a

Todo el poder que tiene el presidente Evo Morales en Bolivia e incluso en la región no le alcanzan para proteger a Eva Liz de los insultos y los ataques que sufre por ser su hija. Allegados y amigos revelan que lo aflige mucho el hecho de que ella no pueda tener una vida normal, como cualquier joven de su edad.

La relación entre ambos es muy estrecha, ella no se cansa de expresar la admiración que siente por él. “Para un padre como tú jamás hay distancias, nunca hay cosas inalcanzables, no hay dificultades, no existe la palabra imposible. Te amo mucho, papito, gracias por tu apoyo y cariño”, escribió en Facebook y Twitter el 19 de marzo.

Evo dijo a CNN que Eva Liz es, de sus dos hijos, la más apegada a él. En diciembre había descrito a Eva Liz en una entrevista con EL DEBER como “mi enana”. También dijo que lo que más le pesa en la vida es no haber dedicado más tiempo a sus hijos, que le reclamaban cuando eran chicos, pero que en la actualidad eran comprensivos y se hablaban a diario por teléfono. Como además Eva Liz vive en La Paz, a veces le roban horas al sueño y desayunan de madrugada.

Sin embargo, cuando el resto de la prensa nacional le pregunta algo sobre sus hijos, Evo responde cortante, como tratando de protegerlos. El mensaje parece ser claro: con Eva Liz no se metan. La joven, de 18 años, paga el precio de la política. Así lo hizo aquella vez que en Santa Cruz le gritaron “pobre hija de indio” antes de un viaje a Brasil como reveló a Séptimo Día un allegado.

Política bolivianaSus padres la inscribieron a la carrera de Derecho de la Universidad Católica Boliviana (UCB). Está en el tercer semestre. Allí tiene amigos cercanos, y uno de ellos destaca su sencillez. “Es tranquila, buena gente, jamás la he visto jactándose de ser la hija del presidente”. Otra amiga afirma que la estima, pero prefiere no emitir mayor opinión.

Otras fuentes señalan que Francisca, la mamá de Eva Liz, es la que sigue de cerca sus estudios. Al principio, ella intentó que su presencia pasara desapercibida. Pero eso no se pudo sostener por mucho tiempo.

Eva Liz apareció cada vez con más recurrencia ante los medios junto a su padre. En Chile, en febrero, las cámaras captaron su presencia durante las actividades paralelas a la Cumbre de la Celac.

Ese hecho disparó su notoriedad, lo que luego se sumó al decreto promulgado por el vicepresidente Álvaro García Linera y derogado esta semana por Morales, en el que se establecieron viáticos para las esposas y los hijos de ambos mandatarios.

El asedio se ha hecho insoportable desde entonces. Tanto, que Eva Liz se enfermó la semana pasada y no fue a clases. Aparte de la persecución de los medios, que es intensa, no se puede dejar de lado que la UCB es una universidad privada y de gente pudiente que no comulga con Evo. Allí hay personas que la rechazan y la acosan, según sus allegados.

Política de BoliviaComo un delito
Su familia se pregunta por qué el acoso. Pareciera, dicen, que ser hija de Evo fuese un delito. Aseguran que la gente piensa que Eva Liz goza de beneficios. Un allegado señaló que le sugirieron que el Estado le pagara la universidad, cuando es su mamá la que cada mes va a pagar las pensiones. Incluso algunos de sus compañeros señalaron que es evidente que algunos docentes, quienes aparentemente no comparten la línea ideológica de su padre, la atacan “y se la agarran con ella”.  “El año pasado tuvo un aplazo pese a que daba buenos exámenes”, dijeron.

Los familiares nunca pensaron que las cosas llegarían a tal extremo, pero Eva Liz es una persona que, según quienes la conocen, no se rendirá.

Saben que ella creció en un ámbito político, pero admiten que muchas veces quisiera tener la libertad de tener compañeros, caminar libremente por las calles, pero lamentablemente eso lo tiene limitado, porque su experiencia indica que la gente está atenta a lo que hace.

