a


Las Fuerzas Armadas egipcias anunciaron que el presidente del Tribunal Constitucional Supremo asumirá provisionalmente este jueves la Presidencia de Egipto, en lugar de Mohamed Morsi, tras suspender la Constitución del país temporalmente. Así lo anunció el jefe del Ejército, Abdel Fatah al Sisi, en un discurso televisado a la nación que provocó una explosión de júbilo en la plaza Tahrir.

El presidente de la Corte Constitucional administrará la etapa interna y convocará elecciones presidenciales anticipadas, dentro de la hoja de ruta acordada por el Ejército con las fuerzas del país. El presidente tendrá todo el poder para hacer declaraciones constitucionales y para designar a un jefe de Gobierno con prerrogativas, dijo Al Sisi.

Además, se formará un comité de expertos para enmendar la Constitución, según el plan trazado por Al Sisi, que estaba rodeado por líderes políticos además del jeque de la institución islámica de Al Azhar, Ahmed Tayeb, y el papa copto, Teodoro II. Al Sisi dijo que el discurso a la nación que ofreció ayer Morsi "no respondió a las demandas del pueblo", después del ultimátum de 48 horas que le había dado el Ejército, por lo que las Fuerzas Armadas han decidido abrir consultas con representantes de las fuerzas nacionales.

"Hacia la reconciliación nacional"

El representante del opositor Frente 30 de Junio, Mohamed el Baradei, calificó la hoja de ruta como un "paso hacia la reconciliación nacional". El Baradei, que acompañó al jefe del Ejército y a líderes religiosos en la presentación de su plan, aseguró que "se corrige así la Revolución del 25 de Enero", que derrocó a Hosni Mubarak, y se responde a las demandas del pueblo egipcio.

Noticias del mundoEl jeque de la institución islámica de Al Azhar, Ahmed al Tayeb, consideró que con esta iniciativa el dividido pueblo egipcio podrá "tender puentes", mientras que el papa copto, Teodoro II, dijo que la hoja de ruta se ha aprobado para "resolver el actual callejón sin salida".

El partido salafista Nour ha anunciado que la formación ha participado en la redacción de la 'hoja de ruta', según ha informado su portavoz, Nader Bakkar, a través de Twitter.

Rechaza su derrocamiento y pide no responder

El hasta ahora presidente de Egipto, Mohamed Morsi, ha rechazado su derrocamiento, y ha subrayado que la decisión de las Fuerzas Armadas es igualmente rechazada "por todos los hombres libres del país". Además, denunció el "golpe" y pidió a los altos mandos militares y a los soldados cumplir con la Constitución y la ley y no responder a él.

Minutos antes, Morsi había mostrado su intención de conseguir un gobierno de unidad nacional y recalcó que no iba a renunciar "de forma humillante" a su patria, su legitimidad y su religión. "Que sepan nuestros hijos que sus padres y abuelos fueron hombres que no aceptan la injusticia", afirmó en Facebook.

Denuncia de los Hermanos Musulmanes

Los Hermanos Musulmanes han denunciado que supone un "golpe de Estado militar" que devolverá el "despotismo" al país. "Los estudiosos islámicos condenan el golpe de Estado y reafirman la necesidad de respetar al presidente electo. Los símbolos de un régimen difunto están volviendo a la sociedad a expensas de la sangre de los mártir del 25 de enero", ha criticado, en referencia al inicio de las protestas en 2011 contra el expresidente Hosni Mubarak.

Según la nota de los Hermanos, "millones de egipcios en las plazas de Egipto han comenzado una sentada en apoyo a la legitimidad". La organización también ha denunciado que las Fuerzas Armadas están intentando impedir que la concentración alrededor de la mezquita de Rabaa al Adawiya en apoyo de Mursi se extienda a otras zonas.

