a

Cuenta regresiva. Argentina 30 días para arreglar con los fondos buitre, tras lo cual entrará en default, bajo amenaza de caer en un colapso financiero que conlleva riesgos para su economía y para la región.

El Gobierno argentino consideró que cumplió con acreedores que aceptaron canjes de deuda al depositar un pago que vencía ayer, pero el bloqueo de la operación por un juez en Estados Unidos activó un plazo de 30 días tras el cual el país podría caer en default.

"Es necesario remarcar que aquí se pretende incluir un eufemismo denominado default técnico. Cuando un país paga sus obligaciones financieras, cumple", indicó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en una rueda de prensa este lunes.

El principal funcionario de la administración de Cristina Fernández se refería al depósito que hizo Buenos Aires la semana pasada para pagar a tiempo un tramo de adeudos con tenedores de bonos que aceptaron quitas de deuda en 2005 y 2010.

Crisis en ArgentinaUn juez norteamericano, Thomas Griesa, bloqueó el pago al ordenar que el dinero sea devuelto al Ejecutivo.

Capitanich agregó que un juez no puede "alterar una relación surgida en un contrato entre las partes".

Griesa falló a favor de fondos especulativos que litigaron en la justicia estadounidense y que gracias a su sentencia podrían cobrar el 100% de deuda en default por valor de $us 1.330 millones.

Pero además, su decisión implica que el país debería pagar al mismo tiempo a los querellantes si les paga a sus acreedores que aceptaron quitas.

Ahora Argentina se enfrenta a un tenebroso tic-tac: tras la sentencia y la imposibilidad de cumplir con todos los acreedores que aceptaron canjes, el periodo de gracia de 30 días para honrar el pago que vencía el lunes comenzó a correr.

Así, el país tiene hasta el 30 de julio para pagar a una parte de los bonistas que cobra su dinero en Nueva York, de 93% que aceptó ingresar en los canjes de deuda. Quienes cobran en esa ciudad no podrán hacerlo; en cambio los acreedores que cobran en otras plazas podrán acreditar su dinero sin problemas.

Situación difícil

Buenos Aires se encuentra en una difícil situación: si no paga al 30 de julio, podría ingresar en un default.

Argentina llama ‘fondos buitre’ a los que compraron la deuda en default y buscaron cobrar el 100% del valor nominal en tribunales.

La situación es extremadamente compleja para el Gobierno: si cumple la sentencia de Griesa corre el riesgo de que el resto de los tenedores de deuda que no ingresaron al canje, con el precedente del fallo en Nueva York, busquen cobrar de igual manera. Eso representaría demandas por unos $us 20.000 millones a un país que tiene $us 29.000 millones en reservas monetarias. Para peor, luego podría caer un aluvión de reclamos judiciales de los bonistas reestructurados, por más de $us 80.000 millones.

El Consejo Permanente de la OEA se reunirá hoy de forma extraordinaria para escuchar la denuncia de Argentina contra los ‘fondos buitre’. Pero, la OEA poco puede hacer para salvar al país del default.// El Deber (BO)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top