a

Es lo que nos preguntamos muchos tras conocer la sanción que le cayó al delantero uruguayo y tras no prosperar el recurso que presentó para que le rebajaran el castigo (permitirle simplemente entrenar estos cuatro meses no creo que se pueda considerar una condonación de la sanción, sinceramente). Qué habría pasado si el lance que que tuvo con el italiano Chiellini hubiese sido una patada, una dura entrada, una tangana… cualquier cosa menos lo que sucedió.

Y es que el bueno de Luis Suárez pudo comprobar el pasado 25 de junio que un Mundial de fútbol es todo un escaparate para lo bueno y lo malo. Que todo se magnifica, se aumenta y tiene una repercusión mucho mayor que si el mismo hecho se produce en un campeonato doméstico como puede ser la misma liga inglesa o la holandesa, que fueron las otras dos competiciones en las que Suárez sacó sus dientes a pasear antes de hacerlo en el pasado Mundial de Brasil.

No se trata de hacer hipótesis o de suponer qué habría sucedido de no haber sido un mordisco, pero no es nada descabellado pensar que si a Luis Suárez le llegan a haber expulsado por cualquier otro motivo (en aquel partido recordemos que sólo se llevó una tarjeta amarilla) lo más probable es que le cayesen unos cuantos partidos de sanción y poco más. Los cumpliría en los siguientes compromisos oficiales de la selección uruguaya y punto final. No se hablaría del lance nada más que en la crónica del encuentro y se daría carpetazo al asunto.

Pero no. Hubo mordisco e inmediatamente ardieron los periódicos, las redes sociales, se publicaron innumerables memes y todo lo que sonase a Mundial se llenó de alusiones a Suárez. Pronto se recordaron sus anteriores “bocados” en 2010 cuando defendía la camiseta del Ajax y el del pasado 2013 cuando probó la carne del defensa del Chelsea Ivanovic. Se recordó también el incidente racista con Patrice Evra y no tardó en llegar la sanción: cuatro meses sin jugar. ¿Habría sido esa la sanción si le llegan a expulsar por alguna entrada o alguna patada a destiempo? Yo pienso que no. Sería una dura sanción, pero de otro tipo.

Noticias de fútbolAfortunadamente, no todo es malo en este asunto y los dirigentes del FC Barcelona supieron valorar las extraordinarias cualidades del jugador uruguayo: mejor jugador del pasado campeonato inglés por votación de sus colegas de liga y máximo goleador del campeonato con 31 tantos. Y desembolsaron una indecente cantidad de dinero para adquirir sus derechos al Liverpool. Esas cantidades a las que nos acostumbran los equipos grandes todos los veranos al presentarnos a sus fichajes.

Posiblemente si Luis Suárez hubiese debutado ya en el campeonato español habría marcado algún gol. O lo marcaría en las siguientes jornadas, o en los primeros partidos de la Champions. Sería un debut como cualquier otro. Sus aficionados disfrutarían de su juego y sus rivales le temerían por sus cualidades futbolísticas. Hasta ahí todo normal.

Pues bien, el capricho del calendario y tras conocerse los horarios de la jornada 9 del campeonato español tenemos que el debut oficial de Suárez con la camiseta del Barça será el 25 de octubre y nada menos que ante el Real Madrid. Un día después de acabar de cumplir la sanción ¿Quería alguien más morbo? Ni el mejor guion de Hitchcock podría prever un hecho semejante. Al final el mordisco a Chiellini y la sanción de 4 meses exactos le va a suponer un aliciente inesperado a ese partido.

Eso sí, esperemos que a partir de ese día conozcamos a Luis Suárez únicamente por sus innegables dotes futbolísticas y no por la fortaleza de sus piezas dentales.// Fútbol mundiario (COM)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top