a


Más de 5.500 personas, entre estudiantes de unidades educativas, cadetes de la Academia Nacional de Policías (Anapol), miembros de la Organización de Naciones Unidas, Visión Mundial y otras instituciones gubernamentales se movilizaron ayer en la ciudad de La Paz, para decir "basta" a la trata y tráfico de personas, delito que mueve en el mundo más de 40.000 millones de dólares al año.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, en el acto central que se desarrolló en el coliseo cerrado, dijo que "de acuerdo a datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) este delito mueve aproximadamente 40 mil millones de dólares anuales", y celebró la masiva participación en la movilización contra esa actividad ilegal.

Explicó que la trata y tráfico de personas es un delito de carácter "transnacional" porque se desarrolla en diferentes territorios de los Estados de la región y la comunidad internacional.

Alertó que se trata de un delito "grave" porque puede despojar de la vida a niños, niñas y jóvenes, además que muchas veces está vinculado al tráfico de órganos, la esclavitud y otras actividades ilícitas.

Trata de personas en Bolivia"Aquí hay un ambiente de mucha alegría de los jóvenes, pero estaremos alegres cuando hayamos desarrollado todas nuestras capacidades para enfrentar, neutralizar y erradicar el delito de trata y tráfico de personas", dijo.

Por su parte, el director nacional contra la Trata y Tráfico de Personas, Freddy Caya, manifestó que en 2013 se registraron 263 denuncias, de las que 255 se recibieron en La Paz.

"El Estado boliviano combatirá contundentemente este delito porque entendemos que se trata de un atentado contra la sociedad y las familias, por eso, los jóvenes se movilizaron para decir que no son mercancía y están en estas tareas de prevención para estar preparados", afirmó.// Jornada Net (COM)

En 4 años, la Policía atrapó a diez clanes de tratantes

Desde 2010, la Policía logró desarticular en Bolivia diez clanes familiares dedicados a la trata y tráfico de personas en Tarija, Potosí y Oruro, se informó ayer durante la movilización de unos 5.000 estudiantes de tres municipios paceños en contra de ambos delitos.

Patricia Bustamante, directora nacional del Centro de Capacitación y Servicios para la Mujer (Cecasem), proporcionó el dato obtenido de la revisión de publicaciones periodísticas.  “Se han desarticulado como diez clanes, sobre todo en Tarija, cuyo objetivo era la explotación laboral, las que llevaban hacia Argentina a sus víctimas para que trabajen en la confección y la agricultura”, añadió.

La Policía confirmó el desbaratamiento de bandas de tratantes, pero no pudo precisar una cantidad. Estos grupos delictivos trabajaban en coordinación con otras familias de los países extranjeros. Para atrapar a sus víctimas, normalmente de 20 a 25 años, les ofrecían el triple del sueldo real; por ejemplo, por jornada laboral les prometían Bs 150, cuando en realidad les cancelaban Bs 50.

“Les decían que van a ganar mucho mejor, la trata muchas veces se da en el propio entorno. No hay hasta ahora políticas públicas en La Paz”. “La desarticulación se hace desde hace tres o cuatro años, pero lamentablemente no tenemos ninguna sentencia. Todos estos casos han quedado en la fase de investigación”, denunció Bustamante.

Desde las 08.00 de ayer, estudiantes de 25 establecimientos educativos de La Paz, El Alto, Viacha y Achocalla se concentraron en la Plaza Mayor de San Francisco. La movilización comenzó a las 09.00. Además de los colegiales participaron de la actividad personal de la Gobernación de La Paz y la Policía.

Luego de marchar por las avenidas Mariscal Santa Cruz y 16 de Julio, los participantes se dirigieron al coliseo Julio Borelli Viteritto, donde con juegos, disfraces, cánticos y carteles expresaron su protesta contra tratantes y traficantes de personas.

Denuncias. “Queremos prevenir que los tratantes no ataquen más a los jóvenes, niños y niñas, por eso los estudiantes de La Paz señalan que no son mercancías, sino seres humanos que tienen derechos”, explicó Freddy Cayo, director general de Trata y Tráfico de Personas del Viceministerio de Seguridad Ciudadana.

“Es un acto cruel, vinculado al tráfico de órganos, servidumbre, esclavitud y actividades ilícitas. Saludo esta movilización, y si bien hay ambiente de alegría, vamos a estar realmente alegres cuando hallamos desarrollado todas nuestras capacidades para enfrentarlo”, dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en el acto central desarrollado en el coliseo.

Según el Viceministerio de Seguridad Ciudadana, en los últimos nueve años las denuncias sobre este crimen en el país se multiplicaron por diez. Si en 2005 se registraron 35, en 2013 llegaron a 363. De los 363 casos reportados el año pasado, 255 corresponden a La Paz (70%).

El caso más emblemático de este delito es la desaparición en La Paz, en junio de 2012, cuando contaba con 17 años, de Zarlett Clavijo Martínez, quien hasta ahora no aparece, pese a la búsqueda de su familia,. La movilización logró que la Asamblea Legislativa Plurinacional apruebe la Ley Integral Contra la Trata y Tráfico de Personas.

Es el tercer delito mundial

Millones

El director de Seguridad Ciudadana, Henry Baldelomar, dijo que la trata y tráfico de personas, después del narcotráfico y el tráfico de armas, se “constituye en el tercer delito transnacional” en el mundo, que genera miles de millones de dólares.

Bolivia es país de tránsito para las víctimas

Bolivia es un país de tránsito para las víctimas de trata y tráfico de personas en el continente, las que son vendidas en el país y posteriormente son llevadas a países vecinos, destacó ayer en La Paz el ministro de Gobierno, Carlos Romero. Éste es el caso de 109 senegaleses que en 2013 ingresaron ilegalmente a territorio boliviano y fueron encontrados en distintos puntos y ciudades intermedias intentando cruzar las fronteras.

“El país es utilizado como un área de tránsito para traficar con personas que han sido trasladadas particularmente de Senegal. Hemos descubierto a una banda grande, gente que ligaba a personas que venían de Senegal y las vendían a Brasil. Las trasladaban por vía terrestre desde Puerto Suárez (Santa Cruz) hasta Corumbá (Brasil), son casos que hemos descubierto”, destacó la autoridad gubernamental.

Respecto a las víctimas captadas en Bolivia, como Zarlett Clavijo Martínez, Romero admitió que no siempre todos los casos son esclarecidos. “Tenemos casos que han sido resueltos y otros no, es un delito que no es fácil de identificar”, argumentó.// La Razón (COM)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top