a


La preparación para dar la bienvenida al Año Nuevo o la despedida del año viejo, se nota en las calles. Comerciantes intensifican la venta de productos y alimentos propios para la celebración. En Bolivia, donde la mayor parte de las costumbres son una mezcla de legados europeos y originarios, el festejo contempla tradiciones o ritos de lo más variopintas.

El festejo comienza la noche del 31 de diciembre. y con un sin fin de ritos, una de las más difundidas es la de estrenar ropa interior de color rojo, para atraer el amor o amarillo para atraer la buena suerte y la prosperidad.

Otra tradición es la de comer carne de cerdo, se supone que trae abundancia y prosperidad. "Como es un animal que come avanzando hacia adelante, representa también la entrada al nuevo año", sostienen las "caseritas" que venden carne de chancho.

La carne de cerdo se come de variadas formas, las criollas son las preferidas, los paceños enloquecen con un tierno lechoncito de cena y un buen fricasé en la madrugada.

Tradiciones bolivianasUn ritual también muy popular es el comer 12 uvas a la media noche del último día del año. Debe comerse las doce uvas grano por grano, y por cada una de ellas pedir un deseo.

Y para la gente que quiera viajar el 2014, ni bien el reloj marque la medianoche, salir a la calle llevando una maleta y hacer como que se va de viaje.

Y para que no le vaya a faltar plata en el nuevo año, recomiendan contar dinero, sacar y recolectar todos los billetes que pueda y contarlos a las doce de la noche, puede ser de alasitas o de verdad (dólares, euros o bolivianos). También se cree que colocar dinero dentro de los zapatos dará mucha prosperidad.

Otra costumbres es que la casa esté muy limpia esa noche, aunque no vaya a cenar en ella, es importante barrer y trapear todo, con énfasis en los rincones; hay que deshacerse de todo lo que esté roto o mellado, hay que poner canela y dulces por todo lado.

También algunos prefieren subirse en una silla o escalera para que el próximo año sea de continuo ascenso.

A otros les encanta comer lentejas para atraer prosperidad y fortuna.

Sentarse y volverse a parar con cada una de las doce campanadas, dicen que atrae el matrimonio.

También se puede escribir en un papel las cosas malas que hayan pasado el año que concluye para luego quemarlas en el papel para borrar el pasado.

De igual modo, al sonar las doce campanadas, lanzar un vaso de agua a la calle, alejará las penas y las lágrimas.

Entre las costumbres de poca práctica están la de escoger tres pequeñas piedras que simbolizan salud, amor y dinero o la de usar espigas para adornar la casa y atraer paz y buena suerte para los miembros del hogar.

Finalmente están las infaltables velas, cuyos significados y propósitos son tan variados como sus formas y colores; las de color azul traerán paz; las amarillas, abundancia; el rojo, pasión; el verde, salud; el blanco claridad, y el anaranjado, inteligencia.

Lo cierto es que la celebración al inicio de cada año está acompañada de creencias y tradiciones que sirven para mantener viva la esperanza de traer días mejores para todos.// Jornada net (COM)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top