a

Uno de los hechos que quedará imborrable en la retina del pueblo boliviano, son los acontecimientos de "Febrero y Octubre Negro" del 2003.

Incidentes históricos donde se registraron decenas de muertos y heridos.

El lunes 11 se recordó una década de los enfrentamientos entre policías y militares, que desencadenaría una espiral de violencia.

Los hechos de febrero, sería el encendido de la mecha de la bomba que explotaría en octubre con la renuncia del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

Según tres analistas políticos, el Gobierno del presidente Evo Morales podría correr la misma suerte que Goni, si desoye la voluntad popular, pero esta vez a través del voto en las próximas elecciones nacionales.

Historia de BoliviaPrimer síntoma de la crisis política. El politólogo Fernando Mayorga dijo que "Febrero Negro", es el primer síntoma serio de la profundidad de la crisis del régimen político de la época.

Indicó que el conflicto se matizó con una propuesta popular ciudadana contra el intento del incremento de impuestos.
Es decir, había señales de la pérdida de legitimidad de los partidos tradicionales y la negativa del desempeño económico.

Comentó que sería el inicio de lo que pasaría en octubre del 2003, es por ello que hasta la fecha, lo sucedido en febrero nunca se hizo una investigación seria, ya que el otro hecho atraería la mayor atención.

Sistema partidario colapsado
. En esa línea, el analista Jorge Landívar, dijo que a partir de febrero y después octubre de hace una década, el sistema político partidario comienza a colapsar.

"Esto sucedió, porque quienes estaban ejerciendo la responsabilidad de administrar el país, pensaban que este poder era eterno, situación similar a la que está ocurriendo con el actual mandatario", explicó.

Comentó que muchas veces los gobernantes deben tener el sentido de la responsabilidad que se les ha sido delegada y se cree dueño de bienes y haciendas y eso fue lo que pasó con Goni.

Ante esto aparece un cambio con el MAS y de ahí emerge en la realidad en que se encuentran los bolivianos, en la que Morales judicializó la política junto con el Ministerio Público y el Parlamento Nacional.
Es un mensaje al actual Gobierno. Mientras que el experto en conflictos sociales, Carlos Cordero, resaltó que los hechos de febrero y octubre del 2003, fue porque Sánchez de Lozada, desoyó la voluntad popular.

Cordero manifestó que el actual presidente Evo Morales, debe tener la capacidad de escuchar, teniendo en cuenta que ya hay un antecedente de motín policial en junio del año pasado.

Calificó de incompetente a la actual gestión gubernamental, porque hasta la fecha no ha tenido la capacidad de esclarecer responsabilidades de estos hechos, siendo que ya está siete años en el poder.

El proceso no alcanza a los responsables.
Para el diputado de Convergencia Nacional (CN), Tomás Monasterio, el único proceso que se instauró fue el de Octubre Negro, pero que lastimosamente no alcanza a los verdaderos responsables.

"Hay dirigentes que están gozando de altos cargos en el Gobierno nacional que no dieron la cara al país, al igual que representantes gubernamentales que paradójicamente se jactan de ser héroes de Febrero y Octubre Negro, pero que no pagaron su responsabilidad". Lamentó el papel selectivo de la justicia de algunos incitadores, que derivó en los actos violentos con pérdidas de los hermanos bolivianos.
MAS niega la acusación. Por su parte, el diputado masista, Edwin Tupa, negó que su partido haya tenido que ver ni en febrero y menos octubre del 2003.

El parlamentario respondió que lo que busca la oposición es ocultar los errores echando la culpa a su partido. Indicó que los hechos luctuosos del 2003, fueron una metida de pata de Sánchez de Lozada y Carlos Sánchez Berzaín. Criticó a la justicia, por no poner mano dura contra los responsables de las muertes de febrero y octubre, incluso con la extradición de Sánchez de Lozada que nunca sucedió.
Evo cayó en sus propias contradicciones. El senador de CN y exmilitar, Marcelo Antezana, aseveró que el jefe de Estado cayó en sus propias contradicciones con octubre del 2003.

Ya que la pelea en aquel entonces fue por la exportación de gas natural a Chile, de la cual, el mandatario fue uno de los mayores críticos, sin embargo en el CELAC le sugiere a su par chileno Sebastián Piñera, intercambiar gas por mar.

Enfatizó que tanto Febrero como Octubre Negro, son el inicio de una especie de revolución de necesidades insatisfechas, donde los gobiernos de turnos no supieron dar una lectura correcta a la problemática nacional y lo mismo está pasando con el gobierno actual.

Informe
OEA culpa a la Policía de provocar la pelea

Informe. El 12 de mayo de 2003, el representante de la Organización de Estados Americanos (OEA) de la época, César Gaviria, culpó a la institución verde olivo de ser la responsable de los hechos de Febrero Negro. Incluso la OEA, sugiere al Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada la separación de sus cargos a los amotinados.

Sin embargo, en la reyerta perecieron 10 policías frente a 4 efectivos militares. Mientras que a los de las Fuerzas Armadas, sugiere a la Fiscalía derivar el caso a la justicia militar. Cinco meses más tarde Goni se ve obligado a renunciar tras lo sucedido en Octubre./MCM

Día a día de la reyerta

Acuartelados.  El lunes 10 de febrero los efectivos de los distritos policiales 1, 2, 3, 4 y 5 junto al GES se acuartelaron por un recorte a su presupuesto, por el impuestazo al salario. Se pudo evitar el motín, pero no fue efectiva la intervención gubernamental.

Amotinamiento. El martes 11, el Grupo Especial de Seguridad (GES) a la cabeza  mayor David Vargas,  se amotinó frente a la Casa de Gobierno, ubicada a media cuadra de la Plaza Murillo, exigiendo mejoras salariales para los policías.

Enfrentamientos.  El miércoles 12 y jueves 13 de febrero, se produjo el enfrentamiento entre los efectivos policiales y los militares. Dejando como saldo 30 muertos y más de 200 heridos, entre  uniformados y civiles en la sede de Gobierno.

Carta a la OEA. Después de los hechos luctuosos, el viernes 14 de febrero, el canciller Carlos Saavedra, envía una carta a la OEA para investigar y poder dar con los responsables, el organismo culpa a la institución policial.

Punto de vista

Víctor Hugo Velasco
Pdte. de la Asoc. Bol. de DDHH

"Diez años de impunidad sin responsabilidad civil"
"Transcurrieron 10 años desde que en la ciudad de La Paz y a raíz de un posible impuestazo a los salarios, se haya suscitado una revuelta y enfrentamientos entre policías y militares en el país.

Esto a raíz de una represión en primera instancia de unos efectivos castrenses contra unos estudiantes del colegio Ayacucho, quienes se encontraban marchando.

Sumados a eso, del reclamo de mayor asignación y recursos para la  institución verde olivo. Esta década transcurrió impune, y no hay responsabilidad civil en Febrero Negro al igual que Octubre Negro, con desenlaces fatales a consecuencias de políticas erradas, dejando luto y dolor a muchas familias bolivianas. Hay que mirar atrás para evitar que sucedan estos incidentes, porque es muy importante que los gobernantes tengan que recurrir a la historia, para ver un mejor rumbo con las políticas amedrentadoras gubernamentales en contra de la población y de la democracia. Ahora se mantiene latente estos hechos tras los comentarios de Morales de dar gas por mar'.// El Día


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top