a


El presidente Evo Morales advirtió este viernes con activar litigios internacionales por el tema del manantial Silala y el río Lauca, si Chile continúa condicionando el diálogo sobre los problemas pendientes entre ambos países.

El Jefe de Estado cuestionó la posición chilena de que el diálogo bilateral quedó interrumpido cuando el tema de la demanda marítima fue interpuesto ante la Corte Internacional de La Haya en abril de 2013.

Política bolivianaMorales se refirió a las posiciones de autoridades chilenas que aseguran que sólo de podría retomar el diálogo sobre el mar si Bolivia retira de  los tribunales internacionales el litigio contra Santiago.

"Qué use la demanda  como un  chantaje al pueblo boliviano se equivoca, pero no sólo eso  ojalá  antes que no haya otras demandas resuelva el tema del Silala y del río Lauca.  No nos estamos durmiendo, como país es pacifista hemos intentado resolver mediante el diálogo, nunca  hubo voluntad política para solucionar  ni sobre el río Lauca menos Silala”, advirtió.

Aseguró que Bolivia no es un país expansionista y que siempre aportará por las soluciones pacíficas y concertadas, “y si no también tenemos derecho a acudir a tribunales internacionales”.

“Quiero decirles con mucho respeto, no somos tan inexpertos como antes  que no nos chantajeen ni condicionen el diálogo  con la demanda. Que yo sepa que el diálogo puede ir paralelo  a la demanda. Qué mejor que si no quieren un haya un fallo  en La Haya  debemos resolver antes  el tema del mar”, aseguró.

Chile condiciona

El cónsul de Chile en Bolivia, Jorge Canelas, aseguró el jueves que el diálogo entre ambos países quedó interrumpido desde que el Estado Plurinacional decidió acudir ante la Corte Internacional de La Haya.

“El diálogo siempre se interrumpe cuando algunos temas se llevan a una tercera instancia, por eso  hemos  dicho que preferimos el diálogo bilateral antes de llevar cualquier tema  a instancia judicial”, aseguró el diplomático.

Silala

Hasta 2009, Chile logró un preacuerdo con Bolivia que se caracteriza en la negociación de una compensación económica del 50 por ciento de los recursos hídricos que son desviados de territorio boliviano al chileno, pero el intento no tuvo apoyo en Bolivia, sobre todo en el sector cívico de Potosí.

El Gobierno nacional y la Gobernación de Potosí  ahora apuestan a la crianza de truchas, proyectos como una hidroeléctrica, un programa de riego, la cría de camélidos, y una embotelladora que cortarán en un 30 por ciento a 40 por ciento el caudal del Silala que nace en Bolivia y que Chile aprovecha en la frontera de manera artificial y sin recompensación alguna.// Opinión (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top