Apoyo a Morsi

Miles de seguidores del hasta ahora presidente egipcio han comenzado a concentrarse en la noche del miércoles frente a la Universidad de El Cairo para protestar contra el Ejército tras su decisión de suspender la Constitución y poner al Tribunal Constitucional al frente de la Presidencia. Los alrededores de la universidad fueron foco de unos enfrentamientos durante el martes entre seguidores y detractores de Morsi que se saldaron con al menos 18 muertos y 367 heridos.

Arrestan a varios periodistas

La Policía de Egipto ha arrestado a varios periodistas de medios de comunicación islamistas y ha procedido a evacuar las sedes de varios de ellos tras cancelar sus emisiones, según ha informado el diario egipcio Al Ahram. Poco antes, el Partido Libertad y Justicia, vinculado a Hermanos Musulmanes, ha denunciado el cierre de varios canales de televisión islamistas tras el anuncio del jefe del Ejército, Abdelfatá al Sisi, de suspender la Constitución y poner al Tribunal Constitucional al frente de la Presidencia. "La historia dirá que la primera decisión tras el golpe de Estado, en el que han participado aquellos que dicen abogar por la democracia, fue cerrar todos los canales de televisión opositores", ha indicado a través de Twitter.

Además, los servicios de seguridad egipcios han suspendido la emisión en directo desde el país de la cadena catarí Al Yazira, tras irrumpir en sus oficinas, ubicadas en la céntrica plaza Tahrir de El Cairo, informó esa televisión en su pagina web.

Al Yazira explicó que los agentes entraron en su redacción mientras cubrían en directo las manifestaciones que tienen lugar en esa plaza para celebrar la decisión del Ejército de destituir al presidente, Mohamed Mursi.

Esas mismas oficinas ya fueron asaltadas por los manifestantes el pasado noviembre durante manifestaciones para pedir que se castigase a los implicados en la muerte de varias personas durante un serie de protestas cerca del Ministerio de Interior a finales de 2011.

Cinco fallecidos

Al menos cinco personas han fallecido y otras trece han resultado heridas en la noche del miércoles en la localidad de Marsa Matruh (noroeste) en el marco de un enfrentamiento entre seguidores y opositores del hasta ahora presidente de Egipto, Mohamed Mursi.

Seguidores y opositores del hasta ahora presidente de Egipto se han enfrentado a última hora del miércoles en la localidad de Alejandría."Estamos haciendo frente a la situación (...) Hemos pedido refuerzos en la zona", ha dicho el alto cargo de la Policía local Sherif Abdelhamid. Testigos han indicado que en los enfrentamientos se han utilizado piedras y armas de fuego.

En base a las primeras informaciones, recogidas por el diario egipcio 'Al Ahram', un grupo de seguidores de Morsi ha atacado la sede de la gobernación.

Obama pide "un gobierno" democrático

El presidente de EEUU, Barack Obama, pidió a los militares que devuelvan la autoridad "a un gobierno civil elegido democráticamente" tan pronto como sea posible y ordenó revisar la ayuda que Washington otorga a ese país. En un comunicado divulgado por la Casa Blanca, Obama evitó hablar de golpe de Estado y expresó su preocupación "por la decisión de las Fuerzas Armadas egipcias de remover al presidente Mursi y suspender la Constitución".

"Creemos que en un última instancia el futuro de Egipto solo puede ser determinado por el pueblo egipcio", subrayó Obama, que llamó también a evitar las "detenciones arbitrarias" de Mursi y sus seguidores.

Estados Unidos "no apoya a determinadas personas o partidos políticos" en Egipto, pero "estamos comprometidos con el proceso democrático y el respeto al Estado de derecho", aseguró el presidente estadounidense.

