por el diablo para tener cuernos”. Roca pidió ayer que se emita esa orden internacional de captura para que, ante tribunales independientes extranjeros, demuestre el sometimiento de la justicia boliviana al Gobierno de Evo Morales.

Para destacar

Humberto Roca es propietario de la principal aerolínea privada del país, AeroSur, que opera dentro y fuera del país.

Esa empresa celebró en agosto 18 años de labor en el mercado aeronáutico comercial de Bolivia y otros países.

AeroSur posee una flota de 20 aeronaves alquiladas con las que presta servicios en el país, Sudamérica, Norteamérica y Europa.

La Prensa


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top