Una fuente  cercana señaló: “Su  papá siente el dolor de su hija. Ella se le queja, porque no puede hacer todo lo que quisiera. Algunas veces han llorado y él ha expresado con esas  lágrimas la rabia que siente porque sean así las cosas”.

Eva Liz no camina con cuerpo de seguridad, y sus allegados aseguran que nunca lo hará, porque es “gente del pueblo”

Ella y su madre aseguran que este no es un buen momento para ofrecer entrevistas
“Buenos días, mucho gusto”, responde con cordialidad al periodista y al fotógrafo  que la abordaron el miércoles por la mañana cuando salía de clases en la calle 2 de Obrajes, donde se encuentra la Universidad Católica Boliviana (UCB).

Cuando se la encontró hablaba con una amiga. Terminaban de cruzar la calle. En ese momento estaba muy seria.
Una pequeña mueca reveló la incomodidad que le produjo esta invasión a su cotidianidad, escuchó con  paciencia y una sonrisa la solicitud de una entrevista.
Luego, tomó aire, y respondió: “No va a ser posible, no tengo permiso de mis padres”.

De todas formas, sugirió que los reporteros se comuniquen con su madre. Segundos después, Francisca Alvarado contestó su celular. De igual manera, fue cordial y amable, pero tajante al mismo tiempo: “Por favor, le pido con la mayor gentileza, no entreviste a mi hija, no es un buen momento. Búsquenos más adelante, en otro momento más oportuno”, dijo.

Eva Liz no aceptó ni siquiera que le sacaron fotos junto a sus amigos como le propuso este medio.

Y efectivamente no era un buen momento, minutos después, también en La Paz, pero a unos cinco kilómetros de la Universidad Católica, en la plaza Murillo, Evo Morales daba una conferencia de prensa. En ese encuentro, el mandatario eliminó el decreto en el que se establecía que el Estado debía cubrir los pasajes de avión y viáticos para familiares y cónyuges del presidente y vicepresidente que los acompañen en viajes oficiales.

“He pedido que me entiendan, no quiero que mi familia esté amedrentada, amenazada, insultada por las calles y por eso decidimos abrogar el decreto supremo”.
Luego complementó: “A veces siento que estoy sometido a una cuestión de discriminación… Jamás usaría la plata del pueblo en beneficio personal. Cuando se trata de mi familia, trato de usar mi carro”, recalcó Morales.

Esta fue la ‘presentación en sociedad’ de Eva Liz. A sus 18 años acompañó a Morales en la cumbre de la Celac. Ahí perdió el anonimato

   HORA A HORA  

Más sobre la hija de Evo vivió en Oruro casi toda su vida

Ella y su familia recuerdan con mucho cariño al grupo de amigos que tenía en el colegio del que egresó en la ciudad de Oruro. Alguna vez su madre señaló que era tan unido que se quedaba tranquila por la seguridad de Eva Liz, la recogían y la acompañaban tras las clases.

En 1992 Evo conoció a la madre de Eva Liz
Evo conoció en 1992 a la dirigente del Eje Pachakuti, Francisca Alvarado, en un curso de formación política que ella organizaba por todo el país “para derrotar a la oligarquía boliviana”, se reveló en una nota publicada por La Tercera

Ella se escapó de casa para salir bachiller
Según la revelación que hizo Alvarado, publicada en el diario chileno, Francisca se escapó de casa porque quería terminar la secundaria. Al final llegó a la ciudad de Oruro, donde consiguió un trabajo de reportera en una estación radial. Tenía 19 años de edad en ese entonces.

Un colegio que regresa a la normalidad
En 1994 quedó embarazada. El ahora presidente de Bolivia, Evo Morales, recibió la noticia con asombro un mes después. Eva Liz Morales Alvarado nació el 24 de septiembre    de 1994 en Curahuara de    Carangas, del departamento de Oruro.

