a


El Observatorio San Calixto (OSC) --fundado el 1 de mayo de 1913 por la Compañía de Jesús-- cumple 100 años al servicio del país. Actualmente cuenta con 25 estaciones sísmicas instaladas en diferentes puntos del país que transfieren datos en tiempo real a su central de cómputo. El reto ahora, es automatizar la información recibida, y que la sociedad civil utilice el catálogo de construcciones, afirma su directora, la sismóloga e investigadora Estela Minaya.

La especialista señaló que esta entidad científica cuenta con una red de 25 estaciones sísmicas en el marco del Programa de Fortalecimiento para la Capacidad de Evaluación de la Amenaza Sísmica y Sismo-Volcánica en Bolivia. “Siete estaciones cuentan con financiamiento seguro, tanto para la atención como para la investigación, mientras que el gran reto es que las otras 18 estaciones adquiridas con el proyecto BID, podamos mantenerlas y que funcionen”, señaló.

Las estaciones sísmicas ofrecen transmisión directa al Observatorio, y se encuentran instaladas en las radios bases de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL). A través de un convenio, la estatal facilita la energía y transmisión al OSC, lo cual abarata los costos de operación para garantizar en tiempo real la recepción de datos.

A la fecha todos los departamentos, excepto Pando cuentan con estaciones sísmicas, pero gracias una estación del Perú que se encuentra a pocos kilómetros de la frontera con el departamento amazónico, se garantiza la información necesaria de todo el territorio, dijo Minaya.

Tecnología“El desafío es automatizar la información que llega en tiempo real para que el procesamiento de los datos sea automático, sin necesidad de ir a la oficina y hacer todo el papeleo”, señaló al Periódico Digital PIEB.

Sin embargo el OSC no solo es una entidad que ofrece información sísmica, dijo Minaya, sino también investigaciones, estudios científicos y avances en ciencia y tecnología útiles para los tomadores de decisión en gestión de riesgos en el país.

Catálogo de construcciones
El OSC se valió de la sismología no solo para informar dónde ocurren los sismos y de qué densidad fueron, sino también para elaborar el mapa interactivo de amenaza sísmica y volcánica de Bolivia, así como también estudios sobre fallas potencialmente activas.

Por ejemplo, el informe sobre las fallas geológicas potencialmente activas, advierte de posibles sismos mayores a 5 grados en la escala de Richter en Achacachi, Huarina, Cochabamba, Kenko, San Francisco, Quebrada Minasa, Tarija, Peñas, Llojeta, Escoma, Río Beni, Ingavi, Amachuma, y Mandeyapecua, éste último el más importante por la longitud de la falla que alcanza a 486 kilómetros con probabilidad de un terremoto de 8.1 grados en la escala de Richter en el chaco oriental, que según expertos llegaría afectar a los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija.

“Contamos con un catálogo (sísmico) de cien años dónde se avisa dónde se puede dar un sismo, y que sirve a los civiles para que sepan qué tipo de construcciones pueden hacer. Nos ayuda no a ver los sismos, sino a sentir las vibraciones, y poder determinar cuál es el efecto en nuestro edificio, es el aspecto más importante en Bolivia, para determinar un código real para hacer construcciones sismo-resistentes”, señaló.

Para darle uso a los catálogos dijo la directora, es necesario determinar códigos sismo-resistentes en base a todos los estudios previos, así como una regulación de construcción, definición de los lugares habitables, la cantidad de pisos recomendables para los edificios, la calidad de material a utilizar, así como la definición de las instituciones encargadas de evaluar el cumplimiento porque “en Bolivia cuando hay problemas con los edificios, no saben a quién van a responsabilizar”.

En ocasión de su centenario, el Observatorio San Calixto organizó un Workshop (taller integral y participativo) con participación de investigadores y expertos nacionales e internacionales que compartieron durante tres jornadas sus recientes trabajos. El encuentro se desarrolló en instalaciones de la Escuela Militar de Ingeniería (EMI), en calidad de co-auspiciadora.

Por su parte, la Academia Nacional de Ciencias de Bolivia (ANCB) homenajeó al OSC por su aporte en el desarrollo científico en el país, en unma sesión de honor que se cumplió el lunes 29 de abril.// PIEB

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top