a

Hugo Chávez hizo el amago de entregar la espada del prócer de la Independencia, Simón Bolívar, a Nicolás Maduro, vicepresidente, canciller y desde el sábado por la noche, sucesor oficial del recién reelegido presidente de Venezuela. “Nicolás, ahí está la espada de Bolívar, la que le dieron a Bolívar en el Perú”, dijo el mandatario, segundos después de anunciar por televisión que el cáncer que le diagnosticaron en junio de 2011 ha vuelto a arreciar y que si no sobrevive a este nuevo episodio, Maduro debe tomar su lugar. Pero ninguno de los ministros presentes en la reunión, retransmitida por todas las cadenas de radio y televisión del país, le alcanzó a Chávez el sable, bañado en oro y orlado de diamantes. Habría sido demasiado para una sola noche, publicó EL PAÍS.

Es la primera vez que Chávez admite en público la posibilidad de que no pueda continuar al frente de Venezuela, después de haber obtenido un cuarto mandato consecutivo en las elecciones de octubre. Desde que se confesó enfermo, en junio de 2011, Chávez se ha sometido a tres cirugías y a tratamientos de radio y quimioterapia. Pero nunca antes había permitido que se colase en su discurso el tema de la sucesión. “Aquí hay Chávez para rato”, solían decir él y sus ministros hasta el giro copernicano de la noche del sábado, cuando la salud del comandante les obligó a hacer nuevos planes.

La semana pasada los médicos que tratan a Chávez en La Habana le confirmaron que las “células malignas” habían reaparecido, en el mismo lugar de su abdomen donde le han extirpado dos tumores cancerígenos. El Presidente venezolano tiene previsto volar a Cuba para operarse por cuarta vez y ante cualquier eventualidad, ha dejado órdenes claras a sus seguidores. “Si algo ocurriera, que me inhabilitara de alguna manera, Nicolás Maduro no sólo debe concluir el período, como manda la Constitución, sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que en ese escenario, que obligaría a convocar a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente. Yo se los pido desde mi corazón”, dijo Chávez.

La preocupación de Chávez es que su ausencia no ponga en riesgo la estabilidad del régimen que ha logrado construido en 14 años de Gobierno. “En cualquier circunstancia, debemos garantizar la marcha victoriosa de la revolución bolivariana, construyendo la democracia nueva, la vía venezolana al socialismo”, ha dicho a los suyos. Desde que se supo sobre su enfermedad, se ha desatado una lucha de poder por la sucesión en el seno del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV): una organización donde conviven el radicalismo de izquierda y el militarismo de derecha. A ellos iba dirigido este mensaje: “Pido todo el apoyo del pueblo y de todas las corrientes, civiles y militares, en primer lugar, para el Gobierno revolucionario en esta coyuntura, y el apoyo y la unidad ante las decisiones que tendremos que ir tomando. Hoy tenemos patria, que nadie se equivoque”.

El 16 de diciembre, el chavismo y la oposición volverán a medir fuerzas en las elecciones de gobernadores y parlamentos regionales convocadas para ese día. La victoria contundente de Chávez en octubre ha sido asumida como garantía de triunfo para sus candidatos en la mayoría de los 23 Estados del país. Porque el chavismo no ha reconocido a otros líderes: aunque Chávez no sea candidato, aunque su nombre no aparezca en las papeletas, es por él y por su movimiento por quien votan en última instancia. Pero ahora que la enfermedad dispone otra cosa, sus candidatos deberán arreglárselas solos.// El Diario

Chavismo apoya a Chávez en las calles y la oposición dice que hay alternativa

Miles de seguidores de Hugo Chávez acogieron ayer la noticia de la reaparición del cáncer del presidente venezolano saliendo a las calles en diferentes ciudades de Venezuela, mientras la oposición reaccionó recordando que en el país hay alternativa de poder.

La Asamblea Nacional (AN, unicameral) autorizó unánimemente ayer que el presidente pueda viajar a Cuba para operarse por cuarta vez de un cáncer que le ha obligado a pasar por el quirófano en tres ocasiones desde que en junio de 2011 fue diagnosticado con el mal.

El pleno del Legislativo fue convocado de manera extraordinaria luego de que el gobernante, de 58 años, anunciara en cadena nacional de radio y televisión que el cáncer estaba de vuelta y requería urgentemente de una cuarta intervención quirúrgica.

Sin más precisiones sobre su cáncer, del que se sabe que está en la zona pélvica, pero no su ubicación exacta y tipo, Chávez aludió por primera vez al riesgo de muerte u otra inhabilitación y nombró como su sucesor al vicepresidente y canciller, Nicolás Maduro.

Los diputados de la oposición expresaron ayer en la Asamblea palabras de apoyo al presidente, aunque el diputado de Primero Justicia Julio Borges aprovechó para plantear objeciones en la forma en que se ha manejado el asunto por parte del Gobierno.