La niña fue reconocida en octubre de 2002
Después de siete años de juicio, el 2 de octubre de 2002, la niña fue reconocida y Evo Morales se comprometió a destinar para Eva Liz $us 150 mensuales. En principio se cuenta que él no cumplía con las cuotas, pero ahora madre e hija dicen que es un padre ejemplar.

Sus perfiles en las redes sociales Facebook y Twitter muestran a una joven carismática y madura
Eva Liz, a través de sus cuentas de Twitter y Facebook,  ha construido un perfil que deja ver claramente que en lo político es definitivamente afín a su padre, y muestra también a una joven carismática, con buena ortografía y que podría cultivar la lectura.
“Un niño siempre puede enseñar tres cosas a un adulto: a ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquello que desea. Hoy es 12 de abril, Día del Niño... Por aquellos que sin un motivo alguno nos hacen reír!! Porque ellos son el presente y futuro de nuestro país”, posteó el viernes a manera de felicitación.
De hecho, los comentarios de Eva Liz tienen ortografía impecable, cosa que no es común entre los jóvenes de 18 años, y muestra a una persona que utiliza citas del Che Guevara, de Nelson Mandela, de Simón Bolívar y de otros líderes y pensadores.
Destaca entre ellos por ejemplo la cita a una frase del presidente de Uruguay: "El poder no cambia a las personas, solo revela quienes realmente son" Jose ‘Pepe’ Mujica ÍDOLO!!!!”, del 5 de febrero.

Esta fue una semana complicada para ella. El jueves, luego de que su padre derogó el decreto en el que se le otorgaban pasajes y viáticos para acompañarlo en viajes oficiales, señaló: “¿Creen que por insultar, decir mentiras son mejores personas? Siempre de pie, nunca de rodillas. Gracias a mi FAMILIA y AMIG@S :)”. Más tarde remató: “El valor de la fuerza de voluntad abre caminos”.

Como en su vida, lo político está muy presente en sus comentarios: “Con Nicolás al volante, la Patria va pa’ lante, gritan decenas de miles de venezolanos chavistas que apoyan al candidato @NicolasMaduro”, en alusión a las elecciones que se realizarán hoy en Venezuela. En lo humano no se puede afirmar si es que apoyaría a su padre si decidiera casarse, pero el domingo pasado, Eva Liz subió a las redes sociales varias frases que él pronunció durante una entrevista con la cadena internacional CNN.

Entre ellas se destacó esa de que “mi padre está casado con Bolivia”, puntualizó y dejó claro.
Los más quisquillosos podrían pensar que en ese comentario se le salió la hija celosa, pero eso es algo que solamente ella podría confirmar o desmentir.
“Perfecta fue la entrevista porque muestra realmente lo que es mi papá!!!”, calificó luego la joven al trabajo de  la periodista colombiana Claudia Palacios.

No habla directamente de los ataques y las agresiones que sufre por ser hija de Evo, pero desliza algunas cosas como el 4 de abril, que en su página apareció “con una sonrisa ante tanta  maldad”,  “suele suceder que en los peores momentos de nuestra vida aprendemos las mejores lecciones”, del 17 de marzo, o “los rumores son llevados por hipócritas, difundidos por tontos, y aceptados por idiotas. Cada vez más sorprendida de la imaginación que tienen”, del 10 de marzo.
El 27 de marzo puso “¿vestido de 5.000 dólares????? Juajuajuajua.... Cada mentira que dicen! Realmente es el colmo...”.

No faltan comentarios en inglés, como el del 23 de marzo: “Heart on fire :-)” (Con fuego en el corazón”) del 17 de marzo.

De amores, nada, más allá de una felicitación a sus amigos en San Valentín.
Lo que sí se le sale es una pasión, el fútbol, y no oculta que es hincha del Bolívar de La Paz. Cuando está con Evo lo publica y dice por ejemplo: “Comiendo naranjas del chaco de papá”.// El Deber


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top