Ticker

6/recent/ticker-posts

Header Ads Widget

La Iglesia sufre la mayor embestida del Ejecutivo

El presidente Evo Morales, ayer en La Paz. -   Apg Agencia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó ayer que no apoya el ultimátum que sus compañeros cocaleros dieron al arzobispo de Cochabamba, Tito Solari, pero atacó al Prelado y lo acusó de hacer declaraciones políticas. “Parecía ser el mejor vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos”, dijo. Por su parte, el vicepresidente Álvaro García Linera fue más duro al advertir que el Gobierno no aceptará chantajes de la Iglesia Católica, que a través de sus principales jerarcas hace política y ataca al Gobierno para inmiscuirse en los asuntos de Estado.

El arzobispo de Cochabamba, Tito Solari, declaró el jueves de la semana pasada haber recibido denuncias sobre menores de edad que eran utilizados en Chapare para el microtráfico de drogas, lo que le valió la censura del oficialismo desde varios frentes y un ultimátum de los productores de coca para retractarse en el plazo de 48 horas o ser expulsado del país, dado que el Arzobispo es de origen italiano.

El Vicepresidente fue más incisivo en sus declaraciones desde Santa Cruz, donde clausuraba la IX Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas. Según él, la cúpula de la Iglesia Católica tiene derecho a la militancia política, pero la institución como tal no puede devenir en un frente político.

Eso es “escamoteo” de la confianza que depositaron los feligreses, afirmó.

Añadió que los jerarcas de la Iglesia “tienen que aceptar el nuevo orden de la separación moderna del Estado y la Iglesia, y entender que el mundo de los políticos lo harán los políticos y la sociedad y no habrá más ese tutelaje”.

“La jerarquía católica no debe inmiscuirse en asuntos que no le competen y usarlos como chantajes, presiones y ataques a los gobernantes”, indicó.

“La modernidad lleva a una separación real del Estado respecto a la Iglesia, pero varios jerarcas no quieren entender esa realidad”, reiteró.

“Desde la época de Cristo sabemos que ambas instituciones deben andar separadas. Cristo decía: ‘Hay que dar a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César’, por lo que no hay que mezclarlas”, puntualizó.

Evo admite narcotráfico

Morales dijo ayer lamentar la situación. “A mí me ha sorprendido. Por la prensa me he informado: ‘Si no se retracta, vamos a pedir su expulsión’. No comparto con mis compañeros. El día de ayer felizmente me visitaron los compañeros. Yo recomendé que ese término que están (usando) creo que está equivocado. Tampoco voy a direccionar: ‘Tienen que decir esto’… Son seres humanos, son personas mayores, escucharán, no me escucharán. Pero no comparto, no se trata de eso”, dijo el Mandatario tras reconocer que el problema del narcotráfico afecta a todo el país.

La posición del mandatario contradice las declaraciones beligerantes que asumieron los legisladores oficialistas contra la Iglesia Católica –como el caso de la jefa de la bancada del MAS en la Cámara de Diputados, Emeliana Aiza, quien calificó a la Iglesia como enemiga de los campesinos– y frenó las amenazas de los cocaleros de Chapare contra el arzobispo de Cochabamba.

El jefe de Estado considera que un padre de la Iglesia Católica al percatarse del problema de tráfico de drogas que afecta a niños o jóvenes debió convocar al Gobierno o las autoridades pertinentes para denunciar con documentación y datos puntuales la vinculación de menores con la venta de drogas. “Yo sospecho que tomó una acción política. Eso me preocupa”, agregó.

Para Morales, los padres de la Iglesia Católica son filósofos, psicólogos y abogados. “No son cualquiera para poder equivocarse. Hasta he llegado a entender, pensar, analizar... Parecía ser que es el mejor vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos”.


Apoyo Eclesial
El obispo de El Alto, Jesús Juárez, salió ayer en defensa de su hermano Tito Solari. “El consejo presbiterial de la Diósesis de El Alto se une a la preocupación expresada por monseñor Tito Solari respecto a la necesidad de trabajar para el bien de todos los bolivianos que sean víctimas del mal de la droga. Si la máxima autoridad de la Policía hace una declaración así quiere decir, y se interpreta que monseñor Tito ha dicho la verdad y aquellos que lo acusan de lo contrario son los mentirosos”, dijo.

Asimismo, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) dijo que en varias ocasiones "ha llamado la atención respecto al espinoso problema del narcotráfico que se va extendiendo y envolviendo sus tentáculos como pulpo en distintas regiones del país por el crecimiento del cultivo de la hoja de coca, y que ve involucrados a grupos criminales de otros países, que recurren a la violencia y armas para imponer su ley", lo reiteró el Vicepresidente de la CEB, Jesús Pérez.

Cocaleros persisten en ampliado

El secretario de la Gobernación de Cochabamba, Asterio Romero, dijo que las seis federaciones de productores de coca ratificaron su ampliado para este sábado en Lauka Ñ (trópico de Cochabamba), encuentro al que invitaron a los obispos del país para que aclaren sus declaraciones sobre el empleo de menores en el tráfico de drogas. “Si ha habido una declaración errónea, lo mejor que puede hacer el monseñor  es disculparse ante el pueblo”, dijo.

Martín Leva, ejecutivo de las seis federaciones, ratificó el pedido de la presencia de la Iglesia en Lauka Ñ.

En tanto, el secretario ejecutivo de la Federación Única de Trabajadores Campesinos de Cochabamba, Manuel Mamani, dijo que su sector mantiene el ultimátum de 48 horas (que concluye hoy) para que el Arzobispo desmienta sus declaraciones o que muestre sus pruebas.

VIGILIA

• La Iglesia Católica de Cochabamba convocó a toda la población cristiana a una vigilia de oración el lunes 29 desde las 19:00 en cada una de las parroquias en apoyo al arzobispo de Cochabamba, Tito Solari.

• La vigilia fue convocada después de que el miércoles en la noche, la comunidad católica de Santa Cruz organizara una vigilia de oración en la catedral de esa ciudad con el mismo objetivo.

• Varias instituciones como el Clero Diocesano de Cochabamba, la congregación de vicarios, sacerdotes, religiosos y laicos hicieron llegar también su voz de apoyo al Arzobispo.

• El Comité Cívico Femenino también hizo llegar su “incondicional apoyo y solidaridad”. “Creemos que deberían ser las federaciones del trópico las que demuestren a la ciudadanía el destino de su producción de coca”, reza su comunicado.

Los Tiempos

Publicar un comentario

0 Comentarios