a


La mencionada organización internacional denuncia que“desde el 2017 las autoridades bolivianas han despedido "arbitrariamente" a casi 100 jueces.

La organización internacional Human Rights Watch denunció que en Bolivia existen serias amenazas en contra la independencia del Poder Judicial por parte del gobierno de Evo Morales y pidió la intervención de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“La Organización de los Estados Americanos (OEA) debe convocar una reunión de su Consejo Permanente para abordar los cambios en curso del sistema de justicia en Bolivia que están debilitando el estado de derecho”, señala el informe que Human Rights dio a conocer la mañana de este lunes en New York, Estados Unidos.Derechos humanos en Bolivia

Según denuncia la mencionada organización internacional, “desde el 2017 las autoridades bolivianas han despedido arbitrariamente a casi 100 jueces”, lo que quebranta, agrega, “gravemente la independencia judicial en el país".

Las últimas remociones tuvieron lugar en marzo, señala la organización y alerta que los cambios fueron ordenados por el Consejo de la Magistratura integrado por tres magistrados -dos de los cuales fueron exfuncionarios del gobierno de Morales, incluido su presidente- y son parte de una “reforma judicial” que lleva adelante una comisión de nueve miembros, cinco de los cuales “son partidarios de Morales o funcionarios gubernamentales que él designo”, dijo el informe.

"Hay una razón por la que el derecho internacional establece que los jueces no deben ser despedidos como si fueran cualquier otro funcionario público", dijo al respecto José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch.

"Los estados miembros de la OEA deben recordar a las autoridades bolivianas que la independencia judicial, incluidas las garantías que protegen a los jueces de una expulsión arbitraria, es un componente clave de cualquier democracia que respete los derechos", agregó.

El informe recuerda también que Evo Morales “ha rechazado repetidamente la independencia judicial como un componente clave de la democracia”.

“En octubre de 2018, por ejemplo, dijo que la independencia judicial era una doctrina de América del Norte, es decir, Estados Unidos y del capitalismo", añade el informe difundido este lunes.

En ese línea, Human Rigths Watch señala que la Carta Democrática de la OEA establece que la "separación de poderes y la independencia de los poderes públicos" son "elementos esenciales" de la "democracia representativa" y recuerda que Bolivia también es parte en varios tratados de derechos humanos, incluido el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que le exigen salvaguardar la independencia e imparcialidad de su poder judicial.

"Que los aliados del presidente Morales hayan despedido arbitrariamente a docenas de jueces tan caprichosamente como él rechaza la importancia de la independencia judicial debería ser un llamado de atención para los estados miembros de la OEA", dijo Vivanco.

"Cuando la gente en Bolivia ya no puede esperar la independencia judicial, todos sus derechos están en riesgo", finalizó el director para las Américas de Human Rights Watch.// Oxígeno

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top