"Este tema de la enfermedad del presidente no se ha manejado con la transparencia y la verdad que nuestro pueblo merece y esas son cosas sobre las que un país democrático tiene que discutir" para encontrar "las salidas a la crisis que se está planteando", señaló.

"El presidente tiene todo el derecho a curarse, pero Venezuela tiene el derecho a saber la verdad", subrayó Borges.

Los diputados oficialistas pusieron en duda las palabras de solidaridad y buenos deseos de sus colegas antichavistas, a algunos de los cuales incluso tildaron de "buitres".

"No sé por qué no le creo", llegó a decirle a Borges el presidente de la AD, el oficialista Diosdado Cabello.

El líder opositor venezolano Henrique Capriles, excandidato a la Presidencia, manifestó también su solidaridad y sus mejores deseos para Chávez, y afirmó que él no está sacando cuentas con la situación que se ha generado.

"Esperamos que Dios lo bendiga y que la virgen lo cubra con su manto. Las luchas políticas son distintas a lo que corresponde a la parte del ser humano (...) y los venezolanos nos caracterizamos por ser profundamente solidarios", señaló el líder opositor en declaraciones a periodistas.

Chávez, de 58 años, tocó la posibilidad de nuevos comicios.

"Yo no ando sacando cuentas ni estamos allí jugando a lo que esas mentes, que yo sé perfectamente cuales son, quisieran que nosotros estuviéramos jugando", declaró Capriles al ser consultado por periodistas sobre sus aspiraciones a una nueva candidatura presidencial.

Igualmente otros líderes de la oposición coincidieron en la necesidad de actuar con cautela y afirmaron, no obstante, que hay que mostrarse a la vez como alternativa de poder.

Mientras tanto, miles de chavistas salieron ayer a las calles del país para expresar su apoyo al presidente entre la conmoción y la sorpresa.

Las banderas, las camisetas de apoyo al presidente, las recientes enseñas de la contienda electoral del 7 de octubre, las gorras y todo la simbología que habitualmente pasean los chavistas no podían esconder las caras largas y los gestos compungidos, en corrillos donde sólo se hablaba de la mala nueva en Caracas.

Luis Murray, un formador de 56 años, afirmó que el anuncio da a los seguidores de Chávez un "impulso adicional" para seguir "luchando y profundizar" el proceso revolucionario.

"Yo quedé impactado, emocionalmente quedé afectado, pero también me hice un llamado: si ya nosotros tenemos 14 años transitando un proceso de cambio revolucionario (...), tenemos que estar preparados para cualquier cambio y demostrar que creemos en la idea por la cual estamos trabajando", declaró a Efe.// Jornada

Chávez se despide y deja a Maduro como sucesor

La oposición venezolana pide responsabilidad al Gobierno y asegura ser la otra alternativa.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en una sorpresiva conferencia de prensa, transmitida a todo su país, nombró el sábado por la noche a su vicepresidente, Nicolás Maduro, como a su sucesor en el Gobierno, mientras retorna a Cuba para ser operado tras la reaparición del cáncer.
“Decidimos con el equipo médico adelantar exámenes, adelantar una nueva revisión exhaustiva. Lamentablemente, en esa revisión exhaustiva surge nuevamente la presencia en la misma área afectada de algunas células malignas”, dijo el Mandatario con tono firme y rodeado de sus más cercanos colaboradores.

El Presidente firmó ante las cámaras la solicitud a la Asamblea Nacional del permiso para ausentarse de su país durante más de cinco días y a renglón seguido indicó que el vicepresidente, Nicolás Maduro, quedará a cargo del Gobierno, ungiéndole como heredero y sucesor en el caso de que algo le suceda.

Apego a la constitución.  “Debo decir algo aunque suene duro, pero yo quiero y debo decirlo, si como dice la Constitución se presentara alguna circunstancia sobrevenida que a mí me inhabilite” para seguir al frente de la Presidencia, Maduro debería concluir el periodo actual, sostuvo el gobernante. El actual periodo finaliza el 10 de enero con la asunción del nuevo mandato para la que el mismo Chávez fue elegido el pasado 7 de octubre. “Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir como manda la Constitución el periodo, sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta y total es que en ese escenario que obligaría a convocar a elecciones presidenciales ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente”, agregó. Ayer, la Asamblea Nacional de Venezuela se reunió para dar el permiso a Hugo Chávez.

EL CANCILLER de ECUADOR, RICARDO PATIÑO, también se SOLIDARIZÓ CON  EL PRESIDENTE venezolano.

EL PRESIDENTE de Bolivia, EVO MORALES, HACE VOTOS DESDE ESPAÑA POR LA MEJORA DE SU COLEGA VENEZOLANO. El Mandatario boliviano hizo un alto en su estadía en España para hacer conocer su adhesión y congoja por la recaída que sufrió el presidente venezolano, Hugo Chávez, quien anunció el sábado que debe ser operado nuevamente a causa del cáncer cervical que padece.  “Invocamos a todas las fuerzas, a todas las energías del mundo (...) expresar nuestra preocupación, nuestra tristeza, el dolor que tenemos. En este momento tan difícil, mucha suerte, mucha fortaleza para Chávez, todo por el bien de la Patria Grande”, afirmó Morales.

