a


Uno de los principales problemas para establecer la incidencia de ambos delitos en el país es la falta de estadísticas actualizadas y que, a veces, tampoco son coincidentes. Por ejemplo, entre 2008 y 2012, la Fiscalía registró 731 casos, y la Policía,1.605. Un reporte de la fuerza anticrimen da cuenta de que en 2010 se reportaron 335 casos; en 2011, 289; en 2012, 288, y a julio de 2013, 243.

Tampoco hay datos oficiales de enero a agosto o septiembre de este año. Los últimos corresponden al periodo enero-mayo, mes hasta el que se habían denunciado en Bolivia 187 casos, aunque de este total 150 no tenían nada que ver con trata y tráfico.

“El 80% son desapariciones, extravíos, huidas y otros, y más del 60% de las supuestas víctimas retornó a su hogar después de un tiempo. Por ejemplo, conocimos que un señor de 43 años que desapareció el fin de semana, pero apareció esta mañana (ayer). Se había ido con unos amigos”, apuntó. “De los casos registrados entre 2008 y 2012 —añadió— solo tenemos siete sentencias. Hay un abismo grande entre las denuncias y las resoluciones judiciales “.

La jornada de ayer también sirvió para reflexionar sobre los problemas que enfrenta el Estado boliviano para combatir eficientemente a los tratantes y traficantes: falta de capacitación del personal que investiga el delito, escaso equipamiento, pocos recursos humanos y la descoordinación entre las instituciones dedicadas a su prevención.

Trata y tráfico de personas en Bolivia“Hay varios cuellos de botella, como la falta de especialización. El manejo de este delito no es igual que el asesinato o el hurto, por lo tanto, necesitamos personas capaces que manejen y puedan administrar bien la justicia de tipo penal”, dijo Cayo y anunció que se irá coordinando con el Órgano Judicial para subsanarlos.  

¿Cuánto dinero mueve este delito en Bolivia?, preguntó La Razón, sin embargo, no hay ni siquiera aproximaciones. Solo se conoce que en Latinoamérica mueve $us 12.000 millones y en el mundo, $us 32.000 millones.

De acuerdo con dos entrevistados, para que el Estado pueda combatir la trata y tráfico es indispensable que instituciones públicas y sociedad civil trabajen juntas, y que esta coordinación se extienda a las instancias internacionales.

Debilidades. Según Roberto Álvarez, coordinador del proyecto contra la trata de Visión Mundial Bolivia, hay poca efectividad en las medidas que se aplican, pues se trabaja más en la atención a las víctimas que en la persecución y sanción penal a los delincuentes. 

Para una lucha eficaz, propuso fortalecer las instituciones del Estado. Y en el ámbito de la prevención, “hay que preguntarse qué información se entrega a las personas, ya que los tratantes también se alimentan de esa información”.

El representante de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, Antonino De Leo,  por su parte, señaló que uno de los principales problemas identificados en el mundo es la impunidad. Entre 2010 y 2012, en el 15% de las naciones no se emitió ni una condena por trata de personas, mientras que el 25% reportó solo de 1 a 10 sentencias. Entre ellas está el país. “Bolivia tiene problemas (al igual) que muchos países, pero el problema grave es la impunidad”, recalcó el representante.

El Centro de Capacitación y Servicio a la Mujer (Cecasem) y el Observatorio de Trata y Tráfico organizan para el 27 de septiembre un festival musical —estarán las agrupaciones Sin Control, Irreversible, Diverso, Bajo Fianza, Código Fher y otros—, desde las 13.00 en el Teatro al Aire Libre.

“El ingreso es gratuito y entre cada presentación vamos a difundir mensajes preventivos, indicó   William Flores, encargado de comunicación del Cecasem.

Versión de Pamela, ‘poco creíble’

“Poco creíble”. Éste es el resultado de la pericia psicológica de credibilidad del testimonio efectuada a Pamela Álvarez Beltrán, ingeniera comercial de 29 años, cuya familia denunció que fue secuestrada por tratantes. Su desaparición movilizó a la población paceña. “El relato que ha manifestado ella es poco creíble, eso dice el examen pericial”, informó ayer a La Razón la fiscal Lilian Calderón, quien investiga el caso.

“Nosotros tenemos que indagar sobre hechos que han sucedido, si aquí dice que no es creíble, no habría sucedido, entonces tendríamos que pasar a otra división (la investigación)”, añadió.

La prueba fue realizada la anterior semana en la cámara Gesell, ambiente separado por un vidrio de visión unilateral. La Razón se contactó ayer con la madre de la joven, Mónica Beltrán, para conocer su punto de vista sobre el peritaje; pero, tras la identificación de la periodista, dijo: “no la puedo atender” y colgó.

La progenitora contó que su hija fue secuestrada, golpeada y encapuchada a las 13.30 del sábado 6 en un radiotaxi que opera en la zona Sur de La Paz —cuyo nombre no dio a conocer— en inmediaciones de la concurrida terminal interdepartamental de buses.

Luego, relató que Pamela fue conducida a un sitio donde permaneció aislada y dopada. El martes 9, Inteligencia de la Policía la encontró en una tienda situada en la carretera a Copacabana. El fiscal de Distrito de La Paz, José Ponce, declaró la semana pasada que la presunta víctima de trata se mostraba reticente a proporcionar información.// la Razón (COM)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top