a

Bolivia se encuentra entre los países, en los cuales, el respeto por la libertad de prensa, expresión u opinión no tiene significación alguna y las violaciones a estos principios, que son parte de los derechos humanos, son cada vez más constantes y con la radicalidad con que se manifiesta el poder central, contra medios independientes, periodistas que ejercen su profesión con ética y responsabilidad profesional, así como, aquellas personas que no condicen con la política de gobierno.

Un informe de la organización internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF) revela que las políticas de gobierno y el comportamiento social hacen que Bolivia haya bajado en su clasificación mundial, colocándola en el puesto 109 de 179 países analizados en el tema y que están contemplados en el informe 2013.

El informe dice que la caída de Bolivia es sostenida, toda vez que el año 2005 tenía el privilegio de ubicarse entre los primeros 50 países del mundo y ser el primero de la región en esta clasificación mundial que se publica en ocasión del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

 

La violencia contra periodistas empaña el Día Mundial de la Libertad de Prensa

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y organizaciones profesionales y de derechos humanos manifestaron ayer su preocupación por la violencia que no cesa contra los periodistas, al conmemorar el Día de la Libertad de Prensa.

La prensa en BoliviaAl mismo tiempo, en Colombia se informó ayer de que un reconocido periodista de investigación, Ricardo Calderón, de la revista Semana, quien resultó ileso de un atentado pese a que su automóvil recibió cinco impactos de bala en una carretera el miércoles por la noche.

Solo en los primeros cuatro meses de 2013 han sido asesinados 17 periodistas, siete de ellos en Siria, cuatro en Pakistán, tres en Brasil, dos en Somalia y uno en Turquía, según datos del Comité de Protección de los Periodistas (CPJ) que abarcan solo los casos en los que se confirmó que el motivo fue por su trabajo, informó Efe.

En todo 2012 fueron 70 los asesinados, de acuerdo con CPJ. Las cifras divulgadas ayer por otra organización, Reporteros sin Fronteras (RSF), son aún más trágicas: 88 reporteros y 47 blogueros asesinados el año pasado.

“Condeno todos los ataques y la represión. Estoy especialmente preocupado porque muchos de los autores escapan a cualquier tipo de castigo”, afirmó ayer Ban en un acto en la sede de Naciones Unidas con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

El Secretario General destacó que los informadores, “al hacer la luz sobre fechorías y mala gestión, se enfrentan a gobiernos, corporaciones, grupos criminales, milicias y otros que quieren reprimir y censurar sus investigaciones”.

Ban subrayó también que la violencia y la represión de la libertad de prensa se ha extendido más allá de los medios tradicionales (prensa escrita, radio y televisión) hasta los medios sociales, los blogs y el periodismo ciudadano.

“Y las amenazas no solo son físicas, los ciberataques y las maniobras legislativas figuran también entre las herramientas de coacción”, indicó el Secretario General.

Por ello, Ban instó a poner en práctica el Plan de Acción de la ONU para la Seguridad de los Periodistas.

Datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) indican que en todo el mundo más de 600 periodistas han sido asesinados en los últimos diez años y tan solo un crimen de cada diez ha terminado con la condena del culpable.

La coordinadora residente del Sistema de las Naciones Unidas en Costa Rica, Yoriko Yasukawa, declaró que las cifras de crímenes contra los periodistas y la impunidad son “aterradoras” e “indignantes”.

En la lista de 39 “depredadores” de la libertad de prensa divulgada ayer en París por Reporteros sin Fronteras hay varios latinoamericanos, entre ellos el presidente cubano, Raúl Castro ,y el empresario hondureño Miguel Facussé Barjum.

También están el cartel mexicano “Los Zetas” y su líder Miguel Treviño, alias “Z-40”, así como al grupo paramilitar colombiano “Los Urabeños”.

A Treviño y al cartel de “Los Zetas” se les recrimina que hayan contribuido a hacer de México “el país más peligroso del continente para los periodistas”, con un balance de 86 asesinados y 17 desaparecidos desde el año 2000.// El Diario


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top