El cáncer que sufre Chávez

El presidente Hugo Chávez debe retornar a Cuba para someterse a una nueva intervención quirúrgica por el cáncer que padece.

20 de JUNIO de 2011. En un insólito discurso a la nación leído desde Cuba, Chávez apareció pálido y delgado, y dijo que fue operado de cáncer 20 días antes en La Habana.

20 de OCTUBRE de 2011. Tras unos exámenes médicos en Cuba, anunciaron que Chávez estaba libre del cáncer. Además, sus galenos dijeron que estaba curado.

9 de junio de 2012. Hugo Chávez dice que salió “absolutamente bien” de las pruebas médicas que se realizó tras un tratamiento de radioterapia.// La Prensa

Maduro, el ex sindicalista moderado y pragmático nombrado sucesor por Chávez

El canciller y vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, designado por el mandatario Hugo Chávez como su posible sucesor, es un ex conductor de autobús y sindicalista que se ha situado en primera línea del chavismo con su fama de moderado y pragmático.

El mismo Chávez consideró el sábado por la noche, al pedir a los venezolanos que si él quedara "inhabilitado" para gobernar eligieran presidente a Maduro, de 49 años, porque es "un revolucionario a carta cabal" y "un hombre con mucha experiencia a pesar de su juventud".

Es "uno de los líderes jóvenes de mayor capacidad" para dirigir el destino de Venezuela "con su mano firme, con su mirada, con su corazón de hombre del pueblo, con su don de gentes (...), con el reconocimiento internacional que se ha ganado", aseguró el mandatario.

Maduro fue nombrado vicepresidente tras la reelección de Chávez el pasado 7 de octubre y ratificado al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores, cargo que ocupa desde mediados de 2006, poco antes de que el mandatario fuera reelegido en la Presidencia para su segundo mandato de seis años.

Previamente, este ex conductor de autobús y dirigente sindical del Metro de Caracas, de trato amable, había sido presidente de la Asamblea Nacional (2005-2006), aunque su actividad parlamentaria arrancó como diputado en 1999, elegido por el Movimiento Quinta República (MVR) fundado por Chávez.

Sus destinos se habían cruzado anteriormente en el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200), también fundado por Chávez y con el que el presidente lideró un fallido golpe de estado en 1992 contra Carlos Andrés Pérez.

"Miren dónde va Nicolás, el autobusero Nicolás. Era chófer de autobús en el metro, y cómo se han burlado de él", dijo Chávez al nombrarlo en el nuevo cargo.

Al inicio de la crisis de salud del presidente en 2011, que lo mantuvo alejado de la vida pública durante casi un mes, a Maduro le tocó anunciar que Chávez había sido operado de un "absceso pélvico", y luego lo visitó frecuentemente en La Habana durante sus tratamientos médicos.

El viernes, Chávez regresó de La Habana, donde se sometió a un tratamiento de oxigenación hiperbárica y a nuevos exámenes médicos, y lo hizo acompañado de Maduro, que apareció bajando las escalinatas del avión tras el mandatario, un gesto que algunos analistas leyeron en clave sucesoria.

Maduro es considerado del ala moderada del círculo más próximo al presidente venezolano, a diferencia de otros estrechos colaboradores como Diosdado Cabello, el otro nombre que sonaba con fuerza, un exmilitar que participó en el fallido golpe de Estado de 1992 y actualmente se desempeña como presidente de la Asamblea Nacional.

Varios analistas destacan el tono conciliador de Maduro y su gran capacidad de influir y de negociar entre las distintas facciones de la coalición oficialista.

"No es ruidoso verbalmente" y "pareciera ser una persona, con la naturaleza de canciller, dispuesta al diálogo", opina el politólogo Ricardo Sucre. "Además es la opción de los (líderes cubanos Fidel y Raúl) Castro", agrega este profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

De la misma opinión es la historiadora Margarita López Maya, quien destaca "la fidelidad" de este político de físico portentoso y bigote negro, que se ha posicionado como "el mejor vocero" internacional del gobierno de Chávez.

Como canciller, Maduro adoptó al pie de la letra el discurso "antiimperialista" del presidente, hostil a Estados Unidos, así como la defensa de los regímenes de Siria o del fallecido líder libio Muamar Gadafi.

Maduro llevó adelante los procesos de integración regional impulsados por Chávez en los últimos años, como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), y la integración de Venezuela al Mercosur, así como las negociaciones con los nuevos socios político-económicos de Venezuela, como China y Rusia.

En los últimos meses, durante la convalecencia de Chávez, el canciller, unido sentimentalmente a la procuradora general de la República Cilia Flores, adoptó un papel más protagónico en la diplomacia venezolana, reemplazándolo en citas internacionales, como la Cumbre de las Américas celebrada en Cartagena (Colombia) en abril.// La Razón


0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top