a


Agripina no podía descansar ni siquiera los fines de semana en la casa donde trabajaba. Tampoco le pagaban horas extra e incluso varios meses se quedó esperando su sueldo de Bs. 1.000 que nunca se hizo efectivo porque su empleadora le decía “te lo estoy guardando” y cuando se sentía enferma, tenía que ocuparse, por su cuenta de sus gastos médicos.

Agripina de 30 años, oriunda de Potosí, es una de las 117.735 trabajadoras del hogar de Bolivia que todavía luchan porque sus derechos laborales sean reconocidos por sus patrones y la ley.

Y, en este Día de la Trabajadora del Hogar en Bolivia que se conmemora cada 30 de marzo, el sector pide la “buena voluntad” del Gobierno para hacer cumplir sus derechos.Trabajadoras del hogar en Bolivia

La exsecretaria ejecutiva de la Federación Nacional de Trabajadoras de Bolivia (Fenatrahob), Gregoria Gabriel, relató a ANF, que las normas que existen en favor de su sector no se cumplen y están en el “olvido” por la falta de voluntad de las autoridades.

“Desde mi punto de vista, hay leyes, pero no se cumplen. En teoría se habla bonito, pero en la práctica está en el olvido”, remarcó la ahora representante de las empleadas del hogar de Cochabamba.

La lucha invisible

Pese a que el Gobierno, ratificó la suscripción al Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el cual establece normas y derechos laborales para las empleadas del hogar, este sector carece de seguro médico, una demanda añorada desde hace más de 15 años. 

El 2003 se aprobó la Ley de la Trabajadora del Hogar, pero continúa el  peregrinaje y la lucha por la afiliación  a la Caja Nacional de Salud (CNS).  El Gobierno no aprueba el reglamento para que este beneficio se haga efectivo.

Para el sector es esencial y urgente contar con un seguro de salud, debido a que las empleadas del hogar sufren todo tipo de enfermedades que requieren atención médica, entre las más comunes, dolor de huesos, estrés, varices y reumatismo, asociadas al trabajo que desarrollan.

“Por tocar agua fría y caliente nos duelen los huesos y por estar tanto tiempo de pie nos salen varices, afecta más a las compañeras mayores. Por eso es urgente contar con el seguro. Una de nuestras afiliadas tiene cáncer y necesita mucha ayuda”, enfatizó Gregoria Gabriel.

Recientemente y a la cabeza de la actual representante del sector, Julia Chambi, la Fenatrahob determinó dar un plazo al Gobierno hasta junio para contar con el beneficio, caso contrario anuncia con reclamar ante la OIT por el incumplimiento al Convenio 189.

De acuerdo a la OIT, Bolivia es el único país de la región donde las trabajadoras del hogar no acceden a un seguro de salud a diferencia de Argentina, Costa Rica y Uruguay que tienen políticas avanzadas para proteger los derechos de las mujeres que se dedican a ese oficio.

Salario ínfimos y humillaciones

Los sueldos para este sector fluctúan entre Bs 500, 800, 1.000 y aún de las leyes vigentes son pocas las que sobran el salario mínimo de Bs. 2.000.  Según la Fenatrahob, tampoco cobran por horas extras, aunque cumplen  largas y pesadas jornadas, sobre todo las trabajadoras denominadas “cama adentro” que inician desarrollan su trabajo desde las 06:00 hasta las 22:00, incluso más tarde, pues hay casos en los que deben esperar que sus empleadores se vayan a dormir para poder limpiar.

De acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en Bolivia 117.735 personas son empleadas/os del hogar, 94,3% mujeres y 5,7% hombres, además el 28,1% de esta categoría ocupacional, pertenece al rango de edad de 15 a 24 años,

De esa cifra, 30.000 están afiliadas a la Fenatrahob y la mitad percibe la mitad del salario mínimo.

Antonia Kuno, es una de las trabajadoras del hogar que se inició a los ocho años.  Llegó a La Paz del área rural para trabajar y ayudar a su familia, luego de la muerte de su padre, pero sus ilusiones de ganar dinero y vestirse bien se quebraron por la explotación laboral que sufrió en casa de uno de sus empleadores.

“Me vine pensando que iba encontrar un buen trabajo, ganar mi plata, vestirme bien y estudiar, pero me rompieron esas ilusiones. Te maltratan, te hacen trabajar gratis”, señaló y dijo que al cabo de 20 años de trabajo su salario es de Bs 2.000.

Según la Fenatrahob, por día atiende entre cinco a 15 denuncias. Una gran mayoría por vulneración de los derechos laborales, incumplimiento de beneficios sociales, despidos, salarios y otros.

Otro de los aspectos que preocupa a las trabajadoras del hogar son los maltratos y amenazas que reciben con frases despectivas como “imilla ignorante, “te voy a descontar de lo que comes”, “inútil”, entre otras, que las discriminan y vulneran sus derechos.  Muchas callan para evitar despedidos o reprimendas.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente Evo Morales destacó el aporte de las empleadas del hogar al desarrollo del país en el marco del Día de la Trabajadora del Hogar en Bolivia y ratificó el compromiso del Gobierno de seguir garantizando los derechos de este sector social.// ANF

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top