"Más que un golpe de Estado en Egipto el ejército ha cumplido una petición popular"

Los cláxones de los coches se cuelan por la línea telefónica con tal fuerza que las distancias geográficas entre España y Egipto se relativizan. La línea móvil está colapsada y requiere paciencia. La fija, tras un par de intentos, funciona con cierta normalidad. Y al otro lado del aricular, claramente perceptibles, los ecos festivos de un pueblo feliz. "De verdad, está feliz, se saluda y se felicita", le cuenta a 20minutos.es Carmen Álvarez, una gallega de Santiago de Compostela que trabaja como profesora de español en El Cairo, donde reside permanentemente desde hace más de un año y llevaba alternando con España otros tres. "¿Recuerda esa sensación festiva que hubo en las calles cuando España ganó la Eurocopa del 2008? Pues ese mismo ambiente, pero multiplicado por cien. Una explosión de júbilo como no he visto otra cuando  los militares hicieron el anuncio. Aunque no en los Hermanos Musulmanes, claro".

Cláxones, explosiones pirotécnicas e incluso manifestaciones guturales varias aderezan el ambiente en la noche de El Cairo. "Una noche feliz", insiste Carmen, de formación médica: "Es que la gente estaba muy harta, pasando fatigas. Concortes diarios de luz. Y sin luz no hay agua porque muchas bombas son eléctricas. Falta la comida y también lo ha hecho el combustible. Imaginad lo que es esto en una ciudad enorme sin apenas transporte público, donde el coche es básico. Mucha gente no podía ir ni a trabajar o tenía que recurrir al mercado negro, donde se pagaba tres veces más su precio habitual". "Las manifestaciones", añade, "comenzaron como una protesta anti Morsi, eran pacíficas. La gran ola violenta arrancó con la defensa agresiva de los Hermanos Musulmanes". Álvarez destaca cómo el país intenta seguir adelante con normalidad: "Hay una predisposición clara para que no haya ninguna violencia, aunque con tanta gente es muy difícil de evitar. Lo que se cuenta fuera es bastante diferente a la realidad. Me sorprende".

Todas las informaciones hablan de golpe de Estado en Egipto. Y Carmen aporta una matización que bebe en su percepción del día a día: "Más que un golpe de Estado en Egipto el ejército ha cumplido una petición popular. Millones de personas llevaban cuatro días pidiéndolo y por fin los militares han respondido. Ese ha sido el argumento de Morsi en su discurso al país: se respaldó en su victoria en unas elecciones y, de hecho, empleó como cien veces las palabras "elecciones democráticas". Desde el ultimátum del ejército los canales de televisión incluían una cuenta atrás en su pantalla y en los programa se bromeaba con ello". Muchos egipcios, cuenta Carmen, hacen autocrítica: "En la calle dicen que esos comicios fueron como un callejón sin salida y se los ganó al que había sido el segundo de Mubarak. El error de los Hermanos Musulmanes es que llevaban 80 años esperando el poder y cuando lo alcanzaron se envenenaron con él e ignoraron la voz del pueblo".

La gente ha visto respaldadas sus exigencias hasta en el clima. Las altas temperaturas de la pasada semana, los 40-42 grados de los últimos días, se atenuaron en las jornadas de manifestaciones, descendiendo hasta los 36. "Los egipcios contaban que esa bajada de temperaturas venía de las brisa que alimentaba el ondear de tantas banderas del país presentes en las manifestaciones", narra Álvarez. Y prosigue: "El ejército no ha tomado la iniciativa por sí mismo en su ultimátum. De hecho actuó con el visto bueno de diferentes sectores que se han reunido. La percepción que el pueblo tiene del ejército, que es una institución muy independiente en el sentido de que funciona de forma autónoma, es muy positiva. Morsi no tenía ni apoyo militar ni policial y en las manifestaciones había miembros de ambos, incluso uniformados".

El gobierno provisional toma el poder durante un período temporal que, indica Álvarez que ha sido difundido por los medios de comunicación, se ha fijado en los tres meses contando desde este miércoles. "Pero no creo que les dé tiempo a cumplirlo. ¿Posible? Sí. Pero no lo veo, porque tienen mucho trabajo por delante y también se acerca el ramadán, algo que en muchos aspectos paraliza el país".// 20 minutos (ES)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top