Ticker

6/recent/ticker-posts

Header Ads Widget

Un feroz bombardeo israelí sobre Gaza desata la guerra

Guerra en Tierra Santa. Israel bombardea de forma inclemente la franja de Gaza causando más de 20 muertos y decenas de heridos, frente a los cual la organización armada palestina Hamas repelió los ataques con misiles sobre Jerusalén y Tel Aviv. 

Seis palestinos murieron anoche en un bombardeo nocturno de la aviación israelí contra un edificio en la localidad palestina de Beit Hanun, en el norte de Gaza.

Con estas nuevas muertes son ya 23 las personas fallecidas y 123 las heridas en ataques aéreos israelíes contra Gaza desde que este martes el Ejército lanzara la operación militar Filo Protector contra los grupos islamistas en la Franja.

Este último ataque se produjo apenas dos horas después de que milicianos palestinos lanzaran una nueva andanada de 30 cohetes contra el centro y sur de Israel, dos de los cuales cayeron incluso en Jerusalén, sin causar víctimas.

Guerra en Tierra SantaTestigos informaron a EFE que el proyectil, que desató las sirenas en la ciudad santa por primera vez desde que Israel emprendiera su tercera ofensiva contra Hamás, impactó en el área de Mateh Yehuda, una zona montañosa al oeste de la ciudad.

La prensa israelí informó, asimismo, de que un segundo cohete cayó en un descampado cercano de Pisgat Zeev, un barrio colonial judío en Jerusalén Este.

En un comunicado posterior, el movimiento islamista admitió que había lanzado cuatro cohetes clase M75 contra Jerusalén, información que no ha sido confirmada ni desmentida por otras fuentes.

Tensión en Tel Aviv

Las alarmas antiaéreas también se han escuchado anoche en Tel Aviv, en cuya área metropolitana el escudo antimisiles Iron Dome interceptó al menos un proyectil, y en localidades aledañas como Rishom Leziyon, a más de 75 kilómetros de Gaza.

Poco después de que la andanada, las brigadas Azedim Al Kasam, brazo armado del movimiento islamista Hamás, aseguraron haber lanzado cohetes contra la ciudad de Haifa, en la costa norte de Israel, a más de 150 kilómetros del norte de Gaza.

El grupo aseguró haber utilizado cohetes clase R160 de fabricación casera y haber lanzado igualmente proyectiles contra ciudades del centro de Israel. Esta misma tarde, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ya confirmó que "ha ordenado un incremento significativo de las operaciones contra Hamás" en Gaza y que la operación militar "llevará tiempo".

Las "brigadas Azedim al Kasem" respondieron, por su parte, que continuarán con sus operaciones hasta alcanzar sus objetivos y que están preparadas para ampliar e intensificar sus operaciones, que ayer incluyeron un intento de infiltración en territorio de Israel a través del mar. En la escaramuza que se entabló murieron cinco milicianos palestinos.

Ataques despiadados

El ataque israelí más sangriento se produjo en Jan Yunis, en el sur de la franja, donde un misil lanzado contra una casa mató a ocho personas, entre ellas un niño de ocho años y dos adolescentes. También hubo 25 heridos.

Según testigos, un avión teleguiado israelí lanzó una bengala de advertencia, que llevó a vecinos y allegados a rodear la casa señalada como objetivo, para tratar de protegerla. Pero poco después, un avión F-16 disparó un misil que destruyó la vivienda 

TEL AVIV MOVILIZA A 40.000 RESERVISTAS

El gabinete de seguridad de Israel autorizó la movilización de 40.000 reservistas en previsión a una posible operación terrestre. "Estamos dispuestos a librar una batalla contra Hamas que no terminará en unos pocos días (...) Hamas va a pagar un precio muy alto", advirtió el ministro de Defensa, Moshe Yaalon.

El disparo de cohetes ha sido condenado por Washington y la ONU.

Estados Unidos también afirmó que estaba preocupado por los civiles de Israel y de Gaza, que están "expuestos al conflicto por causa de la violencia de Hamas", indicó Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca.

Por su parte, el presidente palestino, Mahmud Abas, ha exigido a Israel que ponga fin "de inmediato" a su campaña, y a la comunidad internacional que intervenga "para detener la peligrosa escalada que podría provocar más destrucción e inestabilidad en la región".

Los llamamientos a la "contención" dirigidos a israelíes y palestinos se sucedieron ayer tras el lanzamiento por el Ejército de Israel de una operación militar contra la franja de Gaza, la mayor desde la tregua alcanzada con el movimiento islamista Hamás en 2012.

La ONU, Estados Unidos, Francia, Alemania, España y el Reino Unido, entre otros, pidieron moderación a ambas partes para evitar una escalada total de la violencia, mientras que la Liga Árabe demandó una reunión urgente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y medidas para cesar los ataques israelíes contra la franja.// El Deber (BO)

Publicar un comentario

0 Comentarios