a


(Bolivia informa).- Pocona es una población y municipio que pertenece a la Tercera Sección Municipal de la provincia Carrasco, departamento de Cochabamba, Bolivia.

Tiene una población de 10.750 habitantes (2012).

___

Pocona: un eterno asombro

Pocona es un pueblito al que se llega desde Cochabamba al final de un viaje de unas dos y media horas. El trayecto se inicia por la carretera antigua hacia Santa Cruz y a 122 kilómetros de la ciudad está el cruce donde comienza el camino empedrado.

El pueblo está a una veintena de kilómetros, al final de ese camino empedrado que atraviesa varias quebradas, comunidades, caseríos... en medio de un paisaje cuyos colores cambian a medida que se avanza: plantíos de papa, trigo, maíz, cebada...; arboledas de eucaliptos, molles, quewiñas... de pronto, un viñedo.Municipios cochabambinos

La vía zigzaguea, sube, baja, fluye en línea recta entre praderas, bosquecillos, sembradíos. El sol brilla reflejado en la superficie pulida de los cantos rodados que  revisten la plataforma. Arriba, el cielo parece ser cada vez más azul, y más blancas las pocas nubes suspendidas en la altura.

Abajo, aromas felices del campo sorprenden al olfato citadino: eucalipto,  algo como menta, molle... ¡caramelo! “No es caramelo, son estos jazmines”, corregirá más tarde Maira Aguanta, responsable de Desarrollo Humano, Cultura y Turismo del municipio de Pocona, mostrando unas minúsculas florecillas blanquecinas agrupadas en forma de semiesfera, y que rematan, por docenas, los delgados tallos de un arbusto ampuloso, fragancioso...

Al final del camino empedrado: el pueblo de Pocona. El ingreso, una calle angosta  donde la atmósfera silvestre parece transformarse en otra más doméstica: el aire es menos inquieto, la gente saluda, gentil.

Al final de la calle: la plaza del pueblo. El tiempo parece en espera. En los cuatro lados de su cuadrado, inmensos, generosos, añosos chillijchis estiran sus gruesas ramas como gigantes desperezándose de un sueño secular. “Los sembró Gaspar de Peramás”, dice con cierto orgullo Rubén Coria,  secretario general del Gobierno Autónomo Municipal de Pocona.

Ese Gaspar de Peramás, al que se refiere Coria era un conde español, de la época colonial, enamorado de estas tierras, y también de Totora, donde escuchamos nombrarlo por primera vez.

Difícil no enamorarse de este lugar. Desde la plaza de Pocona, el paisaje es sobrecogedor, verdes y tupidas montañas  regalan sus suaves y ondulantes formas. “Si se mira bien, se pueden ver rostros y formas de animales que se comunican de un extremo al otro”, cuenta una orgullosa habitante del lugar.

En Pocona, las montañas tienen voz y se comunican, por tanto, se debe prestar atención a la suave brisa que mece y transporta las voces ocultas de esos gigantes dormidos.

El municipio es grande y dispersos los lugares atractivos para visitar. Así, se impone una elección: Incallajta, el legendario sitio arqueológico, y el cañadón Yana qaqa, muy cerca del Parque eólico de Qollpana. Lo antiguo y lo contemporáneo, como siguiendo lo que proclama el lema del municipio: “Un encuentro con el pasado para caminar el presente”.// Los Tiempos

Siguiente
Esta es la noticia más reciente.
Anterior
Entrada antigua

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top