a


Las cárceles en el territorio boliviano se han convertido en tierras de nadie y donde impera la ley de los grupos de poder que se disputan el control de estos recintos penitenciarios.

Al interior de las cárceles, en especial de las más grandes como Chonchocoro, San Pedro, Palmasola, El Abra o Cantumarca, la Policía no tiene el control al interior de las mismas, porque dentro de estos centros reclusorios dominan los denominados consejos de delegados.

Pequeños grupos de poder que tienen el control de todo un recinto carcelario, al cual deben someterse todas aquellas personas que llegan producto de una decisión judicial.

Todos, sin distinción, deben cancelar por encima de los mil bolivianos como derecho de ingreso a cualquiera de las secciones. De no hacerlo impera el castigo corporal. Los presidentes del consejo de delegados son los encargados de hacer el cobro. Son tipos duros y sin escrúpulos al momento de dar una orden. “Todos los nuevos tienen que pagar este monto (mil bolivianos) porque es una tradición en todas las cárceles, aquí la Policía no se mete. Ellos cuidan afuera pero aquí dentro no mandan”.

Cárceles en Bolivia son territorios de nadie“Mañana me traes el dinero caso contrario tu vida será de a cuadritos”, es la advertencia que hacen los delegados a cada uno de los que por una desgracia o vulneración de las normas llegan ahí.

La Policía, si bien tiene presencia en las cárceles, sólo se hacen ver a las 07.00 y 19.00 horas para llamar lista y luego se dedican a realizar su cotidiana labor de control en las puertas de ingreso.

Al interior de cada sección son los internos que tienen el control quienes ordenan qué cosa deben hacer los otros que por no contar con el dinero suficiente deben obedecer.

Los más poderosos tienen una buena celda, su alimento es de primera e incluso pueden darse el gusto de consumir bebidas alcohólicas.

Al interior de las cárceles la droga y el alcohol es lo que no falta a pesar de que se sostiene que el control en las puertas de ingreso es estricto.

Cuando se consultó sobre la forma de ingreso, los propios internos afirman que son los que tienen plata en complicidad con los efectivos policiales que permiten el ingreso de droga y alcohol.

Es por demás sabido que mucha gente ingresa al penal de San Pedro en La Paz, por ejemplo para adquirir pasta base de cocaína o marihuana.

CORRUPCIÓN

El exdirector de Régimen Penitenciario, Ramiro Llanos, en declaraciones a EL DIARIO, dijo que la situación coyuntural actual de los reos y las instituciones que los acogen, revelan que el consumo de drogas y alcohol están aparejadas a la delincuencia y la corrupción.

Cárceles en Bolivia son territorios de nadie“Los penales de nuestro país no tienen la seguridad adecuada para un control de todo lo que ingresa y sale, también existen pandillas. Esto se debe tratar con mucho cuidado actuando con inteligencia de parte de los efectivos de la policía y los gobernadores, que concluya con una mejora del sistema carcelario”, dijo

Reveló que el 38 por ciento de los internos consume cocaína y el 48 por ciento consume alcohol de los reos a nivel nacional, según datos de 2007.

Lamentó que hasta la fecha no se hizo nada para mejorar las condiciones de los internos y consideró que producto de ello es lo que sucedió en los recintos carcelarios de Palmasola y El Abra.

“La corrupción es tremenda, las fuerzas del orden son cómplices de todo lo que pasa, de modo que están siendo sobornados por las pandillas en las cárceles”, subrayó.

Sostuvo que hasta la fecha hay una ausencia de una política de rehabilitación de los reos, dando a entender que las cárceles no tendrían las condiciones para que los internos puedan reinsertarse en la sociedad.

“Se debe tener un sistema integral donde psicólogos, educadores, trabajadores sociales y médicos formen parte del cambio en la conducta del reo”, sostuvo.

MAYOR CONTROL EN CÁRCELES

A tiempo de lamentar lo ocurrido en la cárcel de máxima seguridad de El Abra donde murieron cuatro personas y once resultaron heridas, el presidente de la Cámara de Senadores Eugenio Rojas, dijo que lo que se está trabajando en el ámbito de la Asamblea legislativa Plurinacional es una norma que permita descongestionar los procesos legales que se encuentran archivados o no cuentan con sentencia.

Asimismo, dijo que es necesario contar con una Policía más capacitada en temas de seguridad para que ejerza un verdadero control. También trabajar en temas de rehabilitación donde demandó que los gobiernos departamentales se involucren otorgando mayor presupuesto para el funcionamiento de las cárceles.

Luego dijo que sin violar derechos de los internos se debe instalar cámaras de seguridad. “hay que fortalecer la vigilancia y control a los internos”.

Cárceles en Bolivia son territorios de nadieDATOS

- Por las pugnas de poder en diferentes recintos carcelarios en menos de dos años han muerto al menos 40 personas. El 23 de agosto de 2013, Palmasola fue el centro de la violencia cuando murieron 35 personas producto de la disputa de poder entre bandos de internos.

- La noche del domingo 14 de septiembre y la madrugada del lunes15 se registró, dentro la cárcel de El Abra, una balacera aparentemente entre dos grupos de reclusos. El hecho se suscitó luego de la fiesta de Urkupiña que se realizó al interior del penal que habría tenido la autorización de Régimen Penitenciario. La fiesta derivó en la muerte de Ariel Tancara Sandagorda, alías ‘El Tancara’; Sergio Arce, alías ‘El Lucifer’, Humberto Ramírez y Gustavo Tobar. Además se registraron 11 heridos.

- Como consecuencia de lo ocurrido en El Abra, el viernes fue detenido preventivamente el exdirector de Régimen Penitenciario de Cochabamba, Dennis Mejía, y destituyeron al gobernador del penal, mayor Yuri Duk.// El Diario (